Santos Rodríguez Orellana

Santos Rodríguez Orellana, el candidato presidencial que está tras las rejas

Compartir

Tegucigalpa. –Fue uno de los primeros en salir a la palestra pública y develar que el hermano del gobernante de Honduras, Juan Antonio “Tony” Hernández era narcotraficante, acción que le pasó factura convirtiéndolo así en el único candidato que desde la prisión busca ser electo presidente.

También lea: Romeo Vásquez, la “banda de los trece”, el golpe de Estado y la tercera por la presidencia

Santos Orlando Rodríguez Orellana, es el sexto de 13 hermanos que procrearon su padre el agricultor Vidal Rodríguez Reyes y su fallecida madre, Vilma Ondina Orellana. Nació en el municipio de Yamaranguila, en el departamento de Intibucá, un 12 de septiembre de 1974.

Creció en un hogar de escasos recursos debido a que sus padres solo llegaron alcanzar el segundo grado de escolaridad, trabajando la tierra lograron proporcionarle educación a Rodríguez Orellana, quien logró graduarse como maestro de educación primaria en la Escuela Normal de Occidente, del municipio de La Esperanza.

Para enero de 1995, ingresó en la Academia Militar de Honduras General Francisco Morazán donde tres años después obtuvo el título de ciencias militares con orientación de administración de empresas agropecuarias, mismo año que fue nombrado subteniente. Posteriormente, en 2005 ascendió a teniente y en 2008 se le otorgó el grado de capitán de las Fuerzas Armadas.

Por su gran desempeño, se le capacitó en inteligencia y contrainteligencia, además en control y análisis del tráfico de estupefacientes, análisis de conflicto y antiterrorismo en la Escuela de las Américas (SAO por sus siglas en inglés), en Fort Bennig, Giorgia, Estados Unidos, institución famosa por entrenar a torturadores, dictadores y promover masacres en el hemisferio occidental, que es operada por el ejército de Estados Unidos.

PROPUEESTAS DE SANTOS RODRÍGUEZ ORELLANA

Trabajará en tres pilares: Educación, salud y empleo.

-Apoyo a al sector productivo.

-Reducir a dos años el funcionamiento del Consejo Nacional Electoral para ahorrar recursos.

-Desarrollo económico sostenible, desarrollo social y la protección de grupos vulnerables.

EL HERMANO DEL PRESIDENTE

En octubre de 2016, Rodríguez Orellana, perdió el grado de capitán por baja deshonrosa que la cúpula militar determinó por supuestos “actos deshonrosos, contrarios a la ética y que afectan el prestigio de la institución”, no obstante, es la institución castrense quien ha perdido la credibilidad ante la sociedad hondureña por las vinculaciones directas en la narcoactividad y el crimen organizado.

Rodríguez Orellana reveló que, en 2014, incautó un helicóptero de Juan Antonio Hernández, hermano del gobernante de Honduras, Juan Orlando Hernández, al tiempo que denunció que el secretario de defensa, Fredy Díaz Zelaya, era parte de las estructuras del narcotráfico.

INVESTIGADO POR LOS ESTADOS UNIDOS

En el año 2016, la embajada de los Estados Unidos en Honduras emitió un comunicado en el que revelaba que Rodríguez Orellana estaba siendo objeto de una investigación por presunta participación en actividades del narcotráfico y crimen organizado.

Sin embargo, no se conocieron más avances, en tanto, prometían que como nación no serían refugio de personas involucradas en actividades criminales, aunque han respaldado el gobierno de Juan Orlando Hernández sindicado también en la narcoactividad y criminalidad organizada en casi todos los juicios contra narcotraficantes hondureños.

Para 2018, fue absuelto por un tribunal de justicia en la caribeña ciudad de La Ceiba luego de haber sido acusado por la fiscalía por delitos de allanamiento de morada y tratos de tortura contra varios ciudadanos de Brus Laguna incluido un agente de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

Otra acción que se emprendió contra el capitán en condición de retiro, fue la del secretario de defensa Díaz Zelaya, en agosto de 2020, quien presentó una querella por delitos de difamación y calumnia tras señalarlo de asociarse con narcotraficantes y permitir la construcción de pistas clandestinas de aterrizaje que facilitaran el paso de la droga.

Lea, además: Esdras Amado López, el periodista y empresario de medios que busca dirigir Honduras bajo una “Nueva Ruta”

UN ALTO COSTO

En julio del presente año, el Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector de las elecciones en Honduras, inscribió la candidatura presidencial independiente de Rodríguez Orellana bajo el Movimiento Dignidad y Esperanza (MIDE).

24 días antes de las votaciones, miembros de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) dieron captura a Rodríguez Orellana, su esposa Jennifer, Lizzeth Bonilla y su suegra Reina Lizeth Bonilla acusados por el Ministerio Público por lavado de activos e involucrarlo en el asesinato de un informante de la DEA.

Según la denuncia de la fiscalía, entre los años 2010 a 2020, Rodríguez Orellana tuvo ingresos no justificados mayores a los 238 millones de lempiras (unos USD 9.9 millones) provenientes de supuestas actividades delictivas además se detalló que mientras realizaba operativos en la región de La Mosquitia, departamento de Gracias a Dios, no declaraba en su totalidad el dinero o droga y armas que se incautaba quedándose con una parte que posteriormente eran entregadas a un grupo criminal llamado ZIPE, en la ciudad de La Ceiba.

Se realizaron nueve allanamientos y 32 aseguramientos de bienes, supuestamente propiedad de Rodríguez Orellana se precisó que entre los aseguramientos están 15 bienes inmuebles, siete sociedades mercantiles y diez vehículos, mismos que serán traspasados a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

Para Salomón Amador, apoderado legal de Rodríguez Orellana, la acción en contra de su representante es una persecución política por haber denunciado al hermano del presidente por ser narcotraficante. Tony Hernández está recluido en una cárcel de Estados Unidos tras ser declarado culpable y condenado a cadena perpetua más 30 años de cárcel.

Rodríguez Orellana es el único candidato presidencial que está detenido y desde la celda insta a los hondureños a votar por él debido a que confía que si es electo el nuevo presidente de Honduras recobrará su libertad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.