Vencimiento de 250 mil pruebas PCR alarga el rosario de delitos de Marco Bográn durante pandemia

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. –Por 1 millón 875 mil dólares (46.7 millones de lempiras), en el marco de la pandemia de la Covid 19, Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H) le compró a la compañía coreana, Bioneer Corporation, un lote de 250 mil pruebas PCR para la detección del coronavirus. Honduras sufre la peor crisis sanitaria de los últimos tiempos, pero estos productos no podrán ser utilizados para el combate de la enfermedad porque están vencidos.

La transacción fue realizada el 4 de abril pasado, mediante la orden de compra 015-2020, en el momento en que INVEST-H estaba bajo la dirección de Marco Bográn, a quien las autoridades operadoras justicia investigan por innumerables irregularidades cometidas en la compra de equipo médico, materiales de bioseguridad y hasta por la adquisición de siete hospitales móviles, de los que hasta ahora solo dos están en el país sin ser utilizados por las deficiencias que presentaron cuando fueron recibidos en el país.   

Según el cuadro de compras divulgado por INVEST-H a la empresa Bioneer Corporation, proveedora de las 250 mil pruebas PCR la seleccionó la Secretaría de Salud. Documentos oficiales establecen que el producto sería entregado en Tegucigalpa de manera fragmentado. 100 mil pruebas PCR entre el 10 y el 15 de abril; otras 100 mil el 17 de abril y las 50 mil restantes, el 24 de ese mes.

Lea además: Hernández cae en lo ridículo al sostener que ha construido un sistema sanitario robusto

Mientras 250 mil pruebas se dañaron por la irresponsabilidad y negligencia de los funcionarios del gobierno, los hondureños pagan hasta L.4,000 por practicarse una prueba PCR en los laboratorios privados.

El 6 de abril, el Banco Central de Honduras realizó la transferencia de 46 millones 493 mil 855 lempiras con 98 centavos, a favor de Bioneer Corporación, adicionando 32 dólares para cubrir la comisión por transferencia.

Los plazos no se cumplieron y las primeras 100 mil pruebas PCR, las recibieron el 21 de abril, Álex Morales Girón representante de INVEST-H y Engels Ilich Banegas Ramírez, de la Secretaría de Salud. Observaron el proceso; Héctor Iscoa, del Tribunal Superior de Cuentas (TSC) y Blanca Lidia Munguía, de la Asociación para una Sociedad más Justa (ASJ).

“Se han recibido las primeras 100,000 pruebas el día 21/04/2020”, dice el cuadro de adquisiciones publicado por INVEST-H. El documento detalla que para esta compra no aplica los criterios de evaluación y oculta las observaciones que hicieron los veedores en el momento en que los representantes de INVEST-H y de la Secretaría de Salud, recibieron ese producto dañado.

Estas 100 mil pruebas PCR llegaron al aeropuerto internacional de San Pedro Sula y para el traslado a Tegucigalpa, INVEST-H contrató los servicios de DHL, empresa que también transportó las otras 150 mil pruebas restantes, del aeropuerto de Tocontín.  

Representando a la ASJ, Blanca Munguía, observó la entrega de las primeras 100 mil pruebas PCR que la Secretaría de Salud mantiene en depósito en un cuarto frío de la empresa avícola y comercializadora de carne de pollo Cadeca y asegura que por la falta de temperatura adecuada venían descongeladas y que las cajas de cartón en que fueron transportadas estaban infladas por la humedad.

Esta imagen evidencia la humedad que presentaban las cajas de cartón en las que venían las pruebas PCR y que se dañaron por la inadecuada manipulación.

Munguía es doctora en Química y Farmacia y observó que para mantenerse en buen estado esas pruebas deben permanecer a 20 grados centígrados bajo cero, pero la temperatura que presentaban en el momento de recibirlas solo era -3 grados. Para ella, eso indica que hubo un descongelamiento “y creo que por eso las cajas venían infladas y húmedas”, explicó Munguía.

Este recibo muestra el nivel de la temperatura inadecuada con la que se almacenaron las pruebas PCR.

Explicó que esa observación la anotó el recibo de entrega de mercadería No.0214429 de DHL. Los observadores apuntaron que el camión venía a 34 grados fahrenheit y que el interior de las cajas a -3 grados centígrados siendo la temperatura ideal -20 grados centígrados. Munguía reveló, que éstas 100 mil pruebas tampoco llegaron completas y que les hacían falta los kits de extracción necesarios en el procesamiento de las muestras.

Llama la atención que las autoridades de la Secretaria de Salud y de INVEST-H recibieron estas 100 mil pruebas PCR y no denunciaron que estaban en mal estado, pese a la observación de los veedores. El incidente tampoco aparece reflejado en el cuadro de compras actualizado por INVEST-H al 28 de abril, 8 días después de haberlas recibido. 

