Actualidad|Ambiente y Extractivismo|Noticias Destacadas

Ante crisis climática, lucha por soberanía alimentaria debe extenderse a barrios y colonias

Portada de crisis climática

Compartir

Redacción: Marcia Perdomo

Tegucigalpa.- Los barrios y colonias son territorios por deconstruir, señaló la coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (Ofraneh), Miriam Miranda, quien aconsejó levantar espacios urbanos con soberanía alimentaria y conciencia climática, no dependiente de los supermercados.

Las declaraciones de Miranda fueron realizadas en el marco del evento público “Derechos para los pueblos, normas vinculantes para las empresas: enfrentando el poder y la impunidad transnacional”, organizado en Tegucigalpa por la red Amigos de la Tierra de América Latina y el Caribe.

La lideresa Garífuna remarcó que es tiempo de acción y crear conciencia en la zona urbana sobre los retos que enfrenta el área rural para producir alimentos en medio de sequías, desastres naturales y contaminación.

Noticia relacionada: Honduras tendrá 2.6 millones de habitantes en inseguridad alimentaria en 2022

Señaló que es momento de construir autonomía alimentaria en barrios y colonias de las áreas urbanas, pues la problemática que enfrentan los productores agrícolas en el campo se trasladará a las ciudades.

“No es posible que se nos siga trasladando a las comunidades las responsabilidades de cuidar el planeta. Las áreas urbanas también tienen que responsabilizarse”, remarcó la defensora del territorio Garífuna.

Agregó que “la gente en los barrios tiene que saber que lo que nosotros estamos pidiendo, ya le afecta. ¿Dónde se produce la comida? Allá, pero si no tenemos agua allá no van a comer en el barrio, no van a comer en la zona urbana. Entonces hay que unir esa lucha”.

Miranda ejemplificó este extremo señalando que hace veinte, quince años, eran los países del hemisferio norte quienes decían a los países del hemisferio sur que debían enfrentar la crisis climática, mientras ellos continuaron consumiendo de forma desmedida. Ahora son ellos quienes experimentan de primera mano la crisis climática con la sequía de sus ríos y lagos.

“Ya no aguanta el planeta”, recalcó. La defensora del territorio advirtió que no se puede desmontar empresas sino se han producido procesos liberadores en los barrios, porque al final la población termina consumiendo de las grandes empresas.

“No vamos a desmontar las empresas sino le quitamos el poder que es lo que más les duele, que es el consumo. Si no luchamos para que la gente consuma responsablemente de nada podemos hablar de un tratado vinculante porque la gente no entiende sus derechos sobre esas empresas”, advirtió.

La dirigente compartió que estamos al borde del abismo y las empresas de supermercado salen con campañas de “¡No más bolsas plásticas de un solo uso!”, mientras el 90% de sus productos están empacados en plástico.

Por otra parte, declaró que es momento de enseñarle a las niñas y los niños que la comida no se produce en el supermercado y que existen una serie de problemas a los que se enfrentan los productores en la zona rural para llevar la comida a sus hogares en el área urbana.

Lea también: Niñas y niños de Corozal aprenden a hacer huerto comunitario para vencer la inseguridad alimentaria

Durante la pandemia, la Ofraneh impulsó las casas de atención covid-19, a partir de las cuales surgieron las casas de salud ancestral y bienestar para contener la expansión de la enfermedad respiratoria en las comunidades, indicó la organización en uno de sus tuits.

“Tenemos que ser y construir en la práctica, aunque sea pequeñito, pero debemos hacerlo, porque sino aquí no estamos construyendo futuro para las próximas generaciones”, concluyó Miranda.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.