Medidas de relajamiento no deben incentivar a la población a subestimar la pandemia: Fidel Barahona  

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 
Tegucigalpa. Atravesando un momento de relajamiento de medidas sanitarias, en Honduras la población ha comenzado a salir con mucha más frecuencia en un contexto que el gobierno hondureño prepara la segunda reapertura económica.  
 
Pero “es importante que ese relajamiento de las medidas no esté incentivando a la población a subestimar la pandemia”. Así lo explica a Criterio.hn, el especialista en salud pública, Fidel Barahona.  
 
El profesional de la medicina analiza la etapa de desconfinamiento observando un exceso de confianza que podría ocasionar un segundo brote masivo de los casos que obligue a las personas estar permanente en encierro.  
 
“En la medida en que el tiempo ha ido pasando se hace necesario que muchas de las actividades que estaban paradas se reanuden especialmente en el aspecto económico. Sin embargo, es importante que se haga en una forma ordenada pensando en la prevención del problema”.  
 
“Las medidas se han ido flexibilizando, por ejemplo, ya no se está haciendo el control del último número de la tarjeta de identidad. Y esto produce una sensación de confianza de que el problema se está controlando”, añade Barahona.  
 
A su juicio, esa sensación de confianza en el relajamiento de las medidas sanitarias ha sido principalmente reforzado por la supuesta disminución de contagios que el gobierno registra, además de la disminución de pacientes con coronavirus en los hospitales de Honduras.  
 
Pero en realidad, la disminución de la carga hospitalaria “se está dando porque la situación es que la gente ahora tiene menos tiempos para ir a los hospitales porque varios de ellos se han incorporado a sus actividades económicas”, analiza. 
 
Además, “una gran cantidad de la población tiene un terror ir a un centro de triaje porque hay cantidad de historias en las personas que han fallecido en los centros hospitalarios, que muchos de ellos no murieron tanto por el problema de la enfermedad, murieron porque hubo una mala atención”, aclaró.  
 
“Es importante que ese relajamiento de las medidas no esté incentivando a la población a subestimar la pandemia por eso es absolutamente necesario que se desarrolló todo un plan de comunicación para estar en un permanente recordatorio de lo que debe hace la gente”. 
 
De lo contrario, advierte que ocurrirá lo que pasó en muchos países de Europa, donde luego del relajamiento de medidas sanitarias hubo rebrotes que obligaron a la ciudadanía a retroceder a la severidad del encierro. 
 
El relajamiento de las medidas sanitarias también ha sumado las aglomeraciones producidas en mítines políticos. Por lo que, Barahona también recalcó la importancia que las figuras políticas sean responsables en el sentido de que “cada uno de los líderes políticos debería de tomar una serie de medidas cuando hagan reuniones políticas”.  
 
Y sobre este punto, recomienda que, en caso de desarrollo de reuniones políticas, éstas se realicen al aire libre en espacios amplios. Y sobre todo evitar el excesivo contacto físico que comúnmente caracteriza la efervescencia de las campañas políticas.  

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.