Eliseo Castro

Tras fallidos intentos para ser alcalde, Eliseo Castro ahora busca convertirse en diputado

Compartir

Tegucigalpa. –Al no lograr convertirse en alcalde del Distrito Central, actualmente busca una curul dentro del Congreso Nacional entre 230 candidatos y, una vez más, la división del Partido Liberal le podría pasar factura como en 2009.

Santos Eliseo Castro Pavón, nació un 19 de mayo de 1952, en el municipio de San Isidro, en el sureño departamento de Choluteca, en el hogar que conformó su padre Benigno Castro y Rosa Pavón, ambos fallecidos. Es el mayor de ocho hermanos, cuatro mujeres y cuatro hombres.

También lea: Sobeyda Andino, votó a favor de la reelección ilegal de Óscar Chichilla y ahora busca su reelección en el Congreso

Sus estudios primarios los cursó en la escuela José Trinidad Reyes. Migró a la ciudad de Tegucigalpa, siendo recibido por una prima de su progenitor, para concluir sus estudios de educación media en el Instituto Central Vicente Cáceres. Se graduó de la licenciatura de administración de empresas en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH).

Su primer empleo fue como encuestador de la extinta Dirección Nacional de Estadísticas y Censo ahora Instituto Nacional de Estadísticas (INE). Sin embargo, tenía el deseo de emprender su propio negocio.

Para 1978, se convirtió en vendedor de ropa en los mercados de Comayagüela, uno de sus primos importaba ropa desde México. A los pocos meses alquiló un local de bodega para la mercadería en un hotel de nombre La Norteña.

Su pericia en las ventas lo llevó a negociar la compra de varios locales que fue unificando hasta convertir en lo que hoy se conoce como Plaza La Norteña que cruza entre la quinta y sexta avenida de Comayagüela y constituyéndose, así como el primer centro comercial de la capital.

Lea, además: Tomás Zambrano: el tramitador de las fe de erratas, quiere una cuarta elección como diputado

EL MITCH, SU TRAMPOLÍN EN LA POLÍTICA

El 22 de octubre de 1998, ingresó al territorio el letal y devastador huracán Mitch, el segundo fenómeno climático más mortífero del Atlántico que dejó alrededor de 20,000 personas muertas y devastación mayormente en Honduras y con menores consecuencias en Nicaragua, Guatemala y El Salvador.

El imperio económico de Castro resultó afectado con pérdidas económicas millonarias, sin embargo, logró salir avante gracias al apoyo que recibió por parte de sus proveedores quienes le disminuyeron las deudas en un 50%.

Siendo representante de los locatarios de los mercados de Comayagüela, trabajó en el plan de reconstrucción nacional bajo el gobierno del expresidente Carlos Roberto Flores (1998-2002) con la finalidad de beneficiarlos, es ahí cuando comienza con sus aspiraciones políticas.

En 2001, se enfiló en apoyó a la candidatura de Esteban Handal Pérez conocido como “el Toro Colorado”, sin embargo, desertó porque las encuestas perfilaban a Handal Pérez en los últimos lugares por lo que decidió unirse a las aspiraciones del fallecido empresario Jaime Rosenthal, quien también perdió las elecciones primarias ante Carlos Roberto Reina.

Fue parte de la campaña política del también fallecido, Rafael Pineda Ponce, quien perdió las elecciones generales frente al candidato del Partido Nacional, Ricardo Maduro (2002-2006) aunque fungió en la alcaldía del Distrito Central como regidor para los periodos 2002-2006 y 2006-2010.

También lea: Mauricio Villeda:  el “pajarito” que no logró la presidencia y ahora busca reelegirse en el Congreso

PARTIDARIO DEL GOLPE DE ESTADO

En las elecciones de 2009, lanzó su candidatura a la alcaldía, ya no como un suplente, tras vencer en las elecciones primarias a la corriente de Roberto Micheletti, quien cinco meses antes de las elecciones generales fue participe directo del derrocamiento al expresidente Manuel Zelaya, en apoyo con las Fuerzas Armadas y las élites económicas y políticas.

Castro apoyó y respaldó el golpe de Estado y le pasó factura, tanto a él, como a su aliado Elvin Ernesto Santos, que meses antes del golpe se auguraba sería el candidato presidencial electo por el pueblo.

SUS REVECES Y SU RETORNO

Luego de sus reveses por alcanzar la alcaldía del Distrito Central, lanzó su precandidatura a una diputación en las elecciones primarias de 2017 logrando obtener la posición ocho, no obstante, no le alcanzó en las generales para ser electo como diputado.

En este proceso electoral, se unió a la corriente Yanista, siendo el precandidato a diputado por el Partido Liberal que más gastó en las elecciones primarias, según un análisis del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) que cuantificó una erogación de 2, 263,697 lempiras para lograr ser electo candidato a diputado en la posición cinco.

El apasionado por la música grupera, amante del acordeón, podría estar a las puertas de un nuevo fracaso debido a que en las últimas elecciones los rojiblancos solo pudieron ganar cuatro diputaciones en Francisco Morazán y de nuevo el cociente electoral podría ser un factor determinante en contra de su aspiración política.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.