Romero Vásquez

Rostros del golpismo y militares en retiro crean frente «defensor» de la democracia en Honduras

Compartir

Por: Luis Escalante

Tegucigalpa. – Bajo el argumento que el sistema democrático hondureño atraviesa un profundo debilitamiento, un nuevo grupo de autodenominados «defensores de la democracia» surgió este martes con la participación del exjefe de las Fuerzas Armadas, Romeo Vásquez Velásquez, cara visible del golpe de Estado de 2009, y de otros representantes de los sectores más conservadores de Honduras. Al movimiento lo llamaron Frente Cívico para la Defensa de la Democracia (FCD).

Entre los miembros del FCD, además del exjefe castrense, figura el también militar en condición de retiro  y vicecanciller del último gobierno de Juan Orlando Hernández, Isaías Barahona; la exdiputada del Partido Anticorrupción (PAC), Marlene Alvarenga; y la médico Monserrat Arita, quien en años recientes, en su condición de dirigente gremial, apañó las corruptas gestiones de los nacionalistas Octavio Sánchez y Alba Consuelo Flores al frente de la Secretaría de Salud.

«En las actuales circunstancias no se garantiza la independencia de poderes, lo hemos visto en la elección de la junta directiva del Congreso y seguramente lo veremos en la elección de la Corte Suprema de Justicia, que hasta el momento no ha dado señales de ser independiente», consideró Isaías Barahona, durante la lectura del manifiesto que dio paso a la creación del FCD, un frente «integrado por ciudadanos hondureños, con distintos colores políticos, pero con los mismos objetivos».

Lea: De consensos entre Libre, Partido Liberal y PSH dependerá aprobación de nueva ley del CNDS

 

Las personas que integran el FCD pertenecen al Partido Nacional y a la Alianza Patriótica Hondureña, dos fuerzas políticas de ultraderecha históricamente coludidas con la corrupción, sobre todo a lo interno del Congreso Nacional en los últimos dos períodos legislativos (2014-2018 y 2018-2022). También figura la excandidata presidencial por el PAC, Marlene Alvarenga, cuyo partido también se ha plegado a los intereses de los nacionalistas a partir de 2018.

AUTORITARISTAS HABLANDO DE DEMOCRACIA

El sociólogo y analista político, Armando Orellana, mencionó en entrevista con Criterio.hn que le sorprende ver a dos exintegrantes de las Fuerzas Armadas denominarse demócratas.

«Ellos nunca se formaron en valores democráticos, siempre lo hicieron en valores autoritarios. Sorprende que personas como Romeo Vásquez Velásquez, que le han hecho tanto daño al país, ahora crean tener la catadura moral para levantar banderas de democracia», apuntó.

Al mismo tiempo, indicó que ocultamente la creación del Frente Cívico para la Defensa de la Democracia (FCD) puede responder a la intención de boicotear las aspiraciones ciudadanas, que el 27 de noviembre de 2021, en una de las elecciones con menor abstencionismo de la historia democrática, le dieron un espaldarazo a la presidenta Xiomara Castro, quien se convirtió en la primera mujer y en la primera persona de izquierda en ocupar la presidