Noticias Destacadas|Opinion

Sic Transit Gloria Mundi, Domina Xiomara Castro

Compartir

Por: Roger Marín Neda

                     Entre líneas. 

 

Desde sus 25 años de servir a Honduras dando apoyo crítico a sus presidentes, esta columna felicita a la presidenta electa, doña Xiomara Castro.

En el tono del artículo anterior, la señora ha enchutado. Eso no quiere decir, en igual tono, que haya ganado, y menos aún que haya ganado el país. Esos triunfos son posteriores al juego, y hay que tallarlos a mano, entre todos, bajo  firme liderazgo presidencial.

El país espera señales prontas de autoridad, realismo y humildad, que aportarían decisivo apoyo político. Durante la Roma clásica, cuando un general ganaba una guerra trascendental, el Senado autorizaba un pomposo desfile militar, encabezado por el general victorioso. En el carruaje principal, alguien sostenía una corona de laurel sobre la cabeza del general, y le repetía con frecuencia: “Sic transit gloria mundi” (así pasa la gloria del mundo). Era una disimulada advertencia del Senado: “Así pasará tu gloria. Que no se te suba a la cabeza, porque podrás perderla.”

Sería un fatal error asumir que el triunfo confiere a Libre poderes totales de  partido invencible, que podrá decidir a su antojo. Ganó una coalición, en la que, para el caso, la sustancial contribución de Nasralla no puede ser ignorada, como tampoco el mensaje de millares de liberales que desoyeron a Yani. Hubo muchísimos votos de nacionalistas que nunca apoyaron la corrupción ni el atropello institucional. Votaron como acto de contrición, por haber permitido el secuestro de su partido y la exclusión de sus líderes naturales. La generala debería entender el mensaje implícito de sus aliados.

La coalición podría ser un primer paso hacia la concertación social. Por eso son imperativas decisiones enérgicas desde ahora. Seamos honestos: ella ganó a pesar de ser mujer, en una cultura rural de incorregibles machos y mujeres subestimadas. Demostrar que ella está al mando, que escuchará pero no permitirá otras manos en el timón, no es cuestión de preferencia personal; tiene la mayor importancia política para el país y la gestión presidencial.

El problema es real, y es más realista atajarlo que combatirlo después. Algunas decisiones críticas confirmarían de paso que  los votantes enchutaron. Una es investigar los montos y las redes  de la corrupción. Convencería  traer de nuevo a la MACCIH para que haga esa auditoría, forense y pública. Se demostraría que las cosas van en serio.

Dos medidas más rematarían el mensaje: una comisión de juristas que prepare la derogatoria de las reformas legales  facilitadoras y protectoras de la corrupción y de la impunidad; y otra comisión similar para derogar las leyes de las ZEDES, indicando que no hay en tal rectificación prejuicio ni ignorancia de posibles beneficios, sino la determinación de que ningún paso al desarrollo se dará al precio de la soberanía nacional. Si ambos proyectos de ley precedieran la primera sesión del Congreso Nacional, el Senado tendría su respuesta: la generala no busca gloria, sino recuperar la dignidad, la decencia, el orgullo y el futuro de la nación, en alianza con las fuerzas políticas más constructivas.

Tegucigalpa, 02 de diciembre, 2021

2 comentarios en “Sic Transit Gloria Mundi, Domina Xiomara Castro

  1. Doña Xiomara deberá estar consciente que LIBRE no la ha llevado a ese cargo, ha sido el pueblo hondureño que está cansado de tanta corrupción y abuso de poder de este malnacidos que ha llegado ilegalmente a ese cargo, por consiguiente doña Xiomara debe hacer a un lado intereses de partido y trabajar por los intereses de los botamos por el cambio.Si nos falla, también sé irá.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.