Noticias Destacadas|Política y Democracia

Diputados opositores serán mayoría en próximo Congreso Nacional de Honduras

Estrepitosos salarios de diputados suplentes

Compartir

Tegucigalpa. Los resultados preliminares de las elecciones generales del 28 de noviembre en Honduras reflejan que los diputados afines a partidos políticos opositores al oficialista y conservador Partido Nacional serán mayoría en la conformación del nuevo Congreso Nacional.

En las votaciones de 2017, proceso revestido de un fraude electoral que consumó la ilegal reelección del actual gobernante hondureño, Juan Hernández, el Partido Nacional logró 61 diputados, 13 más que en 2013, mientras el Partido Libertad y Refundación (Libre) obtuvo 30 escaños, seguido del Partido Liberal con 26, el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD) 4 al igual que la Alianza Patriótica Hondureña y 1 la Democracia Cristiana (DC), Unificación Democrática (DC) y el Partido Anticorrupción (PAC).

En los recientes comicios, lo vaticinado por expertos en temas electorales que auguraban el Partido Nacional sería el partido político con más congresistas resultó contrario a la voluntad soberana de la población.

Según las proyecciones preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector del proceso electoral, muestran que el Partido Libre tendrá mayoría de diputados entre 52 a 55 diputados seguido del Partido Nacional con 42 y con posibilidades de restarle más lugares con forme sigan procesando las actas electorales en el nivel de diputados.

 El otrora y debilitado Partido Liberal reducirían a 21 y también con proyecciones de restar espacios legislativos consecuencia del voto en línea del Partido Salvador de Honduras (PSH) en el que se contemplan entre 12 a 15 diputaciones.

En tanto, solo la DC o el Pinu-SD estarían logrando un diputado en el Congreso Nacional y que evitaría que estas instituciones políticas desaparezcan. Cabe señalar que al menos ocho partidos minoritarios están a punto de extinguirse al no lograr un 10% de la votación a nivel presidencial y mucho menos la elección de un candidato diputado o alcalde.

En el departamento de Francisco Morazán, Libre proyecta ganar 9 escaños en los que figurarían Jorge Calix, Beatriz Valle, Jari Dixon, Dennis Chirinos, Hugo Noé Pino, Rasel Tomé, Marco Eliud Girón Juan Barahona y Hortensia Zelaya, hija de Xiomara Castro, virtual ganadora de la presidencia.

El Partido Nacional reduciría a siete diputaciones figurando Jorge Zelaya, Lizzi Cano, Johana Bermúdez, Antonio Rivera Callejas, Erasmo Portillo, María Antonieta Mejía y Pedro Chávez, hermano del candidato a la alcaldía del Distrito Central, David Chávez, quien reconoció su derrota frente a Jorge Aldana.

La tercera fuerza es el PSH, con 4 puestos en los que resalta la esposa del designado presidencial de Castro, Iroska Elvir, el doctor José Manuel Matheu, la presidenta de los médicos del Seguro Social en Tegucigalpa, Ligia Ramos y la presidenta del Colegio Médico de Honduras (CMH), Suyapa Figueroa.

Con solo dos lugares el Partido Liberal reeligiendo a Mauricio Villeda y logrando, por los momentos, ser electa Kritza Pérez.

Nota relacionada Alcaldes de Tegucigalpa y San Pedro Sula reconocen su derrota ante candidatos del Partido Libre

PRINCIPALES DIPUTADOS DE ANTAÑO Y CAUDILLOS FUERA DEL CONGRESO

Sin duda alguna estas votaciones ha sacudido todas las fuerzas políticas y sorprendiendo a propios y extraños, como ser los comicios con más participación electoral y poner fin al bipartidismo en Honduras representando por el Partido Nacional y Liberal.

Otro hecho que sorprende, es que diputados que por varias décadas mantenían su curul o caudillos del bipartidismo quedaron fuera o simplemente no tuvieron el respaldo de la ciudadanía para ser electos en el cargo.

Entre lo que se resaltan está el actual y antiguamente diputado Oswaldo Ramos Soto quien, a sus 74 años, buscaba un sexto periodo de manera continua en el hemiciclo legislativo y que respaldó leyes nocivas en contra de los intereses de la nación centroamericana.

De igual manera, estaría saliendo del Congreso Nacional el congresista Oscar Ramón Nájera que desde 1990 mantenía su cargo pese a ser señalado en actos de corrupción y ligado a la narco actividad.

Ebal Díaz, mano derecha de Juan Orlando Hernández, fungió como principal funcionario del actual gobierno y pieza clave para instaurar las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE), regímenes reprochados por la población al considerarse la venta del territorio y soberanía nacional, lo ha dejado rezagado para poder ser electo en su aspiración.

Otros funcionarios del gobierno de Hernández no lograron ser escogidos diputados; para el caso, está Gabriel Rubí exdirector del Comité Permanente de Contingencias (Copeco) sindicado en corrupción por el mal manejo de fondos en medio de la pandemia de la COVID-19.

Por el Partido Liberal, Elvin Santos, acusado por la extinta Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) en el caso Pandora por desviar fondos de la Secretaría de Agricultura (SAG) para financiar campañas políticas.

Cabe indicar que aún falta el resultado oficial de las elecciones por parte del CNE, hasta el momento son proyecciones, pero en su mayoría el Congreso Nacional será conformado por nuevos actores saliendo diputados como señalados en corrupción como Waleska Zelaya, José Villanueva, Wilmer Velásquez, Welsy Vásquez, Wilmer Velásquez, entre otros.

Nota relacionada Masiva votación de hondureños da arrolladora victoria preliminar a Xiomara Castro

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.