“Hubo intento de boicot antes de las elecciones”, afirma fuente del CNE

 

Criterio.hn ha conocido de primera mano cómo fue abandonado “por 72 horas” el sistema creado por el Consejo Nacional Electoral, para el escaneo de las actas y la tabulación de los datos; las autoridades de esa entidad no atendieron nuestras preguntas al respecto

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

 

Tegucigalpa.- Entre pasillos,  redes sociales, grupos de amigos y desde la base de los partidos políticos, mucho se ha rumorado de al menos un intento de fraude al proceso electoral primario de 2021, que se realizó el domingo 14 de marzo e involucró a las tres fuerzas políticas mayoritarias del país: los partidos Nacional, Libertad y Refundación (Libre) y el Liberal.

Pero a casi 48 horas del cierre de los centros de votación, el Consejo Nacional Electoral (CNE) aún no ha dado los primeros resultados, pese a que los comisionados dijeron que a partir de este lunes 15 darían informes “cada dos horas o cada hora”.

Y este 16 de marzo, la presidente del CNE, Ana Paola Hall, dijo a los medios en conferencia de prensa en un hotel capitalino que “las actas están bajo custodia” de ese organismo, prohibió la presencia de dirigentes políticos en las áreas de escrutinio y pese a que dijo que no repetirán los vicios del pasado y que “serán las elecciones más transparentes de los últimos años”, no dieron resultados previos del conteo de votos.

También lea: Llueven críticas al CNE por falta de conteo rápido en elecciones primarias

Esto ha provocado que arrecien las críticas especialmente contra el CNE, que por ley es el órgano responsable de los actos y procedimientos administrativos, técnicos y de logística para las elecciones primarias y generales, según el decreto legislativo No. 2-2019, aprobado en enero de 2019 y publicado el 6 de febrero del mismo año.

Al respecto, el director ejecutivo de la Cámara de Comercio e Industrias de Tegucigalpa (CCIT), Rafael Medina, se mostró incrédulo al referir que, en la época de la digitalización e inteligencia artificial no se pueda informar rápidamente a los hondureños sobre los resultados electorales, para “no crear esta incertidumbre que hay entre los contendientes, particularmente del Partido Liberal”, sostuvo.

Medina agregó que la población cumplió con su derecho y deber de ejercer el sufragio, pero que es responsabilidad del CNE aclarar por qué no usó el sistema de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP). “¿No tuvo una ley adecuada? ¿No tuvo recursos a tiempo?”, cuestionó el directivo de la CCIT.

Es de recordar que para este proceso fueron habilitados más de 4.8 millones de hondureños, que contó con la participación total de nueve precandidatos presidenciales, 1,792 precandidatos a diputados y 4,172 precandidatos a alcaldes de los tres partidos mayoritarios.

Sin embargo, analistas sostienen que el aparente “caos” en el actual proceso electoral, obedece a oscuros intereses principalmente en el Partido Nacional (en el poder) por encontrar al sucesor del gobernante Juan Hernández, quien ha sido señalado en múltiples ocasiones en los juicios contra narcotraficantes que se desarrollan en las cortes de Estados Unidos.

También lea: Geovanny Fuentes tendría vídeos de Juan Hernández recibiendo cargamentos de drogas, según exjefe de Cachiros

En ese sentido, el analista político e investigador Tomás Andino Mencía, ha dicho que la causa de los retrasos en la transmisión de resultados “es la voluntad perversa de ciertos círculos políticos de convertir estas elecciones en un filtro para beneficiar a candidatos responsables de los peores escándalos de corrupción, del lavado de activos y del narcotráfico; o a candidatos(as) que no les estorben”.

Y agrega que el objetivo de esos círculos de poder es posicionar a aquellos personajes que “deben” salir electos, es decir, ser impuestos para que sea inevitable su elección en noviembre próximo. “Nada más conveniente para ese fin que un proceso desordenado y una prolongada espera de los resultados que dé lugar a negociaciones de los puestos entre los diferentes partidos o corrientes internas, a espaldas de los electores. En esas negociaciones la basura se convertirá en oro, y muchos perdedores resultarán vencedores”, sostiene Andino Mencía.

Lo anterior ha sido avalado por una fuente vinculada al CNE y que pidió el anonimato por razones de seguridad, que ha confirmado a Criterio.hn que hubo al menos “un intento de boicot” al proceso electoral del pasado 14 de marzo.

“Este proceso se montó de manera rápida, en aproximadamente 5 días, donde se habilitaron las líneas *107 y *108 donde se atendieron 14 mil denuncias de irregularidades y se elaboraron 3 mil actas de incidencia, a las que se dieron respuestas pese al intento del boicot”, dijo.

Consultado sobre a qué se refería con eso, el entrevistado ha dicho que por primera vez el CNE ha creado un sistema hecho en casa (desarrollado por ese órgano electoral), con el objeto de transmitir resultados sin depender de un tercero o empresa, sino del equipo de tecnología del Consejo.

“En Honduras estamos acostumbrados al TREP y al SIEDE [Sistema Integrado de Escrutinio y Divulgación Electoral], pero en este caso el Consejo ha creado un sistema que blindará el sistema de escaneo [de las actas] y tabulación de los datos… en ese sentido, lo que le podría decir es que hubo un abandono en el sistema durante 72 horas, pero lo pudimos sacar adelante”, sostuvo la fuente.

Esto es de suma preocupación para los hondureños, porque el sistema creado por el órgano electoral fue abandonado durante 3 días, lo que dispara las alarmas porque es tiempo más que suficiente para que cualquier experto en tecnología pueda alterar el sistema o la transmisión de los resultados.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.