Actualidad|Noticias Destacadas

Señalan a Juan Orlando Hernández como responsable de humillante derrota del Partido Nacional

Juan Orlando Hernández como responsable de humillante derrota

Compartir

Tegucigalpa.- Afines al Partido Nacional y analistas políticos señalan al actual mandatario de Honduras, Juan Orlando Hernández de ser el responsable directo de la humillante derrota electoral en las pasadas elecciones generales del 28 de noviembre.

Hasta el momento, según datos preliminares del Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector de las votaciones, la candidata opositora del Partido Libertad y Refundación (Libre), Xiomara Castro, aventaja de manera arrolladora con 1,018,526 votos lo que representa el 52,71% de la elección total, al candidato oficialista Nasry Asfura que mantiene 667,314 marcas, un 34,53% marcando una diferencia de 18,18 puntos.

Con lo anterior, es la peor derrota que ha sufrido el Partido Nacional desde que surgió la era democrática en 1982 que acabó con gobiernos militares y estableció la actual Constitución; Han perdido seis elecciones, en 1982 frente a Roberto Suazo Córdova con una diferencia de 5,53 puntos.

En 1986, volvieron a perder frente a José Azcona del Hoyo quien logró 5,5 puntos de ventaja, en 1993, Carlos Roberto Reina ganó con diferencia de 10 puntos, siendo hasta ese entonces la peor derrota y en 1997, Carlos Roberto Flores se alzó ganador con 9,89 puntos.

En 2005, Manuel Zelaya Rosales superó al candidato nacionalista Porfirio Lobo Sosa, hoy adversario de su propio partido, con 3,73 puntos, siendo derrocado en junio de 2009, fundando su partido político en 2011 y logrando llevar a su esposa, Xiomara Castro, a ser la primera mujer presidenta de la nación centroamericana.

ANALISTAS RESPONSABILIZAN A “JOH”

“JOH”, como popularmente se le nombra al gobernante hondureño, es señalado por analistas políticos de la nación de ser el principal responsable de la derrota del oficialismo debido al control y poderío que ejerce en su partido y las implicaciones de corrupción y narcotráfico que le adversan.

Para el reconocido abogado y analista político, Raúl Pineda, Asfura pagó la factura del grupo de poder que controla al Partido Nacional orquestado por Hernández.

“El Partido Nacional pierde porque no logra separar la imagen de Tito Asfura de las acciones del presidente Hernández y del gobierno y vimos una actitud pusilánime de él. Nunca quiso separarse y personalizarse, Asfura no mandaba en la campaña”, recriminó.

Algo que se le cuestionó al gobernante, es que en medio de la campaña electoral figuró con los proyectos y programas sociales y recurrió a trasmisiones de radio y televisión mediante Cadenas Nacionales para sobresalir, siendo acusado de querer reelegirse para un tercer mandato.

“El Partido Nacional es víctima de un grupo poderoso que se equivocó e hizo las cosas mal, el panorama era evidente que si la gente vota masivamente iba a ganar la oposición, el Partido Nacional cometió errores imperdonables concentrando el poder”, añadió Pineda.

Igual valoración mantiene el sociólogo y analista Julio Navarro, agregando que el señorío de Hernández en el Partido Nacional impedía a los demás realizar cuestionamientos del mal manejo de sus dos gobiernos y sobre todo la senda que marcaba la institución política.

“Había temor al poder ejecutivo que ejercía control sobre toda la administración pública o sea no había espacio en el Partido Nacional para hacer un cuestionamiento interno en la forma de conducir el partido y el país porque eso traía consecuencias realmente nefastas para los que se atrevieran a hacer cuestionamiento porque, teniendo todo el poder necesario, al presidente era muy difícil discrepar al interior de un partido que verticalmente ha sido obediente”, señaló.

En la propia convención del Partido Nacional, Hernández figuró por encima de Asfura, mientras el candidato oficial discursó unos diez minutos, Hernández tuvo un extenso pronunciamiento defendiéndose de las implicaciones en corrupción y narcoactividad.

Tanto es el control de Hernández sobre su partido que, en octubre de 2019, debido a los testimonios de narcotraficantes en la Corte del Distrito Sur de Nueva York que lo salpican de ser parte de la narcoactividad, movió de manera masiva a las bases nacionalistas con pancartas bajo el lema “Fuerza Azul, estamos contigo Juan Orlando Hernández”.

Nota relacionada Partido Nacional reconoce triunfo de Xiomara Castro

DIRIGENTES NACIONALISTAS TAMBIÉN LE ATRIBUYEN LA DERROTA

Roberto Ramón Castillo Callejas, es un otrora líder nacionalista, primo del fallecido expresidente Rafael Leonardo Callejas, sindicado en corrupción en Honduras y condenado en Estados Unidos por el caso de corrupción internacional denominado FIFA Gate cuando fungía como presidente de la Federación de Futbol de Honduras.

Castillo señala que uno de los factores de la humillante derrota electoral es los dos malos periodos de gobierno de Hernández quien logró llegar a la presidencia en 2013 y se reeligió de manera ilegal en 2017 mediante un fraude electoral.

Castillo va más allá de atribuir la derrota a Hernández, también responsabiliza a su gabinete de gobierno por su mala función estatal, en especial, por la pandemia de la COVID-19 y los fenómenos climáticos Eta y Iota.

De igual manera, Lobo Sosa desde antes de las elecciones vaticinó que el Partido Nacional perdería los comicios a causa de Hernández más “los 40” en referencia al grupo de poder que lo rodea.

Sosa, también acusado por los Estados Unidos, junto a su familia, de corrupción, se volvió enemigo acérrimo de Hernández luego que la extinta Misión de Apoyo Contra la Corrupción e Impunidad en Honduras (MACCIH) acusara a su esposa, Rosa Elena Bonilla, en el caso de corrupción La caja chica de la dama.

También, el actual diputado nacionalista por el departamento de Colón, Óscar Nájera, quien buscaba ser reelegido diputado, cargo que ostentaba desde 1990, acusó a Hernández de ser el gobierno más corrupto y el único responsable de la derrota de Asfura.

Según Nájera, era obvio que el Partido Nacional perdería las votaciones porque “el Partido Nacional está secuestrado por un grupo de personas, entre ellas Juan Orlando Hernández” a quien reprochó de “ser el promotor del desastre de país y de perseguir líderes por medio de la MACCIH”.

Cabe señalar que a Nájera se le salpica de haber apoyado y otorgado protección, mediante su poder político, al cártel de los Cachiros organización criminal dedicada al tráfico de drogas en Honduras hacia Estados Unidos, asimismo ha sido enlistado en la Lista Engel por corrupción y sancionado por el Reino Unido por su participación directa en la narcoactividad.

Lea más Diputados opositores serán mayoría en próximo Congreso Nacional de Honduras

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.