Actualidad|Noticias Destacadas

Parlacen, un órgano decorativo del que Honduras no debería formar parte

Parlacen, un órgano decorativo

Compartir

Redacción: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Desde hace mucho tiempo se ha cuestionado que Honduras forme parte del Parlamento Centroamericano (Parlacen), organismo tildado a nivel internacional, en varias ocasiones, como una cueva de lobos, donde los personajes corruptos son resguardados, recibiendo jugosos salarios sin tener un papel preponderante y verdadero en beneficio de sus países.

Es oportuno recordar el penoso precedente que suscitó en 2004 en el Parlacen, cuando el presidente de ese órgano, en ese entonces, el hondureño Mario Facussé, fue demandado, pues el gobierno de Honduras abrió una causa penal en su contra, por apropiarse en 10 años en forma ilegal de más de 100 hectáreas de tierras estatales.

El presidente de la República (2002-2006), Ricardo Maduro, dijo que la Procuraduría General había iniciado las acciones para recuperar las propiedades en poder de Facussé, quien había adquirido las tierras por USD1,5 millones para construir y vender casas populares, pese a que su valor era superior a los USD 6 millones.

Maduro señaló en ese tiempo que, el Parlacen es una institución regional inoperante y que junto a sus colegas de Guatemala, El Salvador, Nicaragua y Costa Rica revisaría, en el 2004, su funcionamiento.

Entre los motivos por los cuales Honduras debería salirse del Parlacen, el sociólogo Pablo Carías comentó a Criterio.hn, en primera instancia que este organismo, en otras circunstancias y en otro contexto, con una presencia de sectores políticos responsables de Centroamérica, quizá podría ser funcional.

Lea también: Sindicados por corrupción y narcotráfico entre los diputados que integrarán el Parlacen

“La unidad centroamericana es legítima y deberíamos empujarla, lamentablemente el Parlacen no se convirtió en la instancia que aspiraban algunos sectores de la comunidad centroamericana y sus decisiones no son vinculantes, esa es una de las razones por las que no debería existir el Parlacen”, apuntó Carías.

Pero actualmente este país continúa participando en el cuestionado organismo. Los 20 diputados de Honduras electos al Parlamento Centroamericano para el periodo 2022-2026, son conformados por: 10 de Libertad y Refundación (Libre), 8 del Partido Nacional y 2 del Partido Liberal. Todos cuentan con actos irregulares en la función de sus cargos.

PARTIDO NACIONAL:

  • Ricardo Leonel Cardona López: Actualmente refugiado en Nicaragua.
  • Mauricio Oliva Herrera
  • Walter Reiniery Castellanos Sauceda
  • Olman René Argueta Turcios
  • Juan Carlos Valenzuela Molina
  • Samuel Armando Reyes
  • Nilvia Ethel Castillo Cruz
  • Silvia Consuelo Montalván Matute

PARTIDO LIBRE:

  • Jorge Alberto Gonzales Salinas
  • Nelsy Yolany Mencías Martínez
  • Wilfredo Serrano Muñoz
  • Mario Hernán Sorto Deras
  • José Benedicto Santos Castro
  • Janise Tatyana Alvarenga Guillén
  • José Alberto Vásquez Cruz
  • Bayardo Pagoada Figueroa
  • Nohelia Rosidel Núñez Licona
  • Liana María Mayorga Castillo

PARTIDO LIBERAL:

– Jorge Abudoj Frixione

– Sady Farid Andonie Reyes

Lea también: Parlacen considerado un refugio de corruptos y “un premio” para el presidente de Honduras

NIDO DE CORRUPTOS Y DELINCUENTES

Carías manifestó que los diputados y diputadas que representan a Honduras, aunque las leyes dictan que deben ser electos para conformar el Parlacen, esto ha sido obviado, puesto que son “nombrados de dedo” por parte de los dueños de los partidos políticos, es decir, no hay ninguna participación democrática.

Otra razón es que se ha demostrado que el Parlacen ha sido el refugio de por muchos políticos del área centroamericana cuestionados por la justicia de sus países.

“Buscan en el Parlacen un refugio para protegerse de la persecución judicial de sus respectivos órganos judiciales de sus países. Es una válvula de gasto, de fuga de recursos, de estos Estados centroamericanos empobrecidos”, dijo Carías.

Evidentemente, el Parlacen se convirtió en un lugar donde se promueven viajes hacia el exterior en especial a Europa y Estados Unidos, una especie de agencia de turismo, se ha convertido en un órgano de favoritismo en función al clientelismo y colocación de familiares y amigos de los líderes políticos.

Hay dos funcionarios que ingresaron de inmediato al Parlacen para recibir impunidad, como ser, Jimmy Morales, expresidente de Guatemala, sujeto a casos de corrupción aún en investigación, asimismo, el caso del salvadoreño Norman Quijano que, aunque le retiraron la inmunidad su propósito era ingresar para protegerse. Otro ejemplo es el del expresidente panameño Ricardo Martinelli, investigado por distintos actos de corrupción.

Mismo caso vergonzoso sucedió cuando el expresidente de Honduras, Juan Orlando Hernández Alvarado (2014-2021) intentó ingresar al Parlacen, pero haber sido solicitado en extradición por Estados Unidos debido a delitos de narcotráfico no le permitió obtener esa inmunidad.

 

Joaquín Mejía, experto en derechos humanos

El doctor en derechos humanos, Joaquín Mejía, comentó a Criterio.hn que, el principal motivo para retirar a Honduras del Parlacen, es que, el ente no ha logrado la integración centroamericana planteada dese un inicio.

Lea también: Cuestionado exalcalde de Tegucigalpa es nombrado diputado al Parlacen

“Al final, el Parlacen se ha convertido en un elefante blanco que no sirve para nada y desafortunadamente, ha servido para recibir a personas perseguidas por la ley, ya sea por narcotráfico y corrupción. Actualmente hay muchos funcionarios y funcionarias que fueron mencionados en la Lista Engel, pero forman parte del Parlacen. Los diputados y diputadas al Parlacen tienen una serie de privilegios”, destacó Mejía.

Un integrante del Parlacen recibe por los menos USD 4, 000, por cada sesión reciben al menos USD 1, 000 y, además, una serie de comisiones por ese trabajo.

Para ambos entrevistados, está claro que Honduras debería renunciar a pertenecer al Parlacen debido a que no cumple ninguna función relevante para el país, al ser caro y poco funcional.

Lea también: Esposa de Juan Orlando Hernández nominada a ser diputada suplente al Parlacen

“Esta es una buena oportunidad para que el nuevo gobierno plantee esa necesidad de eliminar su participación de ese órgano regional que cuesta muchos dólares al Estado hondureños y no cumple con su función, solo para ser un nido de perseguidos por actos de corrupción y delictivos”, reprochó Mejía.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.