Actualidad|Noticias Destacadas

Guerra política se escuda en perfiles falsos a través de redes sociales generando desinformación

Guerra política se escuda en perfiles falsos

Compartir

Foto portada: Sakis González.com

Tegucigalpa.- El uso de cuentas y páginas falsas en redes sociales se convirtió en una herramienta política para generar campañas de desinformación y desprestigio. Perfiles falsos de cuentas de instituciones públicas, figuras políticas y medios de comunicación son utilizados para tergiversar información.

Las campañas de desinformación y ataques a través de redes sociales siguen a la orden del día en Honduras, la estrategia reciente es la creación de perfiles falsos de medios, políticos e instituciones estatales que se asemejan a las cuentas oficiales, incluso los propios medios de comunicación han elaborado notas periodísticas con declaraciones falsas de políticos o instituciones.

Un informe de 2020 de la Universidad de Oxford denominado Desinformación Industrializada, ubica a Honduras entre los 80 países con más propaganda, desinformación y manipulación falsa a través de redes sociales.

Noticia relacionada Gobierno de Xiomara Castro enfrenta ataques y campañas falsas a través de plataformas digitales

El equipo de Criterio.hn ha logrado identificar perfiles falsos de políticos, entes de gobierno y medios de comunicación que son utilizados para generar campañas de desinformación o manipulación y que lamentablemente parte de la ciudadanía considera como información verdadera.

Para el caso y el más visible en lo político lo enfrenta la diputada del Partido Libertad y Refundación (Libre), Beatriz Valle, de quien no solo se publica información falsa sino que hay un perfil falso con similitudes a su cuenta oficial que muchos medios de comunicación han replicado como noticia, además de recibir constantemente amenazas a muerte por sus posiciones en contra de su propio partido y gobierno.

Otro caso, como muchos, es el perfil falso de Tomás Zambrano, jefe de bancada del Partido Nacional, cuando su cuenta real es otra, los usuarios de redes sociales afines y opositores al congresista han viralizado la información que se genera desde ese usuario.

En el caso de instituciones del Estado, la administración de Xiomara Castro enfrenta una campaña de ataques falsos que promueven la ingobernabilidad como auspiciar un nuevo golpe de Estado como el perpetrado contra el expresidente José Manuel Zelaya Rosales en 2009.

El asesor de comunicaciones del gobierno, Milton Benítez, quien dirige el programa el Perro Amarillo, también ha tenido que sobrellevar la creación de cuentas y hasta páginas web falsas. Asimismo, páginas del gobierno han sido afectadas como el Gobierno de Honduras creando una cuenta falsa.

Noticia relacionada “Fake News” o noticias falsas perjudican la democracia en los procesos electorales

Además, la Policía Nacional en reiteradas ocasiones ha salido a desmentir información falsa que se propaga y engaña a la ciudadanía, el Congreso Nacional tiene cuenta parodia en la que muchos políticos han republicado la información como veraz.

Las cuentas falsas de medios de comunicación son otra estrategia que se utiliza para promover estas campañas y ataques infundados.

Según la organización Laboratorio Ciudadano Honduras, la simulación de perfiles, cuentas y páginas web de medios digitales se trata de “outlets”, es decir, páginas usadas por las agencias de comunicación política para posicionar narrativas en contra de adversarios o a favor de sus clientes.

“El contenido de estas páginas se suele impulsar en redes sociales a través de perfiles falsos, con la intención de manipular a la opinión pública fijando una idea de fondo por la constante repetición”, indica la organización.

“Las redes sociales son inevitables, el problema es que se ha vuelto el canal por el cual muchas personas descargan su frustración. Con las redes sociales hay que tener mucho cuidado, hay muchas personas escondiéndose en falsos perfiles, esto debería ser regulado, lamentablemente existe algún tipo de regulación, pero es bajo ciertas políticas de los creadores de las redes sociales en el cual a veces no son controladas”, cuestionó el vicerrector de la Universidad Tecnológica de Honduras (UTH), José Jesús Mora.

Laboratorio Ciudadano, en mayo de 2021, reveló que el exgobernante Juan Orlando Hernández gastó mas de USD 6,000 mes en publicidad de temas políticos para “limpiar” su imagen delictiva. Criterio.hn develó que aparte pagaba más de USD 59 mil mensuales a la firma Gus West Government Affairs (GWGA) con sede en Washington para contrarrestar los señalamientos de narcotráfico contra su hermano Juan Antonio Hernández, alias “Tony”, sentenciado a cadena perpetua más 30 años de prisión por narcotráfico.

Noticia relacionada Ciudadanía debe aprender a contrarrestar campañas de desinformación en redes sociales

Otro antecedente es que, en agosto de 2019, Facebook.Inc cerró más de 1,400 cuentas, grupos y páginas falsas provenientes de Honduras que se manejaban a favor del gobierno de Hernández; en tanto, en abril de 2020, Twitter eliminó 3,104 cuentas falsas que se encargaban de publicar información a su favor.

En la campaña electoral de 2021, el Partido Nacional montó una estrategia de desprestigio y miedo hacia la candidatura de Xiomara Castro utilizando temas como el aborto, el socialismo, la crisis en Venezuela, la religión, entre otros, recurrió a la creación de perfiles falsos en la plataforma de YouTube de medios prestigiosos a nivel internacional.

En entrevista a Criterio.hn, el periodista y catedrático universitario Aldo Romero indicó que lo ates referido no es un fenómeno reciente, por el contrario, viene siendo utilizado desde varios años con la mutación que “ya no solo son cuentas creadas exclusivamente para favorecer o respaldar la imagen de alguien o de una institución sino orientadas a degenerar el perfil de ciertos personajes de opinión pública, personajes y de medios y degenerar la información, es un panorama complejo”.

Conjuntamente, Romero señala que se ha fortalecido el discurso de odio, estigmatización y las amenazas con un panorama de desinformación que genera un desbalance en la cohesión social del país, “nunca había sido tan fácil desinformar como ahora, desinformar es lo más sencillo”.

“Pareciera que el mundo digital se convirtió en un mundo sin ley, un mundo nómada, en donde cualquiera pueda cometer una irregularidad sin que responda por ese tipo de situaciones. No creo que el mundo digital debe ser un mundo sin ley. Lo que es ilegal en el mundo real debe ser ilegal en el mundo digital”, añadió.

Por otra parte, manifiesta que “la desinformación ha crecido por la falta de credibilidad en la que cayó los medios tradicionales y por el crecimiento de la tecnología”.

Lograr a detectar cuentas falsas, bloquear y denunciarlas, es el reto que como sociedad debe exigirse, consideró Romero.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.