Actualidad|Noticias Destacadas

Proyecto ZEDE Mariposa migra de Honduras

investigación sobre instalación de las ZEDE

Compartir

Tegucigalpa.- El proyecto de la Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) Mariposa, cuyos inversionistas planeaban instalarse en el Caribe de Honduras, anunció su salida del país.

El aviso fue realizado este fin de semana argumentando que las elecciones presidenciales en Honduras, en noviembre de 2021, “no estuvieron a la altura de nuestras expectativas” y que la nueva presidenta, Xiomara Castro, “dio prioridad a revertir la ley orgánica de las ZEDE y ejecutó su plan el mes pasado. Esta acción por sí sola hizo imposible continuar con el proyecto como estaba previsto”.

La publicación agregó que no pierden la esperanza de hacer realidad la ciudad de sus sueños. No obstante, con motivo de la finalización de su afiliación con Honduras migraron su dominio de Mariposa.hn a Mariposa.city.

En el futuro inmediato aseguran que se convertirán en un “centro de información que ayudará a cualquier comunidad o grupo de personas que quieran crear una ciudad que quiera implementar algunas o todas las ideas del modelo de ciudad Mariposa. Los cambios se reflejarán en nuestro sitio web pronto”.

El año pasado, pese a la fuerte oposición a las ZEDE por parte de la población, la “Startup City Mariposa” anunció que sus inversionistas planificaban una visita a los potenciales lugares que podrían albergar su futura ZEDE en Honduras.

Los impulsores del proyecto ZEDE Mariposa promovían la idea de un «santuario de salud», accesible para la población local. En una de sus publicaciones aseguraron que uno de los primeros interesados en «domiciliarse en Mariposa es un hospital de 14.000 metros cuadrados», que realizaría intervenciones asequibles a los lugareños. Asimismo, incluían el concepto de un «hotel de maternidad» que buscaba atraer el «turismo de maternidad».

Sin embargo, la jurista internacional Andrea Nuila Herrmannsdorfer cuestionó en junio de 2021 la veracidad del «supuesto sistema de salud universal» y los “vales de asistencia sanitaria” que decían promocionar los impulsores de la ZEDE Mariposa. Subrayando que estaban promoviendo un “acceso escalonado a paquetes de servicios de salud basados ​​en la capacidad de pago, lo cual, nuevamente, no es atención médica universal, pero ciertamente es una excelente manera de ganar dinero vendiendo seguros”.

Tras el nuevo anuncio de la migración del proyecto ZEDE Mariposa, Nuila Herrmannsdorfer dijo a Criterio.hn que la secretividad con que manejó el tema el régimen del expresidente Juan Orlando Hernández y la opacidad del Comité para la Adopción de Mejores Prácticas (CAMP) “hace imposible saber qué tan avanzado o en qué estado estaba el proyecto de Mariposa”.

Afirmó que le pareció sensata la decisión de desistir del proyecto. La legalidad del régimen siempre fue cuestionada, compartió. El “elemento adicional es que ahora carece de cualquier tipo de legitimidad”.

“El gobierno central ha rechazado el régimen de las ZEDE; la población se organizó a nivel nacional para presentar firmas en contra de la ley y la reforma constitucional; y la totalidad de los miembros del Congreso votaron por derogarlas. Este último inclusive sobrepasó el número de votos exigidos por la Constitución”, declaró la jurista.

Nuila Herrmannsdorfer cerró diciendo: “Es evidente que el régimen de las ZEDE ya no tiene futuro en el país. Para un empresario o empresaria lo responsable y lo ético es abandonarlo y ajustarse a la jurisdicción del Estado de Honduras o migrar a una jurisdicción de otro Estado”.

Actualmente se conoce sobre al menos tres Zonas de Empleo y Desarrollo Económico instaladas en Honduras previo a la derogación de su ley orgánica y reformas constitucionales: Próspera en Roatán, Islas de la Bahía, con la correspondiente anexión del Puerto de Satuye en La Ceiba, Atlántida; Orquídea en San Marcos de Colón, Choluteca; y Ciudad Morazán en Choloma, Cortés. También ha sido mencionado Guanaja Hills, pero se desconocen los pormenores de la misma.

El recién nombrado secretario técnico de la Zona de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) Próspera en Roatán, Jorge Colindres, aseguró que “las ZEDE continuarán operando por muchas décadas aún después de su derogatoria”. Esto argumentando, que el proyecto cuenta con seguridad jurídica fundamentada en los tratados internacionales y contratos de estabilidad.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.