Actualidad|Noticias Destacadas|Política y Democracia

Consejeras del CNE reiteran el riesgo que elecciones sean controladas por el Ejecutivo

elecciones combaten reproducen corrupción

Muchos electores denunciaron cambio de domicilio para ejercer el sufragio.

Compartir

Tegucigalpa. –Las consejeras del Consejo Nacional Electoral (CNE), Ana Paola Hall y Rixi Moncada, reiteraron que el proceso electoral de noviembre próximo está en riesgo al ser el Poder Ejecutivo quien maneje los recursos financieros del organismo rector de los comicios.

A criterio de la consejera presidenta y representante del Partido Liberal, Ana Paola Hall, la autonomía del CNE se violentó luego que los diputados del Congreso Nacional reformaran el artículo uno del decreto legislativo 60-2021, el pasado tres de agosto, que traslada las asignaciones del gasto del Presupuesto Especial para las Elecciones Generales de 2021 al Poder Ejecutivo por medio de la Secretaría de Finanzas.

También lea: Gobierno viola rango constitucional del CNE al querer controlar su independencia presupuestaria y manejar fondos de las elecciones

El 31 de agosto, Hall presentó una iniciativa de ley para reformar de nuevo la recién aprobada normativa electoral y de esa manera restituir la administración financiera al ente electoral y no a través del Sistema de Administración Financiera Integrada (Siafi).

“No aceptamos subordinación a otros poderes del Estado, debe devolverse la autonomía al órgano electoral”, sentenció Hall.

Por su parte, Moncada representante del Partido Libertad y Refundación (Libre), reiteró que las votaciones generales corren peligro al convertir al CNE en una institución estatal subordinada a la administración del mandatario Juan Hernández.

Para la consejera opositora, la acción del Congreso no es más que la injerencia fehaciente del oficialismo para pretender maniatar el proceso.

“El principal problema que hay continúa siendo sujetar al órgano constitucional al Poder Ejecutivo; ataron la función administrativa financiera a la Presidencia de la República, a la Secretaría de Finanzas, eso representa un obstáculo que puede tener una incidencia”, alertó.

Según Moncada, la modificación a la Ley Electoral es un fraude que repercutirá en las votaciones, que consideró como las más importantes en la última década al dejar al organismo electoral atado a las determinaciones de la Secretaría de Finanzas.

“Es una evidencia de la destrucción de la autonomía e independencia del órgano electoral por lo que es necesario buscar una solución. El proceso electoral no es propiedad privada, es del pueblo hondureño, es del pueblo organizado, es de todos los sectores de la sociedad, todos estamos en la obligación de defender la realización de las elecciones el domingo 28 de noviembre”, declaró.

LA POSTURA DEL OFICIALISMO

A consideración del representante del Partido Nacional en el CNE, Kelvin Aguirre—quien tomará las riendas del organismo en los próximos días—las elecciones continúan su rumbo por lo que negó que el manejo de los recursos financieros afecte el proceso.

“¡se van a realizar elecciones transparentes sin importar quien firme el cheque! La autonomía e independencia del CNE no se vulnera por el procedimiento de pago a través del Siafi, al contrario fortalece la rendición de cuentas en la ejecución del presupuesto electoral”, arguyó.

El presupuesto asignado para el organismo electoral era de 1,760 millones de lempiras, sin embargo, en las elecciones primarias e internas de marzo se ejecutó 1,100 millones por lo que el Congreso Nacional aprobó una ampliación presupuestaria de 1,000 millones más que serán asignados mediante el Siafi.

Gasto electoral será ejecutado por la Secretaría de Finanzas  y no por el ente electoral

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.