Actualidad|Noticias Destacadas

Propuesta de notables para integrar Junta Nominadora empantana camino para elección de nueva Corte

selección de magistrados es clave para abordar impunidad en Honduras

Compartir

 

Tegucigalpa.- El proceso para la selección de la nueva Corte Suprema de Justicia en Honduras sigue empantanado entre los que apuestan por un nuevo proceso integrado por una Junta Nominadora que garantice transparencia y confiabilidad y las fuerzas que pretenden conservar artimañas de elecciones pasadas.

Recientemente, el presidente del Congreso Nacional, Luis Redondo, presentó una propuesta a las organizaciones que conforman la Junta Nominadora para el proceso de selección y nominación de candidatos a magistrados a la Corte Suprema de Justicia.

Redondo instó a las siete organizaciones elegir a su representante de una lista de hondureños notables a nivel internacional, incuestionables, de alto perfil que propone y que considera no permitirán que intereses de poder coopten y manipulen el proceso para la selección de la nómina de al menos 45 candidatos, de los cuales, 15 serán electos como magistrados siempre y cuando logren el voto de al menos 86 de los 128 diputados del Congreso Nacional.

La Constitución de Honduras, en su artículo 311, establece el procedimiento para la elección de los magistrados, siendo un representantes de la Corte Suprema de Justicia, al igual que un representante del Colegio de Abogados, el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos, un representante del claustro de profesores de la facultad de Ciencias Jurídicas de la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), un representante de organizaciones de sociedad civil y un representante de la Confederación de Trabajadores quienes integrarán la Junta Nominadora.

Noticia relacionada Cuotas de poder comienzan a aflorar frente a proximidad de elección de magistrados a la Corte Suprema

El presidente del Congreso Nacional propone que este representante de las referidas organizaciones sea un notable y no uno de sus miembros como se ha venido realizando en las últimas elecciones sumado a que estos pueden proponer a sus candidatos a magistrados representando así un conflicto de intereses.

En entrevista a Criterio.hn, el abogado constitucionalista Melvin López aseguró que la propuesta de Redondo no quebranta la Constitución, por el contrario, considera que garantizaría un proceso que genere certidumbre y la escogencia de los mejores candidatos y candidatas para integrar el Poder Judicial.

“La propuesta de Luis Redondo no se opone a la Constitución porque habla de nombrar un representante de estas organizaciones, se opusiera si el texto dijera un representante miembro de estas instituciones, pero no dice un representante miembro y al no decir miembro puede ser un representante extra de la organización”, explicó.

Añadió que “va orientada a buscar más transparencia o menos impureza en la propuesta y elección de magistrados porque al final sabemos que lo político va a prevalecer porque es el Congreso mediante los diputados quienes eligen”.

López señala que existen “bombardeos” de sectores que pretenden imponer sus candidatos, algunos ligados al crimen organizado por lo tanto resalta que “es el momento histórico para rescatar el Estado de Derecho, con una verdadera Corte Suprema de Justicia”.

Noticia relacionada Elección de magistrados considerado factor determinante para funcionamiento de CICIH

Ministerio Público se ensaña

Para el abogado Omar Menjívar la propuesta de una Junta de Notables transgrede la Constitución y promueve se empantane más el proceso para la elección de los nuevos magistrados.

“Sin duda la intención del presidente del Congreso, con su propuesta de una junta de notables para la elección de la nueva Corte Suprema de Justicia es aportar a una elección de calidad e idoneidad, pero elementos de forma contravienen la constitución y genera confusión cuando más claridad necesitamos”, manifestó.

Lester Ramírez, abogado y director de transparencia y gobernanza de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ), también concuerda que la propuesta se aleja de la normativa establecida y solo refleja que no hay consenso entre las fuerzas políticas para incidir en la Junta Nominadora.

“Está claro que uno tiene que tener la membresía, no se puede tener un invitado, no dice que pueden invitar a notables. Este es un tema que preocupa por el hecho que el trasfondo es que no hay dentro de los partidos una manera de poder incidir en la Junta Nominadora”, dijo.

¿INDICIOS DE UNA CRISIS?

Ante la interrogante si se está a las puertas de una crisis política en caso que se obstruya el proceso de la nueva Corte, Ramírez descarta ese escenario, sin embargo, afirma que se generará inestabilidad política que repercutirá en avanzar hacia una verdadera trasformación de la sociedad hondureña.

“No creo que vaya a haber una convulsión social, hemos visto en otros años como se han removido salas de lo constitucional enteras, impuestos sus propios magistrados controlados por Juan Orlando, entonces ya hay precedentes. Sería una crisis política que sí generaría inestabilidad, pero no protestas o manifestaciones callejeras”, indica.

Ramírez sostiene que los escenarios posibles es que el Congreso Nacional descarte la lista que envíe la Junta Nominadora y haga su propia lista para una elección directa, pero destaca que lo mejor será que las fuerzas políticas se distribuyan los magistrados sin que ninguna tenga mayoría como sucede en el Congreso. 

Noticia relacionada Falta de voluntad política deja rezagada nueva forma de elección de magistrados para la Corte Suprema

El analista y abogado Raúl Pineda también concuerda que los escenarios peores se centran en que el Congreso no reciba la nómina de candidatos y tenga que escoger de forma directa, pero de igual forma se requiere de 86 votos y en caso de no lograrse la elección se daría continuidad a las actuales autoridades ligadas a la estructura criminal que instauró el extraditado exmandatario Juan Orlando Hernández.

“En esto hay fuerzas políticamente interesadas y la correlación de fuerzas en el Congreso hace que no se llegue al menos a 86 votos que es mayoría calificada. Surgen dos opciones, una que el proceso colapse, que no haya una propuesta de la Junta Nominadora que se torpedee y que el Congreso elija una Corte, pero tampoco tendrían los 86 votos. Existe la idea que no se elija la Corte y que siga la actual en función de torpedear el proyecto de instalación de la Juta Nominadora, todas esas variables están en el panorama”, expresó.

Cabe indicar que el artículo 80 de la Ley Orgánica del Congreso establece que los funcionarios que elige el Congreso Nacional, cuando concluyen su mandato, permanecerán en el cargo hasta que se realice una nueva elección.

Todos los entrevistados por el equipo de Criterio.hn coinciden que el Congreso Nacional debe aprobar una nueva Ley Orgánica de la Junta Nominadora que permita un proceso de escogencia de los candidatos y candidatas más calificados y de esa manera se escojan a los 15 mejores de la nómina que se envié por la Junta.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.