Vivimos con miedo, vivimos aterrorizados

“Vivimos con miedo, vivimos aterrorizados”: relata defensora de Guapinol

Compartir

Fotos: Jorge Burgos/Criterio.hn

Tegucigalpa. Juana Ramona Zúñiga es una lideresa en la defensa de los ríos Guapinol y San Pedro, y las 34 cuencas de agua de la zona núcleo del Parque Nacional Carlos Escalera en Tocoa, Colón. Sin embargo, este resguardo de los bienes naturales ha causado la militarización de las comunidades y la criminalización de la población.

Zúñiga conoce de primera mano lo que esta persecución significa, pues su compañero de hogar, José Abelino Cedillo, lleva 26 meses en detención ilegal junto a otros siete defensores por los supuestos delitos de incendio agravado y privación injusta de la libertad en perjuicio de la minera Inversiones Los Pinares S.A. de C.V. y Santos Hernández Corea.

Juana Ramona Zúñiga conoce de primera mano lo que significa la persecución , pues su compañero de hogar, José Abelino Cedillo, lleva 26 meses en detención ilegal junto a otros siete defensores

Nota relacionada: Justicia hondureña niega nuevamente libertad a defensores de Guapinol tras 26 meses de detención ilegal

Durante su participación en el webinar «Defensorxs del Medio Ambiente: En la Primera Línea de la Lucha Contra el Cambio Climático», organizado por la organización Peace Brigades International en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático de 2021 (COP26); la ambientalista narró el suplicio que viven quienes defienden el medio ambiente en Honduras.

«Vivimos con miedo, vivimos aterrorizados», afirmó la lideresa al relatar que no hay un solo ente del Estado que vea por la protección de quienes defienden los bienes comunes. Calificó la situación que viven como difícil, pues «todos los que luchamos por defender nuestros recursos naturales, por oponernos a estos proyectos, somos criminalizados, somos perseguidos» y las comunidades son militarizadas.

Señaló que esta forma de actuar por parte del Estado de Honduras cuando criminaliza a quienes se oponen a la implantación de proyectos que ocasionan contaminación es un «patrón» que busca atemorizar. Al ser encarcelados, «el miedo entra a las comunidades», pues no es fácil estar privado de libertad y lejos de la familia, como es el caso de los ocho defensores de Guapinol.

Lea también: Denuncian complicidad de presidente del Poder Judicial en detención ilegal de los defensores de Guapinol

La defensora de Guapinol contó que al alzar sus voces por la defensa del Parque Nacional Carlos Escaleras fueron criminalizadas 32 personas, de estas 13 fueron sobreseídas y ocho permanecen desde hace más de dos años bajo detención ilegal. Esto pese a que son reconocidos defensores ambientales y que el mismo Grupo de Trabajo de Naciones Unidas sobre Detención Ilegal concluyó que su detención era arbitraria y debían ser liberados a la brevedad.

CONTAMINACIÓN Y ENFERMEDADES 

Zúñiga, quien forma parte del Comité Municipal de Defensa de los Bienes Comunes y Públicos (CMDBCP), contó que cuando estas empresas llegan a las montañas con el objetivo de extraer material -en este caso óxido de hierro a cielo abierto-, lo hacen ofreciendo empleo. Sin embargo, el costo en contaminación sobrepasa los beneficios que se podrían obtener en empleos.

En el caso de la contaminación del agua, la defensora planteó que incluso preparar el biberón de un bebé es problemático. Ante la contaminación de las fuentes de agua a la que recurrían antes, la gente que no puede comprar botellones de agua hace uso del líquido contaminado. Esto provocó que la niñez de las comunidades afectadas padeciera alteraciones de la salud, específicamente en piel, estómago e intestinos.

Además: Honduras quiere acceder a fondos verdes, pero criminaliza a defensores como los de Guapinol

«Eso fue para nosotros un motivo de lucha, un motivo de indignación, cuando nuestros ríos aparecieron de un día a otro contaminados. Era un agua que duró siete meses inservible, que ni los animales la querían y que, sin embargo, había personas que así la tomaban», contó.

No es que las comunidades no quieran desarrollo, fuentes de empleo, declaró Zúñiga, «queremos desarrollo, queremos fuentes de empleo, pero fuentes de empleo que no traigan contaminación, que no vengan a dañar nuestras fuentes de agua, a dañar nuestros ríos».

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.