Eduardo Martell

Eduardo Martell, el solitario opositor que busca convertirse en alcalde de la capital

Compartir

Tegucigalpa. –El candidato rojiblanco que aspira a ser elegido por los capitalinos como su alcalde se presenta a las elecciones generales sin la unción del nuevo líder de los liberales y alejado de una alianza de opositores.

José Eduardo Martell Castro, nació un 11 de noviembre de 1977, en Tegucigalpa. Hijo de José Eduardo Martell Mejía y de Adriana Castro, familia cimentada y militantes activos del Partido Liberal.

También lea: Tras fallidos intentos para ser alcalde, Eliseo Castro ahora busca convertirse en diputado

En 1982, a la edad de cinco años, su padre fue nombrado embajador de Honduras en República Dominicana, donde cursó sus primeros años de escolaridad. Posteriormente, su progenitor fue trasladado a Sevilla, España, logrando llegar hasta séptimo grado. Regresó a Tegucigalpa graduándose en el Instituto San Miguel como bachiller en ciencias y letras.

Ingresó a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), en 1996, para luego obtener el título de abogado. En el 2003 se fue a Salamanca, España, a estudiar un doctorado en sistemas políticos contemporáneos.

En su experiencia profesional fue catedrático en la facultad de Ciencias Jurídicas y Sociales de la Universidad Tecnológica Centroamericana (Unitec) y es socio del Bufete Martell y Abogados.

Está casado con Dalmira Elizabeth Martínez con quien procreó tres hijas.

Noticia Relacionada: Ebal Díaz: el cómplice de JOH que busca una diputación en el Congreso

 

SU SALTO EN LA POLÍTICA

A sus 14 años, en 1991, presenció una reunión de campaña política en la que estaba su padre con el extinto expresidente de Honduras, Carlos Roberto Reina Idiáquez, generándole un deseo ferviente por la política y lo impulsó a apoyar la campaña en actividades básicas, ordenando salones, e inflando globos.

Fue parte de la refundación de la Asociación de Estudiantes Liberales de Honduras y miembro de la juventud liberal de Tegucigalpa. Ya para 2002 fue electo como directivo de la juventud liberal. En 2008 y 2009 incursionó como coordinador de distritos.

Al no observar un proyecto político de cambio dentro de los rojiblancos, por el contrario, más tradicionalismo, para el proceso electoral primario de 2017 decidió aspirar a una precandidatura presidencial dentro del Partido Liberal bajo el movimiento Nueva Actitud obteniendo solo 20,997 votos, aunque esto le permitió ser electo miembro del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL).

Cuenta que fue objeto de todo tipo de ofrecimientos para declinar a su precandidatura, incluso recibió ofertas para incorporarse a otros movimientos como primer diputado o ser designado presidencial en la corriente de Gabriela Núñez.

En las elecciones primarias de 2021, decidió lanzar su precandidatura a alcalde en la corriente Recuperar Honduras, que lideraba Luis Zelaya, siendo electo el candidato del partido para las elecciones generales.

Lea, además: Carlón, de la dinastía Zelaya, va por un tercer periodo en el Congreso

EN SOLITARIO

Martell es el candidato opositor que acude prácticamente en solitario a enfrentar a sus adversarios ya que no compagina con el candidato presidencial, Yani Rosenthal, por ser un exconvicto al ser declarado culpable de delitos vinculados a la narcoactividad en los Estados Unidos.

Tal situación llevó a Rosenthal a tener acercamientos con Godofredo Fajardo, candidato a la alcaldía por la Democracia Cristiana (DC), partido afiliado al Partido Nacional al que ha pertenecido toda su vida Fajardo. Estos acercamientos, que aunque no prosperaron porque la Ley Electoral lo prohíbe para , y darle la espalda a Martell quien reconoce que hay diferencias, pero no considera a Rosenthal su enemigo.

Asimismo, afirma que aplaude la alianza que conformó el candidato del Partido Libertad y Refundación (Libre), Jorge Aldana, con el del Partido Salvador de Honduras (PSH), Cárlenton Dávila, aunque esto lo deja prácticamente en solitario en su aspiración por la comuna.

Martell ha sido parte de las negociaciones con Aldana y Dávila, sin embargo, considera que él debe encabezar la alianza de hecho porque fue el candidato más votado en las elecciones primaras con 27,317 votos contrario a Aldana que obtuvo 26,265.

No obstante, afines al Partido Libre como María Luisa Borjas y Wilfredo Méndez, la organización Alfredo Landa Verde y ahora la Plataforma Amplia Nacional Liberadora (PANAL) han anunciado el respaldo a su candidatura.

Martell asevera que su rival a vencer es el candidato del oficialista Partido Nacional, David Chávez, aunque algunos vaticinan que está condenado a seguir el legado que marcó a Luis Zelaya al ser derrotado de manera humillante en las elecciones generales de 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.