Manejo de crisis sanitaria en Honduras constituye delito de lesa humanidad: Mesa de Diálogo Interpartidario

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. La articulación política Mesa de Diálogo Interpartidario presentó un pronunciamiento contra la mala conducción gubernamental de la crisis sanitaria que, en manos del jefe de Estado, Juan Hernández, mantiene a la población hondureña sumida en un colapso hospitalario y en escalofriantes actos de corrupción.  

La iniciativa política advirtió que el manejo “errático”, de la crisis sanitaria, constituye un delito de lesa humanidad, ya que, a consecuencia de la mala gestión de las autoridades, cientos de hondureños han perecido ante la Covid-19 sin la debida atención hospitalaria. Y esto, “implica responsabilidad civil y penal por su corresponsabilidad en crímenes de lesa humanidad, porque está muriendo mucha gente a raíz de todo esto”, señaló la instancia de la oposición política.

El órgano multipartidario responsabilizó a la administración Hernández por la precariedad a la que ha conducido la respuesta gubernamental, sobre todo, en materia de “acceso a la salud, educación, la economía, la justicia, los derechos humanos, la democracia y la lucha contra la corrupción y la impunidad”.

El manifiesto de la articulación conformada por líderes del Partido Liberal, Partido Unidad e Innovación Social Demócrata (PINU-SD), partido Alianza Patriótica y una facción del gobernante Partido Nacional, rechazó además las excusas con que el gobernante hondureño ha pretendió exonerar su responsabilidad del colapso sanitario.

El presidente del Partido Liberal, Luis Zelaya, quien dio lectura al comunicado de la Mesa de Dialogo Multipartidario, manifestó su rechazó contra “las excusas del Ejecutivo de no cumplir con el mandato como administrador general del Estado, igual sus excusas en el errático manejo de la pandemia y su incapacidad para cuidar de la salud de la población”.

En consecuencia, “es imperativo sacar a estos delincuentes del poder; Honduras no merece que ellos sigan un minuto más gobernando este país, nos unimos con ese objetivo”, acotó Zelaya.  

En tanto, el presidente de la Junta Central del Partido Unidad e Innovación Social Demócrata (PINU-SD), José León Aguilar, cuestionó la complicidad del Congreso Nacional que durante la crisis sanitaria ha sido señalado por su responsabilidad en ceder a la aprobación de endeudamientos, compras directas, entre otras medidas, que a criterio de organismos anticorrupción constituyen una fuente de corrupción. 

De modo que, “rechazamos la decisión del Congreso Nacional de la recién aprobación para las compras directas para los hospitales públicos, que se hayan incorporado otras instituciones que han hecho un mal manejo de los recursos financieros para afrontar la crisis sanitaria”, señaló el representante del PINU-SD.

crisis sanitaria en Honduras
Los hondureños son tratados de forma indigna en carpas en las afueras de los hospitales. Esta carpa fue instada en el hospital Escuela en Tegucigalpa. En la imagen se ve cómo esperan los pacientes para ser ingresados.

En su intervención, el diputado del Partido Nacional, Jorge Lobo, también cuestionó el deplorable papel del Congreso Nacional lamentando la actitud del titular de ese poder del Estado, Mauricio Oliva quien, según el congresista, se ha negado a aprobar las iniciativas de ley que la oposición ha presentado como salida a la crisis.

“Condenamos la actitud autoritaria del presidente del Congreso Nacional, Mauricio Oliva, por el desprecio manifiesto al no considerar la discusión de proyectos presentados por diputados de la oposición, encaminados a la disposición de verdaderas medidas de alivio económico para la población que está recibiendo el mayor impacto negativo en su economía”, criticó el hijo del expresidente Porfirio Lobo Sosa.

La Mesa Multipartidaria propuso la conformación de una junta integrada por las distintas fuerzas políticas y sociales, para la auditoria de los fondos asignados como parte del combate a la pandemia.

Desde el inicio de la declaratoria del estado de emergencia sanitaria, Honduras ha entrado en un nuevo ciclo de crisis acumulada. A la inestabilidad política, agudizada tras la consumación del fraude electoral de 2017 y de la ilegal reelección que dejó en la Presidencia a Juan Hernández, se ha sumado el colapso de un endeble sistema de salud pública que a la fecha ha dejado 30,035 casos de Covid-19 y 825 muertes, según cifras oficiales.

Asimismo, el repunte de la corrupción, las violaciones a los derechos humanos y los índices de desempleo.  

Noticia Relacionada: Sigue utilización de crisis sanitaria: Congreso profundiza mecanismo de compra directa

Tanto el Ejecutivo como en Legislativo han aprobado montos millonarios con el argumento de optimizar el sistema de salud pública, sin embargo, los principales centros hospitalarios colapsan con largas filas de hondureños que aguardan el drama de encontrar un cupo y ser atendidos.

Lejos de presenciar la optimización del sistema sanitario, la sociedad hondureña ha sido testigo del repunte de irregularidades en la gestión gubernamental, lo que ha sido constatado por organismos anticorrupción y medios de comunicación como Criterio.hn, que han detectado el manejo irregular de los fondos aprobados, como la sobrevaloración de equipo biomédico y la mala gestión en la adquisición de compras.

El caso más reciente, es la adquisición de siete hospitales móviles que Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), compró sin garantía por alrededor de 48 millones de dólares a una empresa de maletín radicada en los Estados Unidos y que utilizó de manera fraudulenta cotizaciones de una empresa turca.

Desde el 15 de marzo pasado los hondureños se mantienen confinados mediante la medida coercitiva de un estado de excepción, ilegal y autoritario, según organizaciones de derechos humanos que registran múltiples violaciones y abusos de autoridad.

Noticia Relacionada: Anuncian 60 días más de suspensión laboral para más de 200 mil trabajadores

A esta problemática también se agrega el aumento del desempleo, ya que las medidas de distanciamiento social mantienen inactivas a las micro y pequeñas empresas, no así a la gran empresa que ha sido beneficiado con medidas de compensación económica y autorizaciones para la suspensión de contratos laborales.

El Consejo Hondureño de la Empresa Privada (Cohep) estima que a 120 días del estado de sitio, se han perdido al menos 500 mil fuentes de empleo.

4 comentarios en “Manejo de crisis sanitaria en Honduras constituye delito de lesa humanidad: Mesa de Diálogo Interpartidario

  • el julio 17, 2020 a las 7:37 am
    Permalink

    Se sigue en la retórica de los manifiestos, comunicados o denuncias. No es que este mal hacerlos sino que siguen gastando esfuerzos y tiempo tratando de convencer a una rata de que nos es rata. Señores, más gente seguirá muriendo en los hospitales y sus casas, tanto de COVID cómo de otros males que aquejan a esta población.
    Unamos y salgamos a sacar a esos engendros que nos gobiernan, es increíble que un puchado de políticos corruptos tiene de rodillas a más de 8 millones de ciudadanos.
    Si realmente son oposición demuestrenlo con acciones más radicales que con meros comunicados.

    Respuesta
  • Bielka Velasquez
    el julio 16, 2020 a las 6:37 pm
    Permalink

    Sii xq al pueblo lo han menospreciado en carpas de plastico suplicando para una atencion digna xq faltan insumos y suficientes recursos economicos mientras JOH fue atendido Hospital Militar como rey el con todo el salario q cobra injustamente x un gobierno impuesto c fraude eso al final es prwfwdencia y descriminacion c el necesitado q INJUSTICIA

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.