Sin embargo, Gustavo Boquín, miembro de la Junta Interventora de INVEST-H, ha manifestado que, si se comprueba que la culpa fue de los funcionarios de esa institución, el Estado tendrá que erogar más de 500 mil dólares adicionales al costo original, para lograr que sean sustituidas las 250 mil pruebas PCR dañadas por mal manejo de su traslado.

“Si la responsabilidad fue de INVEST-H tendríamos que pagar por lo menos dos dólares por cada prueba para la reposición de las mismas”, dice en una publicación de HRN del 11 de agosto pasado.  Sostuvo, que originalmente cada prueba fue comprada a 7.50 dólares y que al final el costo para los hondureños andaría en diez dólares.

No obstante, aseguró que todavía están investigando para determinar de quien fue la culpa y que si comprueban que la cadena de frio fue un acto fortuito y que nadie tuvo responsabilidad podrán solicitar la reposición de 150 mil sin costo alguno.

El 12 de agosto, personal de la Agencia Técnica de Investigaciones Criminal (ATIC) realizó inspecciones en las bodegas de las empresas DHL en Tegucigalpa y según declaraciones del portavoz de esa institución, Jorge Galindo, allí encontraron 14 cajas conteniendo pruebas que supuestamente estaban vencidas. 

Por las compras realizadas en el marco de la Pandemia de la Covid 19 el Ministerio Publico mantiene abiertas 16 líneas de investigación incluida una por la adquisición irregular de 250 mil pruebas PCR, que no solo llegaron incompletas, sino además vencidas. Los fiscales dicen que las catorce cajas encontradas en DHL son medianas y que no garantizan que en ellas haya 150 mil kits.

El cuadro de compras actualizado por INVEST-H al 28 de abril, informa que adicional al costo de las 250 mil pruebas, el Estado le canceló a la empresa coreana, Bioneer, 57,550 dólares por concepto del flete y seguros de la mercadería de Corea  a Honduras, según la factura proforma  B200409-P1.

Para profundizar sobre el particular, Criterio.hn consultó con funcionarios de DHL en Honduras sobre el tratamiento que esa empresa les brindó a las 250 mil pruebas trasladas desde Corea. Sin embargo, la pregunta fue trasladada a la unidad de Comunications  Sustainability  y Brand, Américas y su titular, Pamela Duque informó que, “debido a nuestros protocolos internos y la privacidad de nuestros clientes, no podemos proporcionar a terceros detalles sobre los envíos  que transportamos por nuestra red”.

Sostuvo, que DHL Express se mantiene en permanente contacto con sus clientes para aclarar cualquier tema comercial que podría surgir en relación con los envíos transportados y que están en completa disposición de las autoridades a fin de aclarar el alcance de los servicios contratados.

También dijo que los servicios de transporte internacional de DHL no fueron contratados en Honduras sino por el fabricante de las pruebas PCR en Corea. Sin embargo, INVEST-H emitió la orden de compra 33-2020 y 34-2020 a favor de DHL para el pago de los servicios de desaduanaje de las 250 mil pruebas.

El 9 de abril, el Banco Central, mediante transferencia le pagó a Bioneer 1 millón 428 mil 425 lempiras con 16 centavos (57,582 dólares) por el pago de flete aéreo y seguro para tres envíos de compra de 250 mil pruebas PCR, servicio que se registra en la factura proforma B200409-P1.

Ya han pasado casi seis meses de que el Banco Central de Honduras pagó alrededor de 46.7 millones de lempiras a la empresa coreana Bionner para la adquisición de 250 mil pruebas PCR que, además de dañarse en el traslado, vinieron incompletas y se sospecha que la cantidad que llegó es inferior a la comprada, sin embargo, el Ministerio Público no ha sido capaz de presentar requerimiento fiscal contra los funcionarios que participaron en este otro acto que ha provocado daños a la salud del pueblo hondureño que a diario se enfrenta a un sistema sanitario colapsado y sin los insumos básicos para detectar y contener la pandemia por Covid-19 que hasta este domingo 27 de octubre registraba 75,109 contagios y 2.289 muertes

Un comentario en “Vencimiento de 250 mil pruebas PCR alarga el rosario de delitos de Marco Bográn durante pandemia

  • el octubre 4, 2020 a las 4:32 am
    Permalink

    En el sistema inter americano de derechos civiles la negligencia que presenta dicho caso como la falta de responsabilidad del Gobierno dentro del marco de derechos humanos no sólo es un robo también en dicho contrato hay una mala intención.
    Honduras perdió el caso ante el sistema inter americano de derechos y deberes fundamentales.

    Respuesta

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.