presupuesto Honduras 2022

Presupuesto 2022, pasó de “falso” y “corrupto” a un mismo patrón

Compartir

Por: Asael Barahona

Edición: Emy Padilla

Portada y gráficos: Guillermo Burgos

Tegucigalpa. –La titular de la Secretaría de Finanzas, Rixi Moncada, afirmó en febrero que el Presupuesto General de Honduras que aprobó el Congreso Nacional anterior, liderado por el conservador Partido Nacional, era “falso, corrupto” y se alejaba de la realidad financiera del país.

También lea: Honduras “libre de minería” solo quedó en un comunicado

Bajo Decreto Legislativo 107-2021 el Partido Nacional aliado con el Partido Liberal aprobó el Presupuesto General de la República para el periodo fiscal de 2022 por un monto de 308,233.6 millones de lempiras, lo que representaba un incremento de 19,362.5 millones más con respecto a 2021.

La frase:

“Este presupuesto, es un presupuesto falso y fuente de corrupción… fue formulado y aprobado por el régimen en el mes de diciembre pasado después de perder las elecciones. Este presupuesto es falso, no refleja la verdad y es fuente de corrupción porque manipuló cifras, incluyó programas y proyectos sin estudios ni financiamientos y no cabe ninguna duda que fue elaborado de manera impúdica y descarada”, Rixi Moncada, ministra de Finanzas.

En conferencia de prensa, Moncada presentó, a inicios de febrero, el primer informe sobre la situación financiera que recibió el gobierno de Xiomara Castro por parte del régimen que instauró el exmandatario Juan Orlando Hernández, quien será extraditado hacia Estados Unidos por delitos de narcotráfico.

Según las declaraciones de Moncada se heredó un Estado en bancarrota con “cifras manipuladas y bajo preceptos de corrupción, con la institucionalidad desplomada y hundida”, no obstante, la reforma al presupuesto aprobada por unanimidad de los 128 congresistas hondureños contraria sus declaraciones.

 

LAS CONTRARIEDADES ENGAÑOSAS

Ante la inconformidad de Moncada y de la propia presidenta Xiomara Castro, el Poder Ejecutivo remitió al Congreso Nacional el pasado 7 de abril un proyecto de decreto encaminado a modificar el presupuesto y en la madrugada y en un solo debate el Legislativo aprobó 360,505 millones de lempiras, es decir, 14,805 millones de dólares, representando esto un incremento de 52,271.4 millones de lempiras, con respecto al presupuesto aprobado por los nacionalistas.

Fue así como por unanimidad de votos y sin un previo análisis o la reflexión de los congresistas que se reformó el presupuesto en el Congreso que preside Luis Redondo.

COMPARATIVAS DE LOS PRESUPUESTOS

Criterio.hn hizo un análisis comparativo de ambos presupuestos y encontró que apenas en cinco entes del Estado se redujo su presupuesto, mientras que en 42 se mantiene y se incrementa en 55, lo que refleja que las declaraciones de Moncada son engañosas.

Para el caso, a la Secretaría de Finanzas se le redujo 2, 633, 880,258 millones al igual que a la Presidencia de la República con 37, 582,370; al Programa Nacional de Desarrollo Rural y Urbano Sostenible, 78, 269,626 y a la Dirección General de Cinematografía 10, 025, 991.

Estas reducciones responden, en su mayoría, que en Consejo de Ministros se aprobó una reestructuración del gobierno mediante la cual se extinguió 21 entes conformados por secretarías, programas sociales y gabinetes, pero el presupuesto que estaba destinado para estas se trasladó a otras.

Lo anterior contradice la política de austeridad que pregona el gobierno de Xiomara Castro debido a que el presupuesto asignado a Servicios Financieros de la Administración Central más conocido como Partida Confidencial se triplicó pasando de 5, 034, 724,416 a 15, 399, 998,052 lempiras, una partida que se cuestiona por no rendirse cuentas y no conocer el paradero de los miles de millones que controla el presidente de la república.

Lea más sobre el tema: Más de L 15 mil millones serán administrados por Xiomara Castro para “refundar Honduras”

Para la Secretaría de Desarrollo Social que da paso a la extinta Secretaría de Desarrollo e Inclusión Social (SEDIS) se incrementó 1, 046, 065,109 lempiras; a la Secretaría de Seguridad, 995, 600,000; a la Secretaría de Salud, 2, 483, 750,029; Secretaría de Salud, 1, 959, 574,973; Secretaría de Agricultura y Ganadería (SAG), 1, 400 millones; la Secretaría de Energía 19, 094, 538,787.

