Actualidad|Noticias Destacadas

Honduras tendrá 2.6 millones de habitantes en inseguridad alimentaria en 2022

Honduras, segundo país más pobre de América

Compartir

 

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Don Lucio Hernández Bustillo, es un zapatero que se moviliza en silla de ruedas porque sus piernas fueron amputadas, todas las mañanas sale de su vivienda ubicada en una zona de riesgo en Tegucigalpa, desde temprano espera en uno de los puntos del bulevar Juan Pablo II algún transeúnte que le pida reparar sus zapatos, con ese dinero debe mantener a su esposa y sus tres hijos.

Como él, millones de hondureños se juegan el día a día, con la meta de subsistir y evitar el hambre, en el mejor de los casos, al menos logran un tiempo de comida, sin embargo, el hambre se encrudece y acecha también a la parte de la población que todavía no entra en la línea de la pobreza, esa situación la reafirma el pronóstico del Programa de Sistemas de Información para la Resiliencia en Seguridad Alimentaria y Nutricional de la Región del SICA segunda fase (PROGRESANSICA II).

Lucio Hernández.
Pese al drama de su vida, Lucio siempre expresa un rostro alegre y positivo. (Foto: Criterio.hn)

Lea también: Poner fin al hambre en forma sostenible

Dicho estudió estima que 2.6 millones estarán en crisis de inseguridad alimentaria aguda en el periodo de hambre estacional en Honduras entre junio a agosto del 2022.

Según el análisis del Taller de Inseguridad Alimentaria Aguda de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases (CIF) desarrollada en los 18 departamentos del país, entre diciembre de 2021 y febrero de 2022, al menos 2.2 millones de personas estaban en condición de crisis alimentaria aguda.

Sin embargo, el estudio realizado por más de 40 analistas indica que la población con hambre seguirá amentando hasta llegar a los 2.4 millones y, para el período de junio a agosto de 2022 llegará hasta los 2.6 millones, tiempo en que se presentará con mayor severidad, a eso se le conoce como “hambre estacional”.

La proyección se llevó a cabo del seis al 12 de enero de 2022 y la cantidad total de población analizada fue de 9.6 millones y se coordinó por la Unidad Técnica de Seguridad Alimentaria y Nutricional (UTSAN), acompañado de apoyo técnico del Progresan-SICA II y la Unidad de Soporte Global de la CIF (GSU) con la colaboración de representantes de más de 30 instancias relacionadas.

Lea también: Hambre, desnutrición, pandemia y miseria: Honduras

LOS FACTORES QUE ENCRUDECEN EL HAMBRE

Los principales factores que afectarían a los habitantes en riesgo serían el alza del precio de los alimentos, el agotamiento de las reservas de comida y la pérdida de cosechas, los efectos de la pandemia en la economía al surgir nuevas variantes, las secuelas de la destrucción de las tormentas Eta e Iota y la falta de atención alimentaria humanitaria para la población vulnerable.

Un reportaje del medio estadounidense The New York Times, expuso en 2021 la situación de los damnificados que dejaron los huracanes, especialmente los que habitaban Valle de Sula, quienes denunciaron que no recibieron ninguna ayuda del gobierno pasado, por lo que muchos solo contaban con la opción de migrar hacia Estados Unidos, al ver sus pertenencias convertidas en escombros, sin trabajo y sin alimentos.

Lea también: Destrucción y hambre en Gracias a Dios por el paso de Iota en Honduras

El costo de la vida es cada vez más alto en Honduras, un país con 73.6 por ciento de hogares en condición de pobreza, según el informe de la LXXII Encuesta Permanente de Hogares de Propósitos Múltiples 2021 del Instituto Nacional de Estadística (INE).

Lea también: INE borró publicación que establecía que pobreza en Honduras es del 74%

Los ingresos de esa inmensa parte de la población, son inferiores a los precios de la canasta básica que se han disparado en los últimos años, además, el costo de los bienes y servicios también resultan inalcanzables.

En Honduras, 5.1 millones de personas viven en pobreza extrema. Sin embargo, la pobreza es mucho más severa en el área rural con el 76% que en la urbana con un 71.8%. Tan solo el 26.4 por ciento de los habitantes están fuera de la pobreza.

El estudio de inseguridad alimentaria, presentó los resultados del análisis de los 18 departamentos de Honduras bajo el protocolo del Manual 3.0 de la Clasificación Integrada de la Seguridad Alimentaria en Fases, pero sufrirán los factores antes expuestos con mayor severidad: Gracias a Dios, La Paz, Lempira, Intibucá y El Paraíso.

Lucio Hernández
Lucio Hernández se transporta en un triciclo artesanal que lo regaló un amigo con discapacidad.

Don Lucio, que representa a esa parte de la población, dijo a Citerio.hn que no recibe ninguna ayuda, por lo que su oficio es lo único con lo que puede sostener a su familia. Con sus herramientas en mano, bajo el arduo sol, se dispone a reparar calzado, enfrenta la discriminación y los peligros de la calle al tener problemas para desplazarse, con la única esperanza de regresar a casa con algo de dinero y mañana iniciar un nuevo día.

Un comentario en “Honduras tendrá 2.6 millones de habitantes en inseguridad alimentaria en 2022

  1. DESARROLLO Y REACTIVACIÓN. Sin eufemismos EL HAMBRE que ya padecen los Hondureños, y que puede alcanzar a más de 3.3 millones de personas. Se ve acentuada por el alza de precios internacionales y el desabastecimiento provocado por la Guerra de Rusia contra Ucrania. Este es quizá el problema principal de Honduras en 2022.

    E l Desarrollo se logra invirtiendo en LA POBLACIÓN, en el CAPITAL HUMANO. Sería bueno que se dejara de creer en falacias neoliberales del desarrollo vía la “inversión extranjera directa” e invertir prioritariamente ya en la producción de alimentos. Asegurar la canasta básica a precios accesible a los pobres y casi pobres 80% de la población según el BIRF.

    Algunos datos de Los costos asociados a la desnutrición en 2017: en salud se estimó en 36,1 millones de dólares. En educación cada repitencia escolar fue de 643 dólares, 52 dólares para cada familia. El costo total por pérdidas de productividad se estimó en1 958,7 millones de dólares que equivale al 8,6% del PIB de 2017.• El costo total por desnutrición en 2017 fue de 2 005,1 millones de dólares, que representan el 8,8% del PIB, esto es una pérdida mayor al 3.8 de crecimiento en ese año. .*
    El FOSDEH, formuló Lineamientos de Propuesta para un Plan de Reconversión Económica, Social y Política… cuyo capítulo IV presenta sugerencias valiosas para implementar un Acuerdo para impulsar la oferta de alimentos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.