Certeza.|El Mirón|Noticias Destacadas

FA.AA. de Honduras recurre al descrédito de la prensa para defenderse de acusaciones de narcotráfico

Lavemos la corrupción en casa

Compartir

En las últimas semanas medios de reconocida trayectoria internacional han informado que la justicia estadounidense está próxima a iniciar un juicio al presidente de Honduras por su supuesta participación en el narcotráfico, pero en respuesta la jerarquía castrense dice que las publicaciones son una especulación.

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. -La institucionalidad hondureña ha sido acorralada por las últimas acusaciones que se desprenden de Estados Unidos, las que afirman que el Gobierno de Honduras, liderado por Juan Hernández, ha colaborado con actividades ilícitas ligadas al narcotráfico.

Los cuestionamientos se han extendido hacia las Fuerzas Armadas, incluso en el juicio a Tony Hernández—hermano del presidente Juan Hernández—el fiscal del Distrito Sur de Nueva York Emil Bove, sostuvo que militares y policías hondureños han sido colaboradores de narcotraficantes en la región.

Y en el proyecto de Ley de Derechos Humanos y Anticorrupción de Honduras, introducida la semana pasada en el Senado estadounidense por un grupo de senadores demócratas, se desaprueba la creación de la Policía Militar del Orden Público por estar implicada en ejecuciones extrajudiciales, por lo que la normativa plantea la prohibición de exportación de municiones incluidos gases lacrimógenos, gas pimienta, balas de goma, cañones de agua, esposas, pistolas paralizantes, laser y armas de fuego semiautomáticas hasta que las fuerzas de seguridad logren 12 meses sin cometer violaciones de derechos humanos.

Pero estos hechos han sido calificados como especulaciones por el jefe del Estado Mayor Conjunto, Tito Livio Moreno, quien dijo a periodistas que hay una campaña mal intencionada contra su institución, promovida por medios de comunicación y grupos políticos.

LA FRASE

Periodistas cuestionaron a Moreno por las acusaciones que insisten en que la institución armada habría brindado colaboración a Tony Hernández para fortalecer el tráfico de drogas hacia los Estados Unidos. Ante el asedio de la prensa el jefe militar contestó: Las Fuerzas Armadas de Honduras no están ligadas en nada incorrecto, estamos sujetos a cualquier investigación nacional, tenemos procesos que garantizan que todos los miembros estén certificados.

No tenemos nada que ver en estas cosas mencionadas, estos entes legales internacionales hablan en general, quienes han interpretado esto son los medios de comunicación, es pura especulación.

No es cierto que estemos involucrados en narcotráfico, somos una institución responsable y actuamos bajo lo que establece la Ley.

 

El Mirón

EN ESTADOS UNIDOS LA PERCEPCIÓN ES DISTINTA

Los señalamientos no son promovidos o malinterpretados por medios de comunicación como afirmó Moreno, son producto de las acusaciones sostenidas por la Fiscalía del Distrito Sur de Nueva York, que han salpicado a las autoridades hondureñas y que periodistas y medios de comunicación extranjeros han develado con transcripciones de los juicios e informes oficiales.

También lea: Medios tradicionales omiten investigación en EE. UU. a presidente de Honduras

Si bien las acusaciones de la Fiscalía son amparadas en testimonios de personas procesadas por el delito de tráfico de drogas en Estados Unidos, los fiscales afirman que tienen suficientes elementos probatorios para demostrar que los Hernández junto a instituciones como las Fuerzas Armadas han conspirado para introducir cocaína a este país.

Un momento contundente en el marco de estas acusaciones se dio en el cierre del juicio a Tony Hernández, cuando el fiscal del Distrito Sur de Nueva York, Emil Bove concluyó y expresó ante el juez Kevin Castle, que Honduras se había convertido en un país que usa su institucionalidad para fortalecer actividades ilícitas.

Bove enfatizó en el poder ejercido por Tony Hernández en su calidad de diputado y hermano del presidente Juan Hernández, para corromper la institucionalidad y ponerla al servicio del tráfico de drogas.

El fiscal afirmó que Tony Hernández recibió ayuda de policías y militares para traficar droga hacia Estados Unidos.

También lea: Conclusiones del juicio: Tony Hernández se alió con su hermano, el presidente de Honduras para traficar droga

Asimismo, la Fiscalía recalcó que las autoridades policiales y militares colaboraron con Hernández para eliminar a sus rivales y enemigos en el tráfico de drogas.

“La cúpula de las Fuerzas Armadas salió a defenderse porque saben que el presidente ha sido salpicado por esa situación, entonces deben defender al patrón que les dio el trabajo”, valoró el capitán Santos Rodríguez Orellana, quien fue separado de la institución castrense por denunciar el involucramiento de Tony Hernández en el tráfico de drogas.

Según Rodríguez Orellana, la postura que mantiene el jefe del Estado Mayor Conjunto denota fidelidad a Juan Hernández, situación que debilita la credibilidad de las Fuerzas Armadas.

“Sabemos que estos generales sin la ayuda de políticos nunca hubiesen llegado a los cargos que tienen, entonces por eso es que entendemos que defiendan de esa forma al presidente, parecen activistas políticos que cuidan su trabajo”, cuestionó Rodríguez Orellana.

