Actualidad|Noticias Destacadas

No basta combatir la corrupción, es necesario revisar políticas económicas y sociales para frenar la migración

revisar políticas económicas y sociales para frenar la migración

Compartir

Fotos: Jorge Burgos/Criterio.hn

Tegucigalpa.- En el marco de su visita por la toma de posesión de la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, el director de Alianza Américas, Óscar Chacón, resaltó que la lucha contra la corrupción es tan solo una de varias piezas para combatir las causas que impulsan la migración en Honduras.

Chacón destacó que además de «eliminar los puntos donde se ancla la corrupción», es necesario revisar las políticas económicas y sociales, así como el grado de compromiso y práctica en la construcción de un verdadero Estado de derecho robusto, y destacó la importancia de que la seguridad ciudadana no sea impuesta con pistolas y fusiles. 

Nota relacionada: Combate a la corrupción y la impunidad, temas centrales en reunión entre Xiomara Castro y Kamala Harris

«Lo importante es entender que la corrupción, la impunidad, la equidad económica, la sostenibilidad y un desarrollo social robusto, todas son piezas del rompecabezas, que si lo logramos armar bien va a producir resultados», dijo a Criterio.hn.

No son tareas fáciles, destacó, «son tareas difíciles» que requieren del compromiso no solamente de la presidenta Xiomara Castro sino de «cualquier persona hondureña que realmente quiere ver a su país mejor y quiere contribuir a que Honduras realmente llegue a ser un país donde poca gente se quiera ir».

DISTRIBUCIÓN DESIGUAL DE LA RIQUEZA ES PARTE DEL PROBLEMA

El director de Alianza Américas manifestó: «tenemos la obligación de hacer algo para asegurarnos de que no sigamos cometiendo los mismos errores de siempre». En este sentido afirmó que Honduras, El Salvador y Guatemala no son países pobres. Desde el momento en que «hay gente que se echa a la bolsa miles de millones de dólares en ganancias al año», son países ricos con una «distribución desigual del bienestar que todos producimos».

En relación con la iniciativa «Llamada a la Acción» que encabeza la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris, y en la cual se encuentran involucradas un par de empresas con denuncias internacionales por violaciones a derechos humanos, Chacón destacó que «el camino hacia adelante no puede ser hacer más de lo que ya hemos estado haciendo».

Lea también: Kamala Harris admite que pasadas acciones de EE.UU. crearon algunas causas de la migración en C.A.

Estar dispuesto a cambiar implica reconocer que los derechos humanos y el medio ambiente, sí importan, y asegurarse de que el desafío no está «reducido a crear empleos, sino a crear buenos empleos donde la gente sea bien remunerada y tenga buenas prestaciones», caso contrario «no vamos a salir del lío en el que estamos».

Aun cuando se construyeran «cosas bonitas en el corto plazo que ayuden a generar más sentido de esperanza», es importante recordar que «al final del día, la esperanza sola no pone comida en la mesa y allí es donde está precisamente el desafío», aseveró.

MIGRANTES SON LOS GRANDES INVERSIONISTAS EN EL BIENESTAR DE LAS FAMILIAS HONDUREÑAS

El director de Alianza Américas se mostró satisfecho en que la Administradora de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID, siglas en inglés), Samantha Power, acompañó a Harris en su visita a Honduras, pues considera que su apoyo puede impulsar iniciativas enfocadas a un mejor acceso a la salud y la educación.

Además, señaló que hasta el momento el más grande inversionista en el bienestar de millones de familias hondureñas no es ninguna megacorporación, sino los migrantes que se fueron y que envían remesas a sus familias para que puedan tener una vida un poco menos difícil en Honduras.

Los datos del Banco Central de Honduras, recogidos a través de la «Encuesta Semestral de Remesas Familiares» publicado en agosto del año pasado, denotan que «entre enero y julio del 2021 Honduras obtuvo un ingreso de US$4,074.0 millones en concepto de remesas familiares, denotando un repunte de 36.2% (US$1,083.0 millones) respecto al monto percibido en similar período de 2020».

Por parte del Banco Centroamericano de Integración Económica en su informe «Remesas en Centroamérica, rol del BCIE» indicó que en 2020 las remesas recibidas en Guatemala, Honduras y El Salvador fueron un total de US$22,988.9 millones. De igual forma, indicó que «las remesas en la región superan a la inversión extranjera directa (ED) en 2.6 veces y a la cooperación para el desarrollo en 15.2 veces».

En dicho informe señalan que «Honduras, El Salvador, Nicaragua, Guatemala y la República Dominicana son los países con la mayor proporción de remesas a PIB en la región, con niveles de 24.1%, 24.0%, 14.7%, 14.6% y 10.4% respectivamente; dichos países concentran el 96% del total de remesas fluyendo a la región centroamericana».

País Remesas 2020
Guatemala US$11,340.4 millones
El Salvador US$5,918.6 millones
Honduras US$5,729.9 millones

*Datos del informe «Remesas en Centroamérica, rol del BCIE» publicado en 2021

Con relación a las decenas de proyectos impulsados de la cooperación internacional que no han dado los resultados deseados a nivel económico y social a lo largo de los años, el dirigente de Alianza Américas repitió que «hay que cambiar lo que se está haciendo y con quien lo hemos estado haciendo». Una situación que él espera comprenda la directora de USAID, ya que «no solamente es un problema de inyectar más recursos financieros».

De interés: Migración: A falta de esperanza, Honduras pierde su capital humano e intelectual

Sobre los US$1,2 billones que se inyectarán como parte de la iniciativa «Llamada a la Acción» en las economías de Honduras, Guatemala y El Salvador, advierte que si estás son usadas de la misma forma en que se ha hecho anteriormente, «uno puede fácilmente predecir que eso no va a tener ningún impacto positivo», porque no es un problema sólo de monto de dinero, sino un problema de qué y cómo se está haciendo.

Si bien las inversiones son buenas, «lo que se necesita es construir un plan nacional de desarrollo» liderado no solamente por el gobierno central, sino también por la empresa privada y las organizaciones de sociedad civil; donde se indique cuánto y en qué se invertirá en los próximos 15 a 20 años y esto nos permita llegar a un futuro donde cada vez menos hondureños salgan del país.

Alianza Américas es una organización transnacional con arraigo en las comunidades inmigrantes latinas en los Estados Unidos, cuyo enfoque es mejorar áreas relacionadas con la justicia económica, racial y social, así como políticas de migración humanitaria y protección para la niñez y las familias que buscan refugio.

Un comentario en “No basta combatir la corrupción, es necesario revisar políticas económicas y sociales para frenar la migración

  1. El ejemplo lo tenemos en Bolivia que no tiene acuerdo con el FMI pero si un plan de país donde cambió ese modelo Neoliberal y fortaleció las instituciones y empresas del estado potenciando la salud educación la energía medio ambiente derechos humanos .

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.