Actualidad|Noticias Destacadas

Transparencia fiscal de Honduras no cumple con principios básicos del FMI

comportamiento económico impulsado por la pandemia

Compartir

 

Honduras incumple con ocho principios básicos de transparencia fiscal del Fondo Monetario Internacional (FMI), según una evaluación realizada por ese organismo de crédito

Tegucigalpa.- A petición de la Secretaría de Finanzas, el FMI practicó una evaluación de transparencia fiscal en la que salieron a la luz varios incumplimientos en la información relacionada con los fideicomisos, cifras de bancos estatales, gastos de alcaldías y gastos futuros en pensiones y salud.

“Las actuales prácticas de transparencia fiscal de Honduras no cumplen con el nivel básico en 8 principios, señala en su informe el organismo internacional con el que Honduras tiene un Acuerdo Stand by.

El examen, que se realizó de acuerdo con los tres pilares del Código de Transparencia Fiscal del FMI, incluyó datos de Finanzas de 2018 y terminó en abril de 2020, mientras que los resultados se entregaron este mes de julio.

Los tres pilares son Reportes fiscales, Presupuestos y pronósticos fiscales y Análisis y gestión de riesgos fiscales.

“Honduras presenta 15 principios situados en el nivel básico, 7 en el nivel bueno y 6 en el nivel avanzado”, refiere el documento.

En el primer pilar, el informe dice que “si bien la cobertura institucional de los datos fiscales es amplia, apuntando al Sector Público No Financiero (SPNF), esta no es completa por la falta de datos sobre ejecución de los fondos gestionados por los fideicomisos y el retraso en la información reportada por las municipalidades”.

Noticias relacionada: Gobierno debe rendirle cuentas al FMI sobre fracaso de plan de rescate financiero de la ENEE

Continúa que “la información disponible (mensual o trimestral) sobre financiamiento no es exhaustiva y se presenta con cierta demora respecto al resto de publicaciones de ejecución presupuestaria y cuentas financieras. (…) Los estados de situación financiera consolidados del Sector Público (SP) no son completos. En 2017, algunas instituciones bien entregaron tarde la información o bien no presentaron los estados financieros a la Contaduría General de la República CGR a diciembre. Solo se incorpora información del 20 por ciento del total de gastos de los municipios”.

En el pilar dos se indica que “se han hecho esfuerzos importantes por divulgar y comunicar el presupuesto aprobado en un lenguaje sencillo, cercano a la ciudadanía, para promover su participación. No obstante, hay áreas donde las mejoras técnicas sustantivas pueden realizarse de forma relativamente sencilla, si bien necesitarían de apoyo a nivel político”.

Añade que “la cobertura institucional de los presupuestos es incompleta, de forma que hay una parte de los recursos públicos que escapan al proceso presupuestario rompiendo con ello el principio de unidad y de anualidad. El nivel de transparencia mejoraría si en los documentos que acompañan al presupuesto se hiciesen explícitos los supuestos más relevantes en los que se sustentan las proyecciones macroeconómicas y se discutieran las revisiones y su impacto en las previsiones fiscales”.

En el pilar tres, el informe precisa que “existen cálculos para determinados riesgos específicos como avales, demandas legales y Asociaciones Público Privadas (APP). Para otros riesgos como los de las empresas públicas (EEPP) y municipalidades, se han desarrollado las metodologías, pero falta concluir los cálculos”.

Refiere que “el Banco Central de Honduras (BCH) publica informes semestrales sobre la estabilidad del sistema financiero. Sin embargo, el análisis y la gestión de los riesgos fiscales son todavía incipientes y necesitan ser fortalecidos. El análisis de supuestos macroeconómicos y sus implicaciones para las variables fiscales no se publica (…). El análisis y el manejo de riesgos específicos deben mejorarse y coordinarse entre diferentes instituciones”.

Lea también Deuda pública en Honduras en su nivel más alto de las últimas dos décadas: Fosdeh

El documento continúa explicando que “la divulgación de los riesgos no es completa y su relación con las proyecciones fiscales no es clara. Si bien existe en las normas la posibilidad de asignar recursos para imprevistos, esta asignación ha sido en general inferior al límite permitido, por lo que las eventualidades por mor de su magnitud deben ser cubiertas mediante modificaciones al presupuesto que erosionan la efectividad de su planeación. Las estrategias para mitigar los riesgos asociados con los pasivos no relacionados con la deuda, y de los activos financieros y no financieros no están claras. Riesgos importantes emergen en el manejo de los activos y pasivos de los fideicomisos, los cuales no se divulgan”.

Además, indica que “el Sistema Financiero está bien capitalizado y tiene adecuados nivel de liquidez, pero existen importantes riesgos asociados a un banco estatal, el Banco Nacional de Desarrollo Agrícola (BANADESA), que comprende pasivos agregados del 1.09 por ciento del PIB del 2017 y que no son totalmente analizados y divulgados”.

Así mismo, menciona que “las municipalidades son un sector importante (7.5 por ciento del gasto del Gobierno General), y su endeudamiento está limitado, sin embargo, no hay un informe anual que divulgue su desempeño financiero”.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.