Asimismo, al Congreso Nacional 200 millones más, al Consejo Nacional Electoral (CNE) 400, al Hospital Escuela se le incrementó el presupuesto en 428, 018,723; Banco Central de Honduras (BCH), 3, 450, 085,832; al Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (BANADESA), 998, 500,000; al Patronato Nacional de la Infancia (PANI) 1, 221 millones; al Instituto de Previsión del Magisterio (Inprema), 3, 951, 400,000; al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), 6, 044, 500,000 y para la Administración Central, 5, 365, 773,636.

Las instituciones que mantiene su presupuesto son: el Poder Judicial, el Tribunal Superior de Cuentas (TSC), la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), el Instituto de Acceso a la Información Pública (IAIP), el Instituto Nacional de Migración (INM), la Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel), el Comisionado Nacional de los Derechos Humanos (CONADEH). 

El acomodo en el presupuesto entre las secretarías puede ser debatible, no así la ampliación del presupuesto de acuerdo a los análisis de economistas que ven en la reformulación de los valores, un nuevo endeudamiento e inflación que encarecerá el costo de vida de los hondureños, algo que prometió evitar la administración de Castro.

A criterio del expresidente del Colegio de Economistas de Honduras (CHE), Julio Raudales, es “inexplicable” la contradicción del gobierno al asegurar que Honduras es un “Estado en quiebra” pero aprueban un incremento superlativo al presupuesto “jamás visto en la historia del país”.

Lea, además: Energía gratis, la promesa engañosa de Xiomara Castro que repercute en el bolsillo de los hondureños

De los más de 52 mil millones de aumento, al menos, 30 mil millones serán destinados al gobierno central y unos 18 mil al sector descentralizado lo que representa un aumento equivalente al 8% del Producto Interno Bruno (PIB), contradictorio a la recaudación fiscal que se augura y un déficit fiscal de 3.5% que vaticina el Programa Monetario del Banco Central de Honduras (BCH).

Pese que se extinguió el programa de Vida Mejor, que se utilizó para proselitismo a favor del Partido Nacional, el gobierno de Castro apuesta por el programa Red Solidaria, que fue parte del gobierno de su esposo Manuel Zelaya Rosales durante su gobierno en 2006 a 2009, considerado por Raudales como “la versión 2.0 del programa Vida Mejor”.

Por su parte el economista e investigador del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (FOSDEH), Ismael Zepeda, manifiesta que la reformulación del presupuesto muestra “grandes contradicciones” sobre todo en las declaraciones de Moncada.

“La cereza del pastel es un prepuesto que crece en más de 16% y ese presupuesto va a ser financiado con más endeudamiento, tocar las reservas internacionales y lo que maneja el BCH, más de mil millones dólares, es entonces que por una parte decimos que somos un país altamente endeudado, pero el financiamiento de este nuevo presupuesto va a llegar a más de 80 mil millones de lempiras con más endeudamiento”, cuestionó.

Añadió que “no es con mayor endeudamiento que se solucionan los grandes problemas que tiene el país”.

 

Cabe señalar que la deuda pública de Honduras tras doce años de gobierno del Partido Nacional, según cifras de la Secretaría de Finanzas, cerró en 305,884 millones de lempiras, lo que representa el 48.59% del PIB y la pobreza alcanzó el 73% de los hogares, de estos, el 53% en extrema pobreza, según el Instituto Nacional de Estadísticas (INE).

Ambos economistas vaticinan que con el nuevo presupuesto la deuda pública cerrará en más de 20 mil millones de dólares, mientras el FOSDEH augura que la pobreza incrementará, a causa de la inflación y el contexto internacional, y difícilmente a corto plazo se reduzcan las cifras de pobreza extrema.

El Mirón

En conclusión, se puede afirmar que las declaraciones de Moncada son engañosas, porque calificó el presupuesto aprobado por el Partido Nacional como “falso y corrupto”, sin embargo, en la modificación aprobada a su sugerencia se registra un incremento descomunal.

Asimismo, se colige que no hubo un cambio significativo en los fondos asignados a los entes del Estado y mucho menos se constata un gobierno de austeridad cuando se pretende endeudar más a Honduras en medio de una crisis energética surgida por un conflicto mundial y por la existencia de contratos leoninos con la empresa privada.

Economistas estiman que para hacerle frente el país deberá asumir una nueva deuda por 80 mil millones de lempiras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.