Mauricio Villeda

Mauricio Villeda:  el “pajarito” que no logró la presidencia y ahora busca reelegirse en el Congreso

Compartir

Tegucigalpa. –Pieza clave del gobierno de facto de 2009 y tras su fracaso por llegar a la presidencia, hoy a sus 73 años, está casi listo para volver a sentarse en su curul dentro del Congreso Nacional, bajo las filas del Partido Liberal de Honduras.

El cuarto de seis hermanos, Mauricio Villeda Bermúdez, nació en la ciudad de Tegucigalpa un 27 de abril de 1948, en el seno de una de las familias con mayor poder político en la historia de Honduras.

Su progenitor fue el expresidente liberal (1957 Y 1963) Ramón Villeda Morales, popularmente conocido como Pajarito y su progenitora fue Alejandrina Villeda Bermúdez Milla. Villeda Morales fue defenestrado el 3 de octubre de 1963 tras un impulsivo golpe militar a pocos días de terminar su mandato presidencial, por lo que salió del país y buscó asilo político en Costa Rica.

El objetivo del golpe de 1963 fue evitar que Modesto Rodas Alvarado llegara al poder porque su ideología progresista amenazaba los intereses de los conservadores, incluyendo a un sector del Partido Liberal, con el que congeniaba Villeda Morales.

Mauricio Villeda egresó del Instituto San Francisco como bachiller en ciencias y letras; logró la licenciatura en ciencias jurídicas y sociales en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) y luego alcanzó el título de abogado. Obtuvo una maestría en bioética en la Universidad del Istmo de Guatemala.

También lea: Pedro Chávez, el ignoto que se convirtió en el diputado más votado del Partido Nacional

EL MÁS CERCANO A LOS LOGROS DE SU PADRE

Inició su vida política en 1971, a la edad de 23 años, cuando apoyó la candidatura del banquero Jorge Bueso Arias y el Partido Liberal se encontraba enfrascado en las repetitivas divisiones internas que le pasó factura y provocó que el candidato del Partido Nacional, Ramón Ernesto Cruz, se alzara con el triunfo.

En el año de 1996, fue precandidato a designado presidencial bajo la corriente política Movimiento Liberal Villedista, liderada por su hermano Ramón Villeda Bermúdez, quien intentó en dos ocasiones, sin éxito alguno, ser presidente de Honduras como su padre; mismo desenlace tuvo su hermano Rubén.

Mauricio Villeda fue quien más cerca llegó a superar, hasta el momento, a su padre. En 2008 reemplazó al entonces vicepresidente de Honduras, Elvin Ernesto Santos, quien aspiraba a convertirse en el candidato presidencial de los colorados para las elecciones de 2009.

En ese tiempo, la Constitución impedía que quienes habían sido presidentes o vicepresidentes (ahora designados presidenciales) aspiraran a la presidencia de Honduras por lo que Villeda, bajo el lema Votar por Mauricio es votar por Elvin, ganó las elecciones primarias.

Sin embargo, tras un recurso de inconstitucionalidad presentado por el actual diputado liberal Juan Carlos Elvir, los magistrados de la Sala Constitucional de la Corte Suprema Justicia fallaron a favor de Santos, quien renunció a su cargo y Villeda le cedió su candidatura por el Ejecutivo perfilando al Partido Liberal como los ganadores.

EN RESPALDO DEL GOLPE DE ESTADO DE 2009

Quizá olvidando el destierro al que fue sometido su padre, en 2009 tras el intento del también defenestrado presidente José Manuel Zelaya Rosales de instalar una Cuarta Urna en la que se consultaría al pueblo si estaba de acuerdo o no en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente, Villeda Bermúdez se plegó en apoyo al gobierno de facto de Roberto Micheletti Baín.

Fue nombrado miembro de la Comisión Negociadora, siendo pieza clave de los intereses de Michelleti.

Pese a que todo indicaba que el Partido Liberal, con la candidatura de Santos, ganaría las elecciones, fue todo lo contrario, porque fue el Partido Nacional quien asumió las riendas del país y continúa en el poder de la nación tras casi doce años.

Lea, además: Elvin Santos: el acaudalado constructor que luego de ser acusado por corrupción busca reelegirse como diputado

SU FRACASO POR LA PRESIDENCIA

En el 2012, logró ganar las elecciones internas de los rojiblancos y se postuló como candidato presidencial en las elecciones de 2013, sin embargo, lo único que logró fue la fractura y el quebranto del golpe de Estado contra Zelaya sin que su seudónimo Pajarito, imitado de su padre, le jugara a favor.

En las votaciones, Villeda se enfrentó al Partido Nacional y al Partido Libertad y Refundación (Libre), que surgió a raíz de la crisis política de 2009, con una membresía fuerte del Partido Liberal.

Las elecciones se empañaron con denuncias de fraude electoral y culminaron con el primer gobierno al mando de Juan Hernández, dejando como tercera fuerza política a los liberales y a Villeda de presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL).

También lea: Jorge Cálix, de la mano de las redes sociales y de los pleitos en la TV, va fijo por la reelección

POR LA REELECCIÓN

En las elecciones de 2017, Villeda lanzó su candidatura como diputado del Partido Liberal por el departamento de Francisco Morazán y logró llegar al Congreso Nacional.

Villeda fue uno de los que votó a favor de la reelección ilegal del fiscal general, Óscar Fernando Chinchilla.

Su hijo, Mauricio Villeda Zúñiga, ha sido en los últimos años el ejecutor especial de acuerdos de la empresa Progelsa, gestora del conflictivo proyecto hidroeléctrico Petacón, ubicado en los municipios de Reitoca y Lepaterique, Francisco Morazán.

Juan Ramón Villeda, otro de sus hijos, se vio envuelto en junio de 2015 en la muerte del joven Joel Francisco Ramos Flores, quien perdió la vida en una vía capitalina cuando se conducía en una motocicleta y fue arrollado por el vehículo que conducía Villeda.

La fiscalía informó que la prueba de alcoholemia de Ramón resultó positiva, pero extrañamente presentó un recurso para modificar el delito de homicidio culposo a homicidio simple, lo que dejó en libertad al hijo del político. Esta situación fue rechaza por la sociedad hondureña que consideró el hecho como un favoritismo del poder.

Para las elecciones primarias de 2021, Mauricio Villeda se postuló como precandidato a diputado del Partido Liberal y logró ser el que más marcas obtuvo con 37,723 y, debido a su posición, para las generales se perfila a su reelección dentro del hemiciclo legislativo.

Villeda logró su candidatura bajo el movimiento “Recuperar Honduras”, que encabezó el precandidato Luis Zelaya y pese a que sigue bajo las filas del liberalismo ha tomado distancia del candidato presidencial de su partido, Yani Rosenthal, exconvicto de la justicia estadounidense.

Fue uno de los 88 diputados que en el 2018 votó a favor de la reelección ilegítima del fiscal general de la República, Óscar Chinchilla.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.