Noticias Destacadas|Política y Democracia

Asociación con el Partido Nacional le pasó factura al Partido Liberal en elecciones

Partido liberal asociación con partido nacional

El movimiento del precandidato liberal, Luis Zelaya, realizó este sábado una pequeña caravana que concluyó en la sede del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal con discursos de los líderes de este movimiento político. (Foto: CRITERIO.HN/Fernando Destephen).

Compartir

 

Tegucigalpa.- Tras las elecciones generales del 28 de noviembre en Honduras, el otrora y conservador Partido Liberal sufrió la peor derrota en su historia política a causa, según analistas y miembros del mismo partido, por la sociedad que conformaron con el oficialista Partido Nacional.

En las elecciones generales de 2017, proceso electoral que se revistió de un fraude electoral que consumó la ilegal reelección del actual mandatario hondureño Juan Orlando Hernández y que dejó al menos 23 civiles asesinados por las fuerzas de seguridad del Estado tras las protestas sociales, se le acusó al entonces candidato presidencial liberal, Luis Zelaya, de llevar a los rojiblancos a la peor derrota electoral.

En ese entonces, Zelaya recibió 484,187 votos convirtiendo al Partido Liberal en la tercera fuerza política mientras Hernández logró 1, 410,888 votos y la Alianza de Oposición Contra la Dictadura, conformada por el Partido Libertad y Refundación (Libre) y el ingeniero y comentarista deportivo, Salvador Nasralla, 1, 360,442.

Los liberales acusaron a Zelaya de ser el orquestador, hasta ese momento, de la peor derrota sufrida en unos comicios, sin embargo, en la reciente votación los liberales han sido superados abruptamente y superando con creces la derrota de Zelaya.

Nota relacionada Masiva votación de hondureños da arrolladora victoria preliminar a Xiomara Castro

EL EXCONVICTO QUE ASUMIÓ LAS RIENDAS DEL PARTIDO LIBERAL

El poderoso empresario Yani Benjamín Rosenthal Hidalgo, fue acusado y sentenciado por los Estados Unidos, en octubre de 2017, a 36 meses de prisión por lavado de dinero del narcotráfico para el cártel de los Cachiros, una estructura criminal hondureña que se dedicó al tráfico de drogas.

Una vez cumplió su condena, fue deportado hacia Honduras con la prohibición que no podía volver a entrar a la nación estadounidense; en su llegada, en agosto de 2020, fue recibido por la cúpula liberal y le instó a postularse por la candidatura presidencial.

Participó en las elecciones internas y primarias como precandidato presidencial por la corriente Yanista logrando superar a Zelaya con una campaña que responsabilizaba a su adversario de llevarlos a la peor derrota, no obstante, hubo denuncias de fraude que le ayudó a ser electo oficialmente el candidato presidencial y presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL).

Los resultados preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector de las votaciones en la nación centroamericana, con el 62.25 de las actas electorales procesadas a nivel presidencial, muestran que el Partido Liberal tiene apenas 204,433 votos lo que representa el 9,43% del total y las proyecciones indican que no superaría los 390,000 votos.

Nota relacionada Yani Rosenthal, el exconvicto y poderoso empresario que busca ser electo presidente de Honduras

LA PEOR DERROTA EN LA HISTORIA

Para el dirigente liberal, Enrique Ortez Sequeira, también exmagistrado del extinto Tribunal Supremo Electoral (TSE), no se puede ocultar la humillante derrota que han sufrido como institución política.

En justificación, el líder liberal José Luis Moncada señala que la coyuntura de rechazo contra el Partido Nacional que mantiene la mayoría de la población evitó que las personas votaran por Rosenthal, al tiempo que responsabilizó a Zelaya del fracaso por haber instado a los liberales a no votar por el candidato de ellos.

LA RESPUESTA DE ZELAYA Y EL “MARIDAJE DEL PARTIDO LIBERAL CON EL PARTIDO NACIONAL”

Por su parte, el expresidenciable Luis Zelaya, en primera instancia había pedido “no hacer leña del árbol caído” al referirse a la derrota, pero a causa de los constantes reproches de los afines a Rosenthal se pronunció a través de sus redes sociales.

Según Zelaya, existe una línea política contra él dirigida por Carlos Flores Facussé, expresidente hondureño de 1998 a 2002 a quien se le vincula de controlar la mayor facción en esa institución política, con la finalidad de eludir la responsabilidad del “maridaje con el Partido Nacional”.

Para Zelaya, la apuesta será exhibir “redentores cobijados por Facussé” y de esa manera mantener vivo lo que denomina “el lado oscuro del Partido Liberal”.

Mismo señalamiento Sequeira quien afirma que los diputados liberales dentro del Congreso Nacional de Honduras han sido instrumentalizados para lograr intereses particulares separándose de la ideología partidaria.

“Nos convertimos en un partido conservador. Casarse y el maridaje con el Partido Nacional, nos ha pasado la factura por actitudes de liberales a favor de las acciones de los nacionalistas”, añadió.

Igual consideración realiza el sociólogo y analista político, Julio Navarro, quien señala como los responsables de la crisis que enfrenta el Partido Liberal a los diputados que, tras 12 años, convirtieron a la bancada de diputados liberales “en una bancada bisagra”, por lo tanto, el liberalismo se dio cuenta que “el partido había perdido identidad en función de algunos líderes facticos que han tutelado las componendas políticas que han tenido con el Partido Nacional”.

Nota relacionada Señalan a Juan Orlando Hernández como responsable de humillante derrota del Partido Nacional

REINVINDICARSE CON SUS ACCIONES

En este nuevo gobierno, los diputados electos definirán el futuro del liberalismo, si lo sepultan o lo reviven con sus acciones dentro del Congreso Nacional, según indican expertos.

De 26 diputados liberales en el periodo 2018-2022, la mayoría de estos se han plegado a favor de los intereses del Partido Nacional, aprobando leyes nocivas en detrimento de los intereses de la nación y blindando la corrupción e impunidad.

En la actualidad, se proyecta tendrán entre 20 a 22 diputados, piezas claves para lograr mayoría calificada junto con todos los diputados del Partido Libre y el Partido Salvador de Honduras (PSH).

A criterio de Navarro, los liberales también necesitan un castigo si continúan con su postura en contubernio con el Partido Nacional.

Sequeira, por su parte, advierte que si los diputados liberales se pliegan con los nacionalistas sería el acabose para la institución y derogar las leyes arbitrarias implantadas durante los últimos ocho años de gobierno del Partido Nacional.

Nota relacionada Diputados opositores serán mayoría en próximo Congreso Nacional de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.