PRESIDENTE Y SUS COLABORADORES EN LA MIRA DE LA JUSTICIA DE EE. UU.

La presentación del proyecto de Ley sobre los Derechos Humanos y Anticorrupción en Honduras por parte de senadores demócratas en el Senado de Estados Unidos agudizó la preocupación de funcionarios porque las acusaciones en su contra se vuelven cada vez más fuertes.

El proyecto va dirigido contra la gestión de Juan Hernández, y plantea suspender ayudas en materia de seguridad de forma inmediata.

El documento expone que la Fiscalía tiene evidencia sustancial de que el presidente Juan Hernández ha participado en actividades criminales y que además ha usado las instituciones del Estado para proteger y facilitar el tráfico de drogas.

También lea: Presidente de Honduras sería investigado bajo la Ley Kingpin

“Desafortunadamente en Honduras surgen estas denuncias, pero no hay entes serios que las procesen, por eso todo se diluye sin mayor impacto”, comenzó interpretando el analista Tomás Andino.

Desde el punto de vista de Andino, las declaraciones de Livio Moreno solo denotan preocupación a lo interno de las Fuerzas Armadas, porque ellos saben que las acusaciones tienen toda la seriedad del caso.

“Sabemos que las acusaciones que se desprenden de Estados Unidos son graves, que lo sostenga un fiscal no es cualquier cosa, entonces esto no es una conjetura, y las autoridades hondureñas no son responsables con sus declaraciones”, insistió Andino.

El analista invitó a las Fuerzas Armadas a que si no tienen asuntos pendientes con la justicia, que se pongan a disposición de los tribunales estadounidenses.

MILITARES, POLICÍAS Y POLÍTICOS CIERRAN FILAS ALREDEDOR DE HERNÁNDEZ

Luego de las acusaciones en el Senado de Estados Unidos, los altos funcionarios de gobierno, diputados y jerarcas militares de Honduras han evidenciado su preocupación. En la última semana el Consejo Nacional de Defensa y Seguridad, dirigido por Juan Hernández, convocó a una sesión de emergencia en el Congreso Nacional para pronunciarse al respecto y también para cerrar filas en torno a las acusaciones.

Más allá del discurso de lucha contra la criminalidad y crimen organizado, las Fuerzas Armadas, Policía Nacional y políticos, establecieron que son fieles a Juan Hernández y que no harán nada para interrumpir su mandato.

El jefe del Estado Mayor, Tito Livio Moreno fue uno de los funcionarios que sostuvo una postura firme al respecto, incluso llamó a todas las bases de las Fuerzas Armadas a mantenerse leal a la institución y a sus principios.

Moreno defendió a su institución, afirmando que en los últimos años han garantizado la democracia y servido a la nación en la lucha contra el narcotráfico y criminalidad organizada.

La defensa alrededor de Hernández conllevó para que en los últimos días diez militares de alto rango, que se resisten a ser fieles al gobernante, fueran separados por faltas contra la imagen y el decoro institucional, argumentaron los portavoces de la institución uniformada al informar sobre el hecho.

Por su parte el ministro de Defensa, Fredy Díaz Zelaya (también mencionado por narcotraficantes en Estados Unidos), salió al paso a defender su gestión y dejó claro que seguirán actuando bajo el mandato de Juan Hernández.

“Sabemos que las Fuerzas Armadas han sido manejadas por personas que no tienen escrúpulos, entonces siguen mintiéndole al pueblo hondureño, yo por ejemplo he denunciado estas situaciones que hoy han salido desde Estados Unidos, y el tiempo me da la razón”, comentó Santos Rodríguez Orellana.

El capitán sostuvo que las afirmaciones de Moreno orientadas a culpar a periodistas de las acusaciones contra las Fuerzas Armadas son poco serias. “Es ridículo lo que dicen, buscan confundir a la población, pero sé que tienen miedo porque la justicia pronto tocará sus puertas”, manifestó Rodríguez Orellana.

FISCALÍA HONDUREÑA AL SERVICIO DE CORRUPTOS Y NARCOTRAFICANTES

A pesar de las denuncias emitidas en los tribunales de Estados Unidos, la justicia hondureña sigue brillando por su ausencia, lo que a juicio del analista Tomás Andino, evidencia el control político de las instituciones.

“El papel de las instituciones en Honduras es lamentable y solo demuestra que están controladas por políticos que se escudan en esa situación para protegerse de las ilegalidades que cometen”, lamentó Andino.

Por su parte Rodríguez Orellana agregó, “las Fuerzas Armadas seguirán defendiendo a estas personas y esto es penoso para una institución que debería actuar de forma distinta. También es terrible que la Fiscalía hondureña no haya hecho nada al respecto, esto significa que desde hace mucho tenían conocimiento, pero han preferido proteger a políticos”.

Bajo esa perspectiva Tomás Andino cree que la ciudadanía debe concentrarse y no dejarse distraer por campañas que son ideadas por el oficialismo que señala que quienes acusan al presidente y a la institución castrense son organismos sin seriedad.

“Pretenden salir del foco de las acusaciones y desviar la atención mediática, ellos saben que lo que se ha dicho en Estados Unidos es grave, por eso creo que también es una forma de lavarse la cara”, concluyó Andino.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.