Noticias Destacadas|Política y Democracia

“Fake News” o noticias falsas perjudican la democracia en los procesos electorales

noticias falsas perjudican la democracia

Compartir

Tegucigalpa.- Las noticias falsas o “Fake News” son creadas para desinformar y en época electoral la desinformación y difusión de contenido falso puede llegar a ser impactante y  definir las elecciones.

En el contexto actual de Honduras con un proceso electoral en noviembre, las noticias falsas serán un factor que añada desinformación que pondrá en riesgo la democracia y la libre emisión del pensamiento.

En el foro desarrollado por la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), con la participación de Ramiro Orias, experto en ciencias políticas y judiciales de Bolivia, junto a la periodista y editora Ana Mariela Cevallos de Ecuador, al igual que cofundadora de “Verificado” y Animal Político medios de comunicación de México, Deyra Guerrero.

Orias, mencionó que la desinformación en los contextos electorales y con la tecnología aporta un valor importante a la participación ciudadana y a la democracia en el ejercicio de los derechos humanos, la libre circulación de ideas en el ejercicio de la liberta de expresión que tenemos todos, ya que es importante la formación de opinión política, en la cual se alberga la campaña electoral y los debates.

Sin embargo, en los últimos años se han dado muchos problemas ilegítimos, con la aparición de las plataformas digitales, que se han dado como son conocidos son ciberdelitos y la manipulación de las redes sociales tanto por actores estatales y no estatales que influyen de manera indebida en las creencias políticas de las personas.

La divulgación de noticias falsas o “fake news” en contextos electorales que desinforman de manera ilegitima, suspicaz y generan confusión, ha llevado a que la gente se desinforme, no es un fenómeno nuevo en los procesos electorales, ya que se han realizado las campañas sucias que anteriormente fueron usadas en la televisión y los medios radiales, pero ahora han pasado al espacio virtual, donde la diferencia es la velocidad y el difusión masiva, intensa y dinámica, expresa el experto.

Para Orias, el mecanismo de desinformación se toma como un engaño viral que tiene tres vectores, como ser: los actores manipuladores, comportamientos engañosos y contenido perjudicial.

Naciones Unidas en su relatoría manifestó que para la libertad de expresión a definido la diferencia de la información falaz, que es la que se difunde intencionalmente para causar un grave perjuicio social y la información errónea, que es la difusión de información falaz sin saberlo.

La desinformación en el último tiempo se ha utilizado en varios países para socavar las elecciones libres y limpias, la desinformación en las redes sociales está poniendo muchos derechos en tensión como la libertad de expresión de las personas y la privacidad, la honra y  la credibilidad de las personas que participan en los procesos electivos, menciono el especialista. 

Aunque la libertad de expresión puede restringirse por especificaciones, estas deben de estar fijadas por ley con un fin legítimo y fijadas para una sociedad democrática, para el Estado debe ser importante autoregular las plataformas y medios sociales para hacer frente a la desinformación, mediante medidas de transparencia y en los debidos procesos.

Parte de la solución es fortalecer los medios de comunicación y alfabetizar a la población digital para construir confianza pública, dijo Orias.

La búsqueda de establecer marcos que eviten responsabilizar a los intermediarios por contenidos producidos por terceros, fortalecer los marcos legales de datos personales, establecer procesos judiciales civil y para los responsables revisar los marcos legales en transparencia electoral y códigos electorales y promover acciones de políticas públicas para que la ciudadanía se eduque y los ciudadanos denuncien las noticias falsas, proteger a los periodistas y medios de comunicación frente al uso arbitrario de la desinformación en los contextos electorales.

Respecto al tema, Ana Mariela Cevallos, periodista independiente, dijo que vivimos una era marcada por una transformación de los medios de comunicación y mediante el internet en el consumo de información es mayor.

La desinformación ha existido desde siempre, desde que se tuvo conciencia de la difusión de la información en los medios de comunicación, lo nuevo es que la desinformación se propague de una manera inmediata por las plataformas digitales, dijo Cevallos.

La periodista le llama “mentiras” a las fake news o noticias falsas, en las redes sociales, las noticias son buenas o malas, para el periodismo simplemente son mentiras o “bulos” que son construidas para afectar a personas y hacer creer que algo falso es real.

Noticia relacionada: Las ‘fake news’ (noticias falsas) viajan más rápido y tienen más alcance que las noticias verdaderas

La  información elaborada con mentiras son la base de engañar o inducir a la falsedad, las noticias falsas más usadas en los procesos electorales son: la difusión de encuestas falsas, fotos de procesos electorales anteriores, montajes en fotos, frases que nunca dijeron los aspirantes a un cargo público, utilización de logos de medios de comunicación con imágenes falsas con el propósito de desprestigiar a los aspirantes a elección popular, lo que se denomina como “campañas sucias”, apuntó Cevallos. 

Las desinformaciones han dado un duro golpe al periodismo y a la relación entre el público y los medios de comunicación, porque con tanta desinformación la verdad se afecta y las personas creen que es una realidad con mentiras, con alteraciones y tergiversaciones.

Las noticias falsas, también bajan el nivel de debate y todo es consecuencia de la desinformación y afecta la democracia de los países, al orden social y a a convivencia entre seres humanos, por lo tanto, para que la gente se mantenga informada correctamente se habla de una regulación en las redes sociales y restricción de contenidos, sobre todo en épocas electorales.

Cevallos, apunta que un factor importante como que la información falsa se ha hecho más violenta y agresiva en la participación de la mujer en la política, han creado más campañas sucias que se crean únicamente para atacar a las candidatas, perfiles falsos para insultos y así crear controversia y mala reputación en las mujeres aspirantes.

La también panelista, Deyra Guerrera habla sobre cómo hemos evolucionado en la comunicación, todos nos hemos convertidos en emisores y receptores por el surgimiento de las plataformas digitales.

Los elementos negativos de la nueva era digital son las desinformaciones, es necesario hacer un combate a las noticias falsas con organismos reales y el nombre correcto a este fenómeno de noticias falsas es el término “desinformación” porque abarca todas las manifestaciones que desinforman.

La desinformación podría llegar a definir elecciones, como lo fue en la campaña electoral de Donald Trump.

¿Qué hacer contra la desinformación?, Guerrero enfatiza en que hay que aprender a usar herramientas contra la desinformación que nos permitan saber la realidad y buscar los sitios que están verificados, también hay formas de combatir las noticias faltas, la primera y fundamental es la educación mediática, que se desarrolle desde las políticas públicas y en la sociedad civil, la segunda es el periodismo de verificación o fact cheking,

Hay estudios que revelan que las “fake news” apelan a nuestros sentimientos, como la indignación, tristeza, enojo y es por ello que se propaga con mayor intensidad que las noticias reales, por eso es importante educar a la población y más a la gente de nuestra región, ya que no están capacitados para poder analizar lo que conlleva la propagación de las noticias falsas, concluyó Guerrero.

En el 2019, la red social Facebook, cerró 1,800 cuentas falsas manejadas por el actual gobierno que difundían información que favorecía a Juan Hernández.

Facebook calificó estas cuentas como un «comportamiento falso coordinado», además, la compañía pudo constatar que algunas de ellas estaban enlazadas de alguna forma con aquellas personas que manejan las redes sociales del gobierno hondureño, de acuerdo con las declaraciones del jefe de Política de Seguridad Cibernética de la compañía, Nathaniel Gleicher se cerraron un total de 1.509 páginas, 294 cuentas y 32 grupos fraudulentos.

Criterio.hn reveló en el 2019 que Hernández contaba con 274,857 cuentas falsas en Twitter y 200,000 en Facebook. Además, se calculaba que alrededor de 500 personas trabajaban en estos “call centers”.

En 2016, el diario El Libertador realizó una serie de reportajes de investigación donde mostraba que el gobierno de Hernández estaba usando ya más de 5,000 cuentas falsas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.