Urge eliminar fraude, ambición de poder y corrupción en la clase política: Caritas de Honduras

Por: Redacción CRITERIO.HN

redacccion@criterio.hn

Tegucigalpa. -En medio de la opacidad que permeó las elecciones primarias de los partidos políticos en Honduras, Cáritas llamó a la rehabilitación de la democracia fundamentada en la verdad y la justicia y urgió a eliminar el fraude, la ambición de poder y corrupción que permea a la clase política del país.

 «La verdad es la primera condición para que un pueblo pueda vivir en paz», señala el documento, al tiempo que recuerda que la ciudadanía no conoció la verdad sobre las elecciones en 2013 y tampoco lo hizo en 2017 cuando «mentira tras mentiras nos condujeron a los trágicos acontecimientos de ese diciembre negro con más de 33 hondureños muertos», víctimas de las «ambiciones políticas e irresponsabilidad gubernamental».

Noticia Relacionada: ONU confirma muertes y uso de fuerza letal por cuerpos de seguridad del Estado de Honduras durante crisis electoral

Las denuncias de fraude en esta ocasión no son únicas al partido gobernante, sostiene la organización, sino que hoy las acusaciones vienen del interior de los mismos partidos que fueron a elecciones primarias con la conclusión que «la mayoría de nuestros dirigentes políticos están contaminados por el virus de la corrupción».

Cáritas sostiene que Honduras no tendrá una nueva democracia «sin nuevos políticos» con «convicciones democráticas, en sus principios morales y filosóficos». Tampoco sumará la creación de nuevas leyes e instituciones para adecentar la democracia «si las personas que asumen la dirección piensan como en el pasado», en clara referencia a los consejeros del Consejo Nacional Electoral (CNE), institución de reciente creación y que sustituyó al Tribunal Supremo Electoral (TSE) tras las elecciones generales de 2017.

Lea también: Elecciones primarias son un desastre que le costó al pueblo hondureño más de L. 1,100 millones

Entre las lecciones que deja el proceso electoral primario, Caritas Honduras destaca en primer lugar que la ciudadanía no debe dejar la construcción y conducción de la democracia únicamente en las manos de los dirigentes de los partidos políticos. «Es condenarnos a

seguir fracasando cada cuatro años, es dejar el país en manos de los que nunca han

pensado en los demás, ellos no son demócratas», apunta.

En segundo punto recalca que las normas y procedimientos deben estar establecidos con antelación. «Todo mundo debe saber cuáles son las reglas del juego que se aplicarán de modo equitativo para todos». También destaca la necesidad de liderazgos nuevos en todos los partidos, «personas que no se han dejado corromper por el gusanito del poder y

del dinero, que tomen distancia de sus partidos y establezcan puentes con el pueblo, con sus aspiraciones y necesidades».

Nota relacionada: Corrupción, narcotráfico, lavado de dinero y acoso sexual marca a precandidatos presidenciales

Pese a los sinsabores dejados por el ensayo de elecciones primarias urge a la población a actuar desde las organizaciones de base para asegurar «una agenda mínima en la democracia» que incluya y garantice «elecciones transparentes, respeto a los derechos humanos, el bienestar colectivo, la seguridad física de los individuos y el imperio de la ley por encima de las arbitrariedades de las personas investidas de poder».

Finalmente, exige se devuelva a la ciudadanía su soberanía y se le permita evaluar a sus gobernantes y sustituirlos cuando no cumplan con la ley y no desempeñen sus funciones; indicando que «el plebiscito, el referéndum, el juicio político y la revocatoria de mandato son derechos imprescindibles en nuestra legislación, junto con la equidad y transparencia en la práctica democrática».

Un comentario sobre “Urge eliminar fraude, ambición de poder y corrupción en la clase política: Caritas de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.