Logo Cirterio.hn blanco

Violencia sexual en Honduras siempre ha sido mayormente contra las mujeres jóvenes

Tegucigalpa. – La juventud, sobre todo las mujeres jóvenes son las personas más afectadas por la violencia sexual en Honduras. La situación es muy grave, sobre todo porque soy muy pocas las que denuncian y al hacerlo se encuentran con que los operadores de justicia naturalizan esos crímenes, las revictimizan y minimizan su sufrimiento.

La defensora de los derechos de las mujeres, Regina Fonseca, manifestó a Criterio.hn que la violencia sexual en Honduras siempre ha sido contra la población joven, siendo estas niñas, adolescentes, mujeres jóvenes en su mayoría menores a los 30 años.

“Son agresores sexuales de mujeres y niñas, no puedo hablar de pedofilia porque estaría diciendo que se trata de un problema de salud mental, una enfermedad que hace que se agreda de forma impulsiva a una niña y que si está enfermo no es responsable de sus actos”, explicó Fonseca.

Lea también: Niñez desaparecida a expensas del crimen y la indiferencia de autoridades de investigación y justicia

Las ideas, las conductas, las nociones, la actitud y el poderío que dicen tener los hombres sobre las mujeres y niñas se han naturalizado, al punto que existen funcionarios y empleados de operadores de justicia que creen que es normal que un padre mantenga relaciones sexuales con su hija.

En el perfil de las sobrevivientes de violencias sexuales que han denunciado estos delitos, según compartió el Centro de Estudios de la Mujer (CDM) en un boletín de Violencia sexual contra mujeres y niñas en Honduras de Enero a junio de 2022, el Ministerio Público ha recabado que en el 51.6% de los casos de violencia sexual las víctimas tienen entre 10 y 19 años, siendo esta la gran mayoría.

Le siguen las edades entre los 20 y 29 años en un 12% y el 9.4% tienen entre 0 a 9 años. Además, aunque resulte increíble hay datos que no fueron completados, pues el Ministerio Público anunció que en 215 agresiones registradas no se determinó la edad de la víctima.

Por otro lado, hubo 115 agresiones contra mujeres entre los 30 y 39 años, otros 56 contra personas entre las edades de 40 a 49, asimismo, 16 casos contra mujeres entre los 50 y 59, otro dato relevante es que hubo 23 denuncias por violencia sexual contra mujeres mayores de 60 años.

Se trata de 960 denuncias de niñas y mujeres las expuestas en ese documento y 113 de niños y hombres, no obstante Fonseca apuntó que, de todas las violencias sexuales que ocurren en el país, ese es un número reducido, porque no sabemos cuántas ocurren efectivamente porque la mayoría no denuncia por miedo a represalias.

Lea también: Niñas hondureñas obligadas a abandonar su niñez para convertirse en madres

VIOLENCIA SEXUAL PERPETUADA POR ENTES DE JUSTICIA

Las mujeres no denuncian y las que lo hacen son minoría, porque en primer lugar tienen miedo a la venganza del agresor, por ejemplo, si la víctima es una niña, esta podría temer a que le hagan daño a algún familiar porque generalmente el agresor es una persona cercana, incluso un pariente.

En otros casos, las mujeres creen que ellas provocaron la violencia sexual, otras sienten culpa y vergüenza de hablar abiertamente sobre el abuso ante los operadores de justicia, tomando en cuenta que incluso pueden revictimizar a la víctima porque no conocen la forma correcta de llevar los caso, habiendo muchos prejuicios.

Lea también: Niñez y juventud, las víctimas permanentes del abuso sexual y la violencia en Honduras

Autoridades niegan entrada a defensores
Ana Ruth García, directora de Ecuménicas por el Derecho a Decidir

La coordinadora de Ecuménicas por el Derecho a Decidir, Ana Ruth García, manifestó a Criterio.hn que existen conductas sociópatas acompañados de conductas criminales, pero es evidente que los agresores sexuales están conscientes del delito que cometerán.

“Planifican con ventaja y alevosía, estudian y elijen a su víctima y luego perpetúan el hecho, eso tiene mucho que ver con el empobrecimiento del rostro feminista, empobrecimiento de las mujeres y falta educación, la mayoría son niñas vulnerables en zonas de riesgo que al ser amenazas no se atreven a denunciar”

Además, los crímenes son protegidos por la falta de verdadera protección para las personas que han sido testigo de un crimen de violencia sexual, mucho menos para la víctima. En otros casos los agresores y abusadores forman parte del crimen organizado y son protegidos por personas del Estado con altos cargos, siendo los principales perpetuadores de todo tipo de delitos, entre estos los delitos de violencia sexual.

Biografía
Periodista , Criterio HN

Soñadora incorregible, en todo lo que hago soy diferente y auténtica, quiero dejar legado en esta carrera que ha sido descuidada y utilizada, defiendo a los seres vulnerados y detesto la injusticia. Las artes, el estilo y la naturaleza son parte del libro de mi vida. Escribiendo encontré el sosiego para sobrevivir.

Creo reportajes y escribo sobre derechos humanos, migración, LGBTIQ+, mujeres, niñez, corrupción, arquitectura, análisis y comportamiento social, a veces una pizca de política. Creadora de Las 5 de Criterio.

comparte:

Más publicaciones

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.