Logo Cirterio.hn blanco
Denuncian maquiladora por violentar DDHH

Empresas maquiladoras cierran operaciones y reabren con otro nombre para zafarse de responsabilidades

Tegucigalpa. – Varias empresas maquiladoras instaladas en Honduras están siendo denunciadas por amenazar con cerrar operaciones, no obstante, las obreras señalan que este es el modus operandi utilizado para reabrir con otro nombre y escaparse de las obligaciones y responsabilidades que deben cumplir con sus empleadas, además es otra forma de deshacerse de ellas.

La Colectiva de Mujeres Hondureñas (Codemuh) denunció que la empresa Hanes Brands INC Jasper Honduras S.A., cerrará operaciones en noviembre de este 2022, situación que dejaría a 1,700 trabajadoras y trabajadores de la maquila sin empleo, sin seguridad social y dejándoles nada más los problemas provocados por los movimientos repetitivos y el cansancio producto de este trabajo.

La directora ejecutiva de Codemuh, María Luisa Regalado, comentó a Criterio.hn que son dos las empresas que amenazan con cerrar, la otra empresa es Fruit of the Loom, provocando el desempleo de más de 1, 300 personas.

Ellas no desconocen que dicen cerrarán operaciones motivados por deshacerse del personal con varios años de actividad laboral, pues muchas padecen problemas de salud ocasionados por las malas condiciones ergonómicas que soportan en sus arduas jornadas laborales, más parecidas a una nueva forma de esclavitud.

De ese grupo de personas, al menos cinco cuentan con dictamen laboral permanente, pueden continuar laborando, pero deben ser reubicadas. Sin embargo, el resto del personal no cuenta ni siquiera con el trámite de reubicación laboral.

Al quedar sin trabajo y tampoco tener seguridad social deben costearse la atención médica de sus bolsillos, siendo muy complicado debido a los bajos salarios que reciben y que las condiciones laborales no mejoran.

Lea también: Denuncian maquiladora por violentar DDHH de mujeres en Honduras

Deben pagar tomografías, resonancias magnéticas y otras revisiones médicas que resultan costosas y no lo pueden costearse.

“La situación es grave, esa vulnerabilidad en que serán abandonadas estas trabajadoras, porque aunque puedan laborar las empresas no las van a contratar, hay discriminación por problemas de salud”, reprochó Regalado.

MAQUILAS SE DESHACEN DE LAS OBRERAS ENFERMAS

Los exámenes físicos y psicológicos son muy fuertes y las empresas maquiladoras evitan contratar a las que ya presentan problemas de salud y empiezan a deshacerse de las que muestran problemas en sus hombros, muñecas y sus músculos.

Las obreras quedan con problemas significativos que les imposibilitan realizar otras tareas cotidianas, agregado a esto, en sus hogares, las consecuencias de la cultura patriarcal y machista producen que sufran violencia doméstica, pues sus esposos en vez de apoyarlas cuestionan que no hagan las tareas del hogar o cumplan con sus imposiciones en el entorno familiar y marital.

“La mayor parte de empresas [maquiladoras] que cierran operaciones, vuelven a abrir con otra razón social por varias razones, por un lado, porque tienen 10 años libres de pago de impuestos, pero también es porque quieren deshacerse de la población trabajadora que ya está dañada, cuyas vidas ya han sido arruinadas o de las que han reclamado sus derechos. Cierran operaciones para contratar personal joven que todavía no ha generado problemas de salud”, denunció Regalado.

Honduras: obreras siguen expuestas a violaciones

La entrevistada recordó a este medio digital el caso de Olivia Aurora Reyes Castillo, una de las trabajadoras que ganó una demanda, ante esto, la empresa cerró públicamente, pero reabrió con otro nombre como una forma de zafarse de sus responsabilidades.

De acuerdo al Codemuh, Olivia Reyes fue despedida en septiembre de 2016 mientras estaba en proceso de dictamen de reubicación laboral a causa de padecer tendinitis del manguito rotador de hombro derecho y síndrome del túnel carpiano de la mano derecha.

“El Estado históricamente nunca ha hecho nada para sancionar estas empresas que cometen violaciones a los derechos de la clase trabajadora”, reprochó Regalado.

Lea también: La maquila en Honduras, Una máquina destructora de cuerpos

GRUPO KARIM´S

La empresa que reabrió operaciones pertenece a Grupo Karim´s, cuyo presidente es

Mohammad Yusuf Amdani Bai, nacido en la ciudad de Karachi, en Pakistán, aunque fue nacionalizado hondureño. El empresario posee múltiples empresas en varios países.

Es oportuno mencionar que su familia tenía una larga historia de participación en la industria textil y del hilado desde la década de 1940, cuando iniciaron a fabricar ropa y a producir materia prima para textiles.

Convenientemente, alrededor del año 1990, Amdani buscó diversificar y expandir su negocio a toda la región centroamericana, sobre todo en Honduras, de hecho, sus oficinas corporativas están ubicadas en Altia Smart City en San Pedro Sula.

Increíblemente la Secretaría del Trabajo conoce esa maniobra que realizó esa empresa. Sin embargo, el Codemuh debe reunir toda la documentación para lograr citar a los abogados del empresario y resolver que las trabajadoras puedan ser reubicadas.

Lourdes Ramírez, Directora de En Alta Voz

Lourdes Ramírez directora de En Alta Voz, quien ha investigado a profundidad la situación de las obreras de empresas maquiladoras, expresó a Criterio.hn que la experiencia nos demuestra que algunas de estas empresas solo cambian de nombre y comienzan a contratar desde cero a nuevos trabajadores.

“Las Leyes aprobadas por los gobiernos en ‘nombre de la generación de empleos’ han beneficiado a las empresas, dejándolas libres de impuestos, pagando sueldos por debajo del salario mínimo. Los trabajadores de la industria, en su mayoría mujeres, entregan los mejores años de su vida a cambio de ingresos mínimos que sirven apenas para sobrevivir, siendo subempleos con ingresos que no alcanzan para cubrir ni la canasta básica familiar”, señaló Ramírez.

Lea también: Exigen a Honduras protección para las trabajadoras de maquila ante masivos despidos durante pandemia

De las trabajadoras que salen obligadamente de esas empresas sólo un pequeño número puede volver a colocarse en fábricas, muchas no se han capacitado para trabajar en otros rubros y si tienen daños en sus músculos y huesos no podrán seguir en las maquilas u otros empleos.

Ramírez compartió que, si las empresas que anuncian sus retiros forman parte de asociaciones empresariales como la Asociación de Maquiladoras de Honduras, perfectamente podrían solicitar su reubicación.

Mientras tanto, el sector empresarial recibe fondos importantes de la cooperación internacional para la supuesta promesa de empleos y disminuir la migración, pero el cierre de empresas que anuncian no es coherente.

“El Estado de Honduras es responsable de supervisar y garantizar las condiciones dignas en el trabajo”, recordó Ramírez al apuntar que las compañías finalmente hacen lo que quieren con derechos de los empleados.

Biografía
Periodista , Criterio HN

Soñadora incorregible, en todo lo que hago soy diferente y auténtica, quiero dejar legado en esta carrera que ha sido descuidada y utilizada, defiendo a los seres vulnerados y detesto la injusticia. Las artes, el estilo y la naturaleza son parte del libro de mi vida. Escribiendo encontré el sosiego para sobrevivir.

Creo reportajes y escribo sobre derechos humanos, migración, LGBTIQ+, mujeres, niñez, corrupción, arquitectura, análisis y comportamiento social, a veces una pizca de política. Creadora de Las 5 de Criterio.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.