proceso de selección de la nueva Corte Suprema

Cuotas de poder comienzan a aflorar frente a proximidad de elección de magistrados a la Corte Suprema

Compartir

Tegucigalpa.- Históricamente, los puestos de magistrados de la Corte Suprema de Justicia se repartían entre los conservadores Partido Nacional y Partido Liberal teniendo mayoría quien estuviera en el poder, tras romperse el bipartidismo y conformarse nuevas fuerzas políticas la inquietud yace en la necesidad de una verdadera justicia.

La asunción al poder del Partido Libertad y Refundación (Libre) sumado a la alianza política que conformó con el Partido Salvador de Honduras (PSH) cambia las reglas en el proceso de elección de los candidatos a magistrados, de igual manera la tradicional repartición de los 15 puestos.

Noticia relacionada Elección de magistrados considerado factor determinante para funcionamiento de CICIH

Mientras unos diputados del Congreso Nacional apuestas por transparentar y garantizar un Poder Judicial independiente, que responda a la aplicabilidad de una verdadera justicia y que no esté maniatado a cuotas de poder, otros revelan sus intereses mientras otras facciones se oponen.

El diputado del Partido Libre Fabricio Sandoval, parte de la Junta Directiva del Congreso Nacional, prácticamente reveló que la apuesta de los rojinegros será tener 8 magistrados afines dejando 7 puestos para las demás fuerzas políticas.

“La Corte Suprema será integrada en su mayoría 8/15 por magistrados y magistradas con conciencia de clase, es decir, del pueblo y no de grupos de poder oligárquicos. Cualquier otro alegato es una banal leguleyada de los mandaderos de la clase pudiente ya que solo buscan protección a toda costa”, declaró.

En tanto, el jefe de bancada del Partido Libre, Rafael Sarmiento, manifestó que la aspiración será una Corte Suprema que lucha contra la corrupción y promueva una verdadera impartición de justicia.

“Como bancada de Libre, seguiremos apuntando a esa aspiración del pueblo de tener una Corte Suprema que imparta justicia y luche contra la corrupción y la impunidad”, dijo.

Por su parte, el diputado del Partido Nacional, Mario Pérez, aseguró que no permitirán que el Partido Libre tenga mayoría de magistrados, situación que pone en riesgo la elección y otorgaría la continuidad de la actual Corte que impuso el extraditable exmandatario Juan Orlando Hernández.

“En un escenario donde Libre pide ocho magistrados, jamás vamos a estar de acuerdo, no vamos a apoyar una Corte repartida de esa forma. En una Corte independiente, no se hablaría de repartición”, dijo.

Noticia relacionada Falta de voluntad política deja rezagada nueva forma de elección de magistrados para la Corte Suprema

De igual manera, el diputado del Partido Liberal, Mauricio Villeda, es del criterio que Libre no cuenta con los votos que se requieren para elegir magistrados por lo que deberá apostar por “cabildear” con las demás fuerzas políticas.

“Creo que Libre no puede exigir lo que no tiene. Libre no tiene los votos para exigir una cantidad de magistrados. Libre tiene que iniciar un cabildeo en el Congreso Nacional con las otras bancadas”, consideró.

A la vez, señaló que se “debe poner las barbar en remojo” para evitar que este poder del Estado sea controlado por una fuerza política sino que “este integrado de forma que balancee la administración de justicia”.

De acuerdo con declaraciones del jefe de bancada del PSH, el diputado Tomás Ramírez arguye que serán “el punto de equilibrio en la elección de magistrados” y abogarán porque se respete la constitución y se escojan los hombres y mujeres idóneos para integrar la Corte.

EL ROL TRASCENDENTAL CIUDADANÍA

La representante de la Organización de Naciones Unidas en Honduras, Alice Shackelford, instó al Congreso Nacional aprobar una nueva normativa que certifique un proceso de selección y elección de magistrados que garanticen un cambio en la justicia de la nación.

“Fortalecer el Estado de Derecho es fundamental para sociedades justas y pacíficas. Hoy el Congreso Nacional tiene la oportunidad de promover la adopción de un marco normativo que garantice que la elección de magistrados sea en base a idoneidad, mérito, integridad y capacidad técnica”, solicitó.

Noticia relacionada En julio inicia proceso para elegir nueva Corte Suprema de Justicia

Para el analista Raúl Pineda Alvarado, el panorama es escabroso por lo que considera la ciudadanía juega un papel fundamental en exigir y demandar, mediante un movimiento ciudadano, una elección transparente que acabe con la repartición política.

“La correlación de fuerzas en el Congreso hace que no se llegue a mayoría califica por lo que surgen opciones que el proceso colapse. En este momento no hay acuerdos en el Congreso por el tema del reparto, existe la idea que no se elija la Corte y que siga la actual Corte por lo tanto se requiere la existencia de un movimiento ciudadano”, añade.

Misma postura tiene el empresario y miembro de la organización Patria, Adolfo Facussé, quien considera necesario que la ciudadanía se exprese y haga valer su voluntad de no continuar con una Corte Suprema de Justicia politizada.

“Si proceden a repartirse los cargos, que la ciudadanía se manifieste para hacer ver que la voluntad del pueblo es cambiar y no seguir con una corte politizada, que la justicia dicte los fallos en conformidad a la ley y no en función del amigo, grupo o partido que lo quiere a su manera”, expresó.

El Congreso Nacional tiene los días contados para aprobar una nueva normativa sobre el proceso de selección y elección de magistrados a la Corte Suprema, se requiere el voto de 86 diputados de los 128, de lo contrario, se continuará con la normativa vigente.

En la segunda quincena de julio, la Junta Nominadora deberá iniciar el proceso de selección y, en enero de 2023, los congresistas deberán escoger a 15 de la nómina no menor a 45 candidatos que envíe la Junta Nominadora, para su elección se requiere mayoría calificada, es decir, los 86 votos, mientras no se elijan los nuevos magistrados los actuales continuarán en el cargo hasta concretar la elección.

2 comentarios en “Cuotas de poder comienzan a aflorar frente a proximidad de elección de magistrados a la Corte Suprema

  1. Mientras siga más de lo mismo, es decir, una CSJ en manos de partidos políticos la corruocion e impunidad seguirá reinando.

    Es el momento correcto para pensar en Honduras. Sin Justicia transparente nadie vendrá a invertir al país, y el desempleo y la violencia se dispararán.

    Estos canallas deben entender que nunca alcanzarán la paz y tranquilidad mientras anden con un Grupo de guardaespaldas.

    A qué temen los corruptos, ladrones, narcos y vende patria. Si de acá nadie se marcha sin pagar su deuda. Reflexionen que todo termina. Queremos una CSJ y un MP independiente. ¡Basta ya!

  2. Es una falta de respeto al pueblo Hondureño que ha estas alturas el gobierno de coalición venga a querer seguir la mala tradición de imponer una cuota de poder en la corte suprema mayoritaria de poner magistrados subyugados al partido de gobierno eso es ir en contra de lo que se luchó como pueblo por tener una Corte Suprema de Justicia apartidista, imparcial y no sumisa a grupos políticos y económicos de poder.
    Hagan lo correcto siguiendo la normativa de la constitución con las modificaciones que exige la sociedad civil para la selección de candidatos por favor ya no jueguen con el pueblo hondureño si no nosotros les pasaremos la factura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.