Capturan por lavado de activos a militar que denunció a Tony Hernández por narcotráfico

Compartir

El capitán en condición de retiro, Santos Rodríguez Orellana, es trasladado por la Agencia de Investigación Criminal (ATIC) a las instalaciones militares ubicadas en la comunidad de Mateo, Francisco Morazán, donde permanecerá previo a presentarse a la audiencia inicial de imputado. Foto de portada: tomada de las redes sociales del Ministerio Público.

Tegucigalpa. –Agentes policiales capturaron este jueves al capitán de las fuerzas armadas en condición de retiro, Santos Rodríguez Orellana, por suponerlo responsable del delito de lavado de activos e involucrarlo en el asesinato de un informante de la Administración de Control de Drogas de los Estados Unidos (DEA por sus siglas en inglés).

La captura fue efectuada en el aeropuerto internacional de Toncontín en la capital hondureña en horas de la mañana cuando Rodríguez Orellana, quien es candidato presidencial del Movimiento Independiente Dignidad y Esperanza (MIDE), regresaba de la isla caribeña de Roatán.

Elementos de la Agencia Técnica de Investigación Criminal (ATIC) detuvieron a Orellana junto a su esposa Jennifer Lizzeth Bonilla, luego que retornaban a la capital tras realizar una gira política de cara a las elecciones del 28 de noviembre. Mientras que su suegra, Reina Lizeth Bonilla, fue arrestada en una estación gasolinera en Santa Rosa de Copán, en el occidente de Honduras.

A Rodríguez Orellana y sus familiares se les acusa que, entre los años 2010 a 2020, tuvieron ingresos no justificados mayores a los 238 millones de lempiras (unos USD 9.9 millones) provenientes de supuestas actividades delictivas debido a que, según la investigación, en el análisis financiero solo se pudo comprobar un ingreso bruto de dos millones y en salarios netos 813,918 lempiras (unos USD 33,900).

Además, la fiscalía hondureña reveló que un testigo protegido oriundo del municipio de Brus Laguna en el oriental departamento de Gracias a Dios, detalló que mientras realizaba operativos en la región no declaraba en su totalidad el dinero o droga y armas que se incautaba quedándose con una parte que posteriormente eran entregadas a un grupo criminal llamado ZIPE, en la ciudad de La Ceiba.

De igual forma, se señala a Rodríguez Orellana de estar involucrado en la muerte de varias personas incluido un informante de la DEA.

Mediante escuchas telefónicas, la parte acusadora afirma que el acusado negociaba entregar parte de la droga a organizaciones criminales que operan en el sector de La Mosquitia y el dinero ilícito que recibía era enviado a su esposa y suegra.

ALLANAMIENTOS Y ASEGURAMIENTO DE BIENES

Mediante otro comunicado el Ministerio Público informó sobre nueve allanamientos y 32 aseguramientos de bienes, supuestamente propiedad de Rodríguez Orellana.

Se detalló que los allanamientos se registraron en Tegucigalpa y en el municipio de Yamaranguila, en el occidental departamento de Intibucá de donde es originario el militar en condición de retiro.

Entre los 32 bienes asegurados se precisó 15 bienes inmuebles, siete sociedades mercantiles y diez vehículos, mismos que serán traspasados a la Oficina Administradora de Bienes Incautados (OABI).

En reiteradas declaraciones en medios de comunicación, Rodríguez Orellana y Jennifer Bonilla, su esposa, siempre han insistido en ser personas pobres y luchadoras.

Santos Rodríguez Orellana
Esta vivienda, ubicada en Tegucigalpa, es uno de los 32 bienes asegurados a Santos Rodríguez Orellana. (Foto: redes sociales del Ministerio Público).

Nota relacionada “Las FF.AA. me echan para que me asesinen”: Capitán Santos Rodríguez Orellana

ACUSÓ A TONY HERNÁNDEZ POR NARCOTRÁFICO

En octubre de 2016, Rodríguez Orellana fue dado de baja deshonrosa en la institución militar por supuestos “actos deshonrosos, contrarios a la ética, y que afectan el prestigio e imagen de la institución” al implicarlo en vínculos con la narcoactividad.

Sin embargo, Orellana testificó que la acción en su contra fue a causa de haber incautado, en 2014, un helicóptero de Juan Antonio Hernández, hermano del gobernante de Honduras, Juan Hernández. A raíz de sus declaraciones recibió amenazas a muerte.

ESTADOS UNIDOS LO SINDICA EN INVESTIGACIÓN

 En 2016, la Embajada de los Estados Unidos en Honduras informó mediante un comunicado que Orellana era objeto de una investigación por presuntos vínculos con la narcoactividad y corrupción advirtiendo que la nación del norte no sería refugio de personas involucradas en actividades criminales. Aunque, hasta la actualidad la investigación no presentó más avances.

LIBRADO DE ACUSACIONES Y QUERELLAS

En 2018, Rodríguez Orellana fue absuelto por un tribunal de justicia de la ciudad de La Ceiba tras haber sido sindicado por el Ministerio Público por el delito de allanamiento de morada y tratos de tortura contra varios ciudadanos de Brus Laguna.

En agosto de 2020, el secretario de defensa, Fredy Díaz, presentó una querella en su contra por supuestos delitos de difamación y calumnia luego que lo señalara de asociarse con narcotraficantes y permitir la construcción de pistas clandestinas para facilitar el paso de drogas.

“UNA VENGANZA DEL PRESIDENTE”

Al momento de su captura, Rodríguez Orellana manifestó que la justicia de Honduras “debería presentar requerimiento fiscal contra ese montón de narcos” al tiempo que aseguró que no encontrarán nada refiriéndose a la millonaria suma de dinero por el que se le acusa.

Asimismo, se preguntó si de la misma manera que él fue capturado será detenido el presidente hondureño señalado en tribunales de Estados Unidos por ser parte de actividades de narcotráfico y crimen organizado.

Según Rodríguez Orellana, su detención “es una venganza del presidente porque su hermano está preso en Estados Unidos”.

Entre tanto, su esposa y abogada, Jennifer Bonilla, exclamó en el momento de la captura: “lo que quieren hacer es matarnos”.

El apoderado legal de Santos Rodríguez Orellana, Salomón Amador, reprochó las acciones de la Fiscalía Especial Contra el Crimen Organizado (FESCCO) al asegurar que no se le proporcionó información sobre la orden de captura y porque pese a que ofreció presentar a su defendido no obtuvo una respuesta favorable.

“El capital durante fungió como capitán activo se dedicó a cumplir su labor que le fue encomendada que era combatir el narcotráfico y todos sabemos que se dieron los frutos por acciones del capitán”, declaró.

SU ASPIRACIÓN PRESIDENCIAL

En junio de este año, el Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector de las elecciones en Honduras, inscribió la candidatura presidencial independiente de Orellana bajo el Movimiento Dignidad y Esperanza (MIDE).

La normativa electoral exigía 65,000 firmas en respaldo a su aspiración política, sin embargo, Orellana entregó 90,000 y presentó los demás requisitos requeridos.

Puede interesarle: Entuertos en el CNE ponen en vilo elecciones en Honduras

Según Amador, la detención de su representado se debe a una persecución al considerarlo como “el único candidato que ha manifestado hechos concretos contra la corrupción”.

La continuidad de Rodríguez Orellana por la presidencia de la república dependerá de la decisión del juez en la audiencia de declaración de imputado siempre y cuando determine defenderse en libertad. Por los momentos, ha sido trasladado al Fuerte General Cabañas, una zona militar localizada en la comunidad de Mateo, en el departamento de Francisco Morazán.

El capitán en condición de retiro, Santos Rodríguez Orellana, figura como candidato presidencial para las elecciones del 28 de noviembre

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.