trabajadoras domésticas exigen respeto a sus derechos

Trabajadoras domésticas exigen respeto y respaldo a sus derechos con ratificación del convenio con OIT

Trabajadoras domésticas exigen respeto y respaldo a sus derechos con ratificación del convenio con OIT

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – En el marco de Día Internacional de las Trabajadoras del Hogar, en lugar de ser una celebración, en Honduras es otro día de lucha ardua. Este trabajo realizado por mujeres y niñas exige reconocimiento de sus derechos, respeto a su trabajo, detener el abuso sexual y laboral que sufren y la ratificación del convenio internacional que las respalda.

Gabriela Pineda de la Red de Trabajadoras Domésticas de Honduras, dijo a Criterio.hn que están hartas de ser ignoradas cada vez que demandan el reconocimiento de sus derechos, además de que se irrespete el dictamen que se engavetó durante la administración pasada de Juan Orlando Hernández, el expresidente a un paso de ser extraditado.

Gabriela Pineda, coordinadora de la Red de Trabajadoras Domésticas de Honduras

Los atropellos del trabajo doméstico son vistos con desinterés y menosprecio, pese a que demanda fuertes horarios de trabajo, es decir, inician desde temprano y no hay horario fijo de descanso, la mayoría gana entre tres mil a cuatro mil lempiras mensuales y viven en condiciones de precariedad.

En 2018, la red de trabajadoras domésticas y el Centro de Estudios de la Mujer (CEM) realizó un estudio en los departamentos de Choluteca, San Pedro Sula, La Ceiba, Francisco Morazán e Intibucá, el cual reveló que en ese último las niñas inician a trabajar desde los ocho años como trabajadoras domésticas.

Pero eso no es todo, pues los datos demuestran que, dentro de esta sociedad patriarcal, los hombres de las familias para las que trabajan, en muchos casos, abusan de ellas sexual y laboralmente, siendo esta una forma de manifestar su actitud de pertenencia como si se tratara de un objeto.

En Intibucá, alrededor de 20 niñas entre los ocho y 15 años se dedican al trabajo doméstico, entre ellas hay quienes han comentado casos de abuso sexual no solo del empleador, sino por invitados de la familia.

Ellas tienen conocimiento de la existencia del Ministerio Público, pero no hay respuesta contundente y, en muchos casos, deciden conversar con alguien de la familia, pero en lugar de ser ayudadas son despedidas.

“Una joven de 14 años no debería estar trabajando, sino que debería tener acceso total a la educación”, razonó Pineda.

Lea también: Medios de comunicación hacen apología del odio contra la mujer en Honduras 

AUTORIDADES CARECEN DE COMPROMISO

Sobre el convenio 189 de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) que el gobierno de Hernández dejó en el olvido, la representante de las trabajadoras domésticas dijo que es lamentable la falta de compromiso.

La voluntad política es lo primero que deben tener las personas de alto mando que fueron electos para tomar decisiones en favor de la ciudadanía. Debido a que Xiomara Castro es la primera presidenta mujer de Honduras, Pineda destacó que puede ver la situación con empatía procurando ir más allá, consiente que no se trata de solicitar favores, sino reconocer sus derechos.

Lo que esperan de las autoridades es que, si fueron electos bajo la confianza del pueblo, también cumplan con las promesas evitando que queden solo en frases populistas.

El convenio internacional a favor de las trabajadoras domésticas, creado el 16 de junio de 2011, reconoce ocho derechos fundamentales relacionados a la educación, la salud, el trato del trabajo digno, los salarios justos, indemnización, contratos por escrito, jornada laboral para respaldar a las mujeres y niñas.

Lea también: Trabajadoras domésticas luchan por ratificación del Convenio 189 de la OIT y Ley de Empleo

Honduras está cerca de cumplir 13 años de evitar la ratificación del convenio que daría armonía a sus trabajos, debido a la falta de responsabilidad de las autoridades.

Avatar
Author Details
Sorry! The Author has not filled his profile.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.