Actualidad|Noticias Destacadas|Política y Democracia

¿Qué rol jugará el representante del Partido Nacional en el CNE?

Kelvin Aguirre

Compartir

Tegucigalpa. El representante del Partido Nacional, Kelvin Aguirre, asumirá este 11 de septiembre la presidencia del Consejo Nacional Electoral (CNE) con la promesa de asegurar elecciones limpias y transparentes, en medio de confrontaciones con sus compañeras de equipo Rixi Moncada y Ana Paola Hall.

Aguirre, nacido en la ciudad de Tegucigalpa el 18 de junio de 1981, a sus 40 años asumirá la presidencia del órgano rector de las elecciones que se encuentra ensimismado en un proceso electoral lleno de confrontaciones y obstáculos.

También lea: Consejeras del CNE reiteran el riesgo que elecciones sean controladas por el Ejecutivo

Sus estudios de primaria los realizó en el Instituto Salesiano San Miguel y la secundaria en el Instituto Modelo; se graduó de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) con la licenciatura en Ciencias Jurídicas.

Gracias a su filiación nacionalista, su carrera profesional siempre ha estado ligada a la función pública. Sus primeros pasos en la gestión estatal los comenzó como gerente legal en el Instituto Nacional de Migración, además fue asesor legal de la Secretaría de Seguridad en materia de Derechos Humanos y fiscal de derechos humanos en el Ministerio Público.

Las consejeras Rixi Moncada, Ana Paola Hall, evidencian en esta imagen su cercanía entre ellas y develan un evidente distanciamiento con el consejero Kelvin Aguirre.

El diez de septiembre de 2019, el Congreso Nacional juramentó las autoridades del ente electoral y en las negociaciones entre los consejeros se acordó que el primer año asumiría la presidencia Moncada, del Partido Libertad y Refundación (Libre), luego Hall, del Partido Liberal y por último Aguirre, del oficialista Partido Nacional, quien regirá las votaciones de noviembre.

Probablemente, el Partido Nacional identificó como ventaja tener previo a la convocatoria de las elecciones generales, a Aguirre en la presidencia del CNE para controlar o incidir en los resultados de los comicios del 28 de noviembre, o por lo menos así lo dejó evidenciado la bancada del oficialismo en el Congreso Nacional cuando en agosto pasado, desde este Poder del Estado, se pretendió, mediante una reforma a la Ley Electoral, darle poderes omnímodos a Aguirre.

Esta intención, que aún no se descarta se cristalice en cualquier momento, imponía sanciones penales contra Moncada y a Hall en caso de que salieran ante los medios de comunicación a dar resultados electorales sin la participación de Aguirre, incluso la reforma hablaba hasta de cárcel y la inhabilitación de las funcionarias.

EL BINOMIO MONCADA-HALL

Desde la extinción del Tribunal Supremo Electoral (TSE), la puesta en marcha de nuevos organismos electorales y del nombramiento de representantes de los partidos Liberal y Libre, el Partido Nacional perdió el control absoluto de las elecciones.

Aguirre ha sido relegado a dar declaraciones en solitario, a ser minoría en las decisiones del pleno que han sido marcadas por el binomio de las consejeras mujeres, incluso, en cada conferencia de prensa se nota diezmado.

¿UN NUEVO MATAMOROS BATSON?

En entrevista con Criterio.hn el sociólogo, Julio Navarro, detalló que la estrategia del Partido Nacional, desde un inicio, fue tener el manejo de las elecciones por medio de su representante en el órgano electoral, sin embargo, no estimó una alianza interna entre Moncada y Hall.

“Estratégicamente el Partido Nacional, cuando elaboraron la ley y distribuyeron los mandos entre los tres partidos políticos, ellos seleccionaron que los últimos tres meses del proceso electoral estuviera ejerciendo el cargo de presidente el representante del Partido Nacional; los escenarios que tenía en 2013 y 2017 no son iguales”, expuso.

No obstante, Navarro considera que Aguirre se aleja de ser cotejado como el nuevo David Matamoros Batson, quien es cuestionado por los famosos votos rurales que permitieron el fraude y la reelección ilegal del gobernante Juan Hernández en noviembre de 2017.

“Yo he notado que es un profesional calificado, que tiene que cuidar una profesión, cuidar una imagen y que va a trascender su vida, esos elementos son referentes de control que se ejerce sobre la persona en particular. Debemos esperar que actúe como representante de Honduras y no de intereses partidarios”, declaró.

Kelvin Aguirre asumirá el sábado 11 de septiembre la presidencia del CNE a pocas semanas de las elecciones generales

Un comentario en “¿Qué rol jugará el representante del Partido Nacional en el CNE?

  1. Como hondureña consciente de la realidad politica que vivimos en este pais le pedimos a los concejeros que nos representen en elven que trabajen arduamente para que tengamos un proceso limpio transparente y que gane la presidencia el candidato que el pueblo elija

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.