En Choloma buscan organizarse contra ZEDE que quita soberanía a su territorio

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Foto portada: redhonduras

San Pedro Sula, Honduras. – La ciudadanía del municipio de Choloma, departamento de Cortés, zona norte de Honduras, se puso en alerta y buscará organizarse después que la revista internacional explicara que en su territorio se instalará un enclave en el que el capital extranjero sacará ventaja de la mano de obra barata y arrebatará la soberanía al pueblo cholomeño.

La revista Free Private Cities «Prosperity Zones & Private Cities Newsletter #14» reveló información acerca de una nueva concesión del territorio hondureño para beneficiar al capital extranjero.

Según esta revista «tras el exitoso inicio de la primera ZEDE Próspera de Honduras (ubicada en Roatán), el gobierno ha aprobado ahora una segunda. Se llama Ciudad Morazán y está situada cerca de la ciudad de Choloma en tierra firme. A diferencia de Próspera, el objetivo de la Zona es la manufactura de mano de obra ligera intensiva, centrándose en las familias de trabajadores de salario mínimo. Los organizadores de la ZEDE creen que son los que más se beneficiarán de un entorno más libre”.

Se explica en la revista que este proyecto está avanzado y que las tres primeras empresas registradas en la ZEDE Morazán ya están en funcionamiento, porque ya se hizo la inversión en las primeras 50 hectáreas con un valor de alrededor de 100 millones de dólares, de los cuales 5 millones ya están gastados o comprometidos. Esta cantidad incluye terrenos, estudios, infraestructuras básicas iniciales, 100 casas y apartamentos, y 4.000 metros cuadrados de espacio industrial.

“Buenos días a todos los cholomeños y cholomeñas, los bien merecidos de tener el privilegio de haber nacido en una ciudad y no como aquellos que vinieron y se apoderaron de la mayoría de los recursos naturales y de la dignidad de un pueblo. Agradezco a que la mayoría han hecho preguntas en privado, pero les invito a hacer un Facebook Live o una videollamada en Zoom, invito a una exposición, con una de las investigadoras relacionadas a este tema, la mayoría tenemos el derecho a patalear. Por lo menos. Tenemos el derecho a exigir y decir que el poder político en Choloma una vez más traicionó los intereses del municipio”, dijo Dennis Javier Muñoz.

Muñoz agrega que los políticos involucrados en esto, por desgracia, no quieren consultarle al pueblo qué tipo de desarrollo quiere.

“Una vez más, como en 1989, nos venden la idea de un proyecto de desarrollo en el cual no participó nadie. La clase política sí. Ellos no pueden decir que no se dan por enterados de esta discusión. Estuvieron, están y estarán. Y muchos de ellos podrán ser muy bien beneficiados, porque tenían buenos socios y estos socios estaban dispuestos a hacerse de la mayoría de los intereses de los municipios. ¡Pucha, es lo poco que nos queda!, la dignidad de patalear como una ciudad, que por lo menos debe decir: no estamos de acuerdo. Aunque muy poco queda por hacer”, agrega Muñoz.

Además, la revista FDI intelligence informó el pasado 1 de septiembre sobre la creación de ZEDE Morazán que «una segunda Zede está tomando forma en una zona de 20 hectáreas en Morazán, una zona del norte de Honduras conocida por su industria de manufactura ligera. La Zede Morazán tiene el mismo grado de autonomía que Roatán Prospera pero sus mercados son diferentes. Roatán Prospera atenderá a los residentes acomodados y dará lugar a una economía de alto valor añadido basada en el turismo y los servicios como la salud y la educación, con un componente industrial que se desarrollará en La Ceiba, mientras que Zede Morazán tiene previsto ofrecer un mejor entorno para las empresas manufactureras y los obreros que ya trabajan en la zona”.

Con el controvertido proyecto Zede Morazán, se planea atraer a unos 7000 residentes y desarrollar terrenos industriales para acomodar la producción de equipos médicos, equipos de protección personal y posiblemente productos farmacéuticos.

La inversión presupuestada es del orden de 100 millones de dólares, según palabras del fundador y CEO, Massimo Mazzone. Las obras están programadas para comenzar a finales de 2020.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.