Edmundo Orellana Mercado

Edmundo Orellana Mercado, el pionero en el MP que ahora busca transparentar la gestión de Xiomara Castro

Compartir

Tegucigalpa. –Después de varias décadas de ejercicio político dentro del Partido Liberal y una larga carrera en la abogacía, ha sido seleccionado por la presidenta de Honduras, Xiomara Castro, para ser el asesor que combata y prevenga los actos de corrupción en una nación que, al año, según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), se pierden 65 mil millones por este flagelo que hunde en la pobreza y la miseria a los hondureños.

También lea: Pedro Barquero, de velar por los intereses de la empresa privada a servidor público

Ángel Edmundo Orellana Mercado, nació en Juticalpa, en el vasto departamento de Olancho, un 20 de octubre de 1948. Se graduó de abogado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH), posteriormente, fue juramentado como notario público por parte de la Corte Suprema de Justicia (CSJ). Tiene un doctorado en derecho administrativo cursado en Bolonia, Italia.

Desde 1976 fungió como catedrático universitario de la UNAH. De 1982 hasta 1985 tuteló la dirección del Fondo Hondureño de Previsión de la Secretaría de Planificación, Coordinación y Presupuesto. De 1985 a 1987 fungió como director general de la reforma administrativa que se ejecutó en esa dependencia estatal.

Un año después, de 1988 hasta 1994, fue magistrado de la Corte de Apelaciones de la CSJ y, de 1994 a 1999, el Congreso Nacional lo eligió fiscal general de la república, convirtiéndose en el primer hondureño en ostentar dicho cargo al instaurarse en el país el Ministerio Público.

Para 1999, es nombrado representante permanente de Honduras ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

Orellana Mercado, es un reconocido jurista e investigador, por lo que, en 1992, el Estado le concedió el permio nacional de ciencias José Cecilio del Valle mientras el Colegio de Abogados de Honduras (CAH) le otorgó el Juris Máxima Pluma de Oro, máximo reconocimiento que otorga el ente.

Para el proceso electoral de 2005, Orellana logró ser electo diputado al Congreso Nacional para el periodo 2006-2010 por el conservador Partido Liberal, afiliación que ha mantenido siempre.

Lea, además: Eugenio Sosa, el sociólogo que promete dar estadísticas reales de Honduras, a través del INE

Sin embargo, en ese periodo, durante el gobierno del expresidente de Honduras, José Manuel Zelaya, fungió como titular de la Secretaría de Gobernación, Justicia y Descentralización hasta 2008. Posteriormente fue nombrado canciller de la república y para 2009 fue ungido ministro de Defensa hasta la crisis política de ese año que consumó el golpe de Estado contra Zelaya.

Cabe indicar que Orellana Mercado no apoyó la consulta al pueblo hondureño bajo el proyecto de la instalación de un Cuarta Urna promovida por Zelaya que pretendía conocer si la ciudadanía estaba o no de acuerdo en la convocatoria a una Asamblea Nacional Constituyente.

Tras la crisis política, se creó el Partido Libertad y Refundación (Libre) que coordina Zelaya y ganó las elecciones con la figura de su esposa Xiomara Castro. Una vez que asumió el poder Castro nombró a Orellana ministro asesor de la presidencia en materia de transparencia y combate a la corrupción.

Esta nueva figura dentro del gobierno de Castro nace a causa de los altos niveles de corrupción e impunidad en la nación centroamericana siendo Honduras el cuarto país más corrupto de Latinoamérica, solo superado por Venezuela, Haití y Nicaragua, según Transparencia Internacional.

Tras superar la COVID-19, Orellana Mercado fue juramentado recientemente en su cargo, resaltando que sus labores están enmarcadas en prevenir e impedir que durante el gobierno de Castro se comentan actos de corrupción.

También  lea: Fernando García, designado por la presidenta de Honduras para luchar contra las ZEDE

Asimismo, indicó que la instalación de una comisión internacional forma parte de su quehacer en su nuevo nombramiento y esta tendrá la potestad de investigar los actos de corrupción de administraciones pasadas y de la cual ahora forma parte.

También deberá establecer convenios con organismos e instituciones que combatan la corrupción y promete que el gobierno reforzará la Unidad Fiscal Especializada Contra Redes de Corrupción (UFERCO), al mando del fiscal Luis Javier Santos, para garantizar las acciones firmes y directas de la fiscalía hondureña contra los corruptos.

La experiencia de Edmundo Orellana Mercado, un hombre de 73 años y con una larga carrera política y en la administración pública, se conjuga con la inexperiencia y juventud de varios funcionarios que han sido nombrados por la presidenta Castro en varias instituciones del Estado.

La instalación de la comisión anticorrupción es una de las tareas a corto plazo del funcionario, quien en 1994 estrenó el Ministerio Público y se convirtió en el primer fiscal general de Honduras.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.