Gobierno debe rendirle cuentas al FMI sobre fracaso de plan de rescate financiero de la ENEE

 Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Representantes del Fondo Monetario Internacional (FMI) están en Honduras y han sostenido varias reuniones con altos funcionarios del Gobierno y empresarios para dar seguimiento a las sugerencias financieras que este organismo multilateral ha hecho al país para otorgar nuevos préstamos.

En las reuniones se ha tocado temas torales, como la recaudación de impuestos, el endeudamiento internacional y la situación de la Empresa Nacional de Energía Eléctrica (ENEE).

Noticia Relacionada: Consumidores preocupados por incremento a tarifa eléctrica

A criterio de empresarios, el FMI debería ser flexible y seguir apoyando al país en tiempos tan difíciles ocasionados por una emergencia sanitaria. Pero a consideración de economistas, el Gobierno debe tener clara la ruta de manejo de fondos públicos sobre todo porque el país está a las puertas de un año electoral.

Desde el punto de vista del economista e integrante del Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh), Alejandro Kafati, el Gobierno debe explicar todo lo relacionado al endeudamiento adquirido por concepto de la COVID-19.

Dentro de esa lógica, el economista cree pertinente que se den los detalles de cómo se pagarán los préstamos, a qué porcentaje de interés y los tiempos promedio de pago de deuda. Por otra parte, insta al Gobierno a tomar decisiones sobre la recaudación fiscal y gasto tributario.

Kafati recomienda, además al Gobierno rendir cuentas sobre el plan de rescate de la ENEE, sugerido por el propio FMI.

“Con el tema de la ENEE Honduras no ha cumplido con la reducción financiera exigida por el FMI por la malas actuaciones del Congreso y también la corrupción en contratos de energía, entonces estos incumplimientos inciden en un posible fracaso en acuerdos con el ente internacional”, manifestó Kafati.

El economista sugiere que el Gobierno debe apostar por revisar los contratos energéticos, ver su precio, condiciones, hacer un análisis de sostenibilidad y rescate claro de las finanzas de la estatal eléctrica.

Por otra parte, valoró: “hay que determinar cuáles van a ser las fuentes de financiamiento para la deuda de cara a los próximos años. Este es el parámetro más importante e incluso mayor que el decrecimiento económico, ya que no atenderlo adecuadamente, el país le daría una camisa de fuerza a las próximas dos o tres generaciones, porque los endeudamientos están para más de 25 años”.

Con respecto al decrecimiento económico, las proyecciones indican que, a finales del 2020, podría ser de al menos -10 %. “Se esperaría que se reformulen las proyecciones macroeconómicas, principalmente el decrecimiento económico que podría ser incluso mayor al -10%”, valoró el analista económico.

Finalmente, en asuntos relacionados a la pandemia, Kafati consideró: “se debe establecer cómo está el proceso de endeudamiento ocasionado por la COVID-19 y que fue aprobado en su mayoría por el Poder Legislativo”.

Las reuniones entre el FMI y el Gobierno de Honduras continuarán y serán las autoridades las que darán a conocer los acuerdos alcanzados entre el Estado y la institución multilateral.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.