Yani Rosenthal, el exconvicto y poderoso empresario que busca ser electo presidente de Honduras

Compartir

Tegucigalpa. –De ser un exconvicto se convirtió en candidato presidencial del otrora Partido Liberal, institución política que en la actualidad está resquebrajada entre “el lado oscuro y los honestos”, lo que ha provocado que muchos de los candidatos, en el nivel electivo de alcaldía y municipalidades, hayan abandona el barco uniéndose al opositor Partido Libertad y Refundación (Libre).

También lea: Santos Rodríguez Orellana, el candidato presidencial que está tras las rejas

Yani Benjamín Rosenthal Hidaldo, nació en la ciudad industrial de Honduras, San Pedro Sula, un 14 de julio de 1965. Su fallecido padre fue el poderoso banquero, empresario y político Jaime Rosenthal Oliva, militante del conservador Partido Liberal y precandidato presidencial en las elecciones internas de 1985. Su madre es Miriam Marina Hidalgo. Es el primero de cinco hijos.

Sus estudios primarios y secundarios los cursó, de 1971 a 1983 en la escuela bilingüe Escuela Internacional Sampedrana. Logró graduarse como abogado en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). Para 1998, la Corte Suprema de Justicia (CSJ) le otorga el título de notario público. Tiene una maestría en administración de empresas en el Instituto Centroamericano de Administración de Empresas (INCAE).

El primer empleo de Rosenthal fue en Grupo Continental, consorcio de empresas de la familia Rosenthal, también fungió como director de diario Tiempo. Contrajo matrimonio con la economista Claudia Madrid con quien procreó cuatro hijas.  

SUS PRIMEROS PASOS EN LA POLÍTICA Y EL PODERÍO DE SU PADRE

Con los beneficios del poder que tenía su progenitor, Rosenthal se enfila en el partido Liberal, siendo de 1996 a 2000 coordinador de San Pedro Sula, desde ese año hasta 2005 fungió como asesor del Consejo Departamental del departamento de Cortés.

De 2005 a 2009 fungió como secretario de relaciones Internacionales del Concejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), en 2005 fue electo presidente de la Convención Nacional. Para el 2006 asume la presidencia de la república, José Manuel Zelaya Rosales, y pagando la cuota de poder por el respaldo de Jaime Rosenthal, lo envisten, de 2006 a 2008, ministro de la Presidencia.

En enero de 2008, Rosenthal, renunció de su cargo siendo reemplazado por Enrique Flores Lanza. En junio de 2009, Manuel Zelaya es defenestrado de su cargo, Rosenthal lanza su aspiración a diputado por la corriente de Roberto Micheletti Bain, quien asume la presidencia bajo un gobierno de facto y en las votaciones generales, logra ser electo congresista de Honduras para el periodo 2010-2014.

Al ser electo diputado los rojiblancos lo nombran jefe de bancada, cargo desde el cual mantuvo una cercanía con el entonces presidente del Congreso Nacional y actual presidente de la república, Juan Orlando Hernández.

Desde su posición de jefe de bancada de los liberales, propició un pacto con los nacionalistas, supuestamente por la gobernabilidad de Honduras, tras el golpe de Estado de 2009. Sin embargo, gracias a ese pacto logró varias canonjías con el poder, como la compra directa de cemento por mil millones de lempiras, aprobada por el Congreso Nacional, a favor de la empresa de su familia.

Para el proceso electoral de 2013, Rosenthal se postula como precandidato presidencial, pero fue derrotado, al igual que su padre, en una elección interna. En esas elecciones Mauricio Villeda fue el candidato presidencial que ganó las primarias.

CONDENADO EN ESTADOS UNIDOS Y OTROS SEÑALAMIENTOS

En octubre de 2017, es acusado por los Estados Unidos y sentenciado a 36 años de prisión, en diciembre de ese año, por lavado de dinero del narcotráfico para el cártel de los Cachiros, una organización criminal hondureña que traficaba drogas.

En la sentencia también se incluyó una sanción financiera por tres millones de dólares. Cabe señalar que fue él quien se declaró culpable. Retornó a Honduras en agosto de 2020 con la pretensión de ser candidato presidencial.

En diciembre de 2020, la fiscalía del Distrito Sur de Nueva York publicó un documento que señaló que Fredy Nájera, también excongresista liberal, recibió un millón de dólares por parte del cártel de Sinaloa para financiar la campaña presidencia de Rosenthal, en 2012, a cambio de protección.

Además, en mayo del presente año la empresa Inversiones Alianza y Corporación Internacional Cemcal denunció a Rosenthal por el desvío sin ninguna autorización de unos 25 millones de dólares de las acciones de Cementos del Norte S.A. (Cenosa) cuando fungió como presidente de ese conglomerado empresarial.

Asimismo, exempleados de diario Tiempo exigen desde hace cinco años se les pague las prestaciones laborales que aún les adeuda la familia Rosenthal, sin que hasta el momento tengan una solución a su reclamo.

Lea, además: Milton Benítez, el candidato presidencial que renunció, pero que sigue en la papeleta

DE EXCONVICTO A LA PRESIDENCIA DE HONDURAS

En su regreso a Honduras, siendo deportado por Estados Unidos y con la prohibición que no puede ingresar a esa nación, Rosenthal se postuló de nuevo como precandidato presidencial para las elecciones internas de marzo 2021 ganando las elecciones con denuncias de fraude.

El Consejo Nacional Electoral (CNE), organismo rector de las votaciones, lo declaró ganador de las elecciones internas y primarias del Partido Liberal convirtiéndose así en el candidato presidencial para las elecciones generales, al tiempo que tomó el cargo de presidente del CCEPL.

PROPUESTAS DE GOBIERNO

Una de sus principales promesas de gobierno y de campaña política es que si logra ser electo presidente de Honduras otorgará a cada ciudadano mayor de edad un bono mensual de 1,500 lempiras.

Igualmente, promete derogar las Zonas de Empleo y Desarrollo Económico (ZEDE) promovidas por el gobierno de Juan Orlando Hernández; matrícula gratis, becas para estudiantes de secundaria, generar fuentes de empleo, reactivar el sector agroalimentario, mejorar la gestión pública reduciendo la burocracia y mejorar la política energética del país.

Su rosario de señalamientos ha hecho que las bases del Partido Liberal lo abandonen, pese a que prometió uniría a los liberales, respaldando la candidatura presidencial de Xiomara Castro, del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre).

Su adversario y expresidente del CCEPL, Luis Zelaya, instó en las últimas horas a votar por Castro y el candidato a alcalde del Distrito Central por el Partido Liberal, Eduardo Martell, no lo respalda, reflejando así que el partido está más resquebrajado que durante el golpe de Estado en 2009.

Yani Rosenthal confía en que será electo presidente, aunque las encuestas lo posicionan en un abismal tercer lugar, inclusive, expertos auguran que será la peor derrota que tendrá un candidato liberal. Hasta ahora Luis Zelaya tiene ese record con 484,187 votos en 2017.

tendrá un candidato liberal. Hasta ahora Luis Zelaya tiene ese record con 484,187 votos en 2017.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.