Decenas de organizaciones de sociedad civil condenan y denuncian las ZEDE en Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa, Honduras.- Integrantes de decenas de organizaciones de sociedad civil se dieron cita frente a las oficinas del Ministerio Público para exigir un alto a las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) que amenazan la soberanía del Estado de Honduras, el derecho de decisión de los pueblos y que son respaldadas desde el gobierno de Juan Hernández.

Entre los participantes estaban Johan Johnsson y Paula Bonilla, representantes de la Mesa para la Defensa del Territorio de Islas de la Bahía, quienes condenaron el “flagrante irrespeto hacia los isleños al violar sus derechos humanos, constitucionales y hereditarios”, perpetrado por las autoridades hondureñas.

Bonilla apeló a la población continental a que reconozcan en los isleños a otro hondureño que también sufre las “indiferencias de la parte educativa, social y cultural y un desarrollo lento [con] hospitales que han colapsado. Señores, la situación real de las Islas de la Bahía es otra, no es solamente aquella infraestructura bella que ustedes ven en las revistas para los extranjeros, esa es la otra Honduras”.

Johnsson por su parte afirmó que a lo largo de 159 años, los gobernantes han hecho poco por desarrollar el sistema educativo, sanitario y cultural en Islas de la Bahía y ahora “tienen la intención de vendernos al mejor postor, disfrazado como ZEDE. Solo es otra estafa”.

Por su parte, el experimentado integrante del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Bebida y Similares, Carlos H. Reyes, dijo a Criterio.hn que el Ministerio Público, es una instancia que debería encargarse de “acusar de traidores a la patria a todos aquellos que se han inmiscuido [en el fenómeno de las ZEDE] en su aplicación y modificación en la Constitución de la República y en sus leyes. Eso deberían de hacerlo ellos de oficio, sin necesidad de petición porque son los representantes de la ciudadanía”.

“Aquí hay cesión de soberanía y de territorio, cesión de parte de la institucionalidad del país. No se trata de simples empresas que vienen a invertir […] vienen a apoderarse definitivamente del territorio, vienen a tener su propia legislación y los hondureños que dicen que es para promover el empleo, es falso. Es para promover la explotación y la división del territorio nacional”, advirtió Reyes.

A juicio del analista político y social, Tomás Andino, las ZEDE tienen consecuencias a futuro “nefastas para el país porque destruyen al país como nación. Las ZEDE son pequeños Estados, islas, dentro del Estado de Honduras y esto se convertirá en un territorio enajenado”. También apuntó: “No dudo que va a ser un buen negocio, pero los beneficios no serán distribuidos de acuerdo a las leyes nacionales, sino de acuerdo a leyes de los empresarios”.

Asimismo, la Coalición Contra la Impunidad (CCI) repudió el proyecto extractivo consolidado en la Ley de Zonas Especiales de Desarrollo (ZEDES), el cual empezó a concretarse a través del megaproyecto industrial-hotelero en Roatán, y que “refleja la política entreguista del territorio caribeño del régimen de Juan Hernández”.

Desde la Alternativa de Reivindicación Comunitaria y Ambientalista de Honduras (ARCAH) señalaron que estos proyectos vienen “invadiendo al más puro sentido colonialista, las comunidades del norte de Roatán en Islas de la Bahía, y ahora amenaza el municipio de Choloma, Cortés”.  Además, recordaron que “no existe, ni existirá forma de monetizar la vida, la cultura, la identidad, la territorialidad; no existe justificación alguna para vender los territorios”.

Finalmente, la Articulación Nacional de Organizaciones Sociales invitó a la ciudadanía a participar en una protesta social el próximo sábado 3 de octubre, frente a la estatua de Francisco Morazán en el BCIE, con las debidas medidas de bioseguridad, y exigir un “¡Basta ya!” al proyecto de las ZEDE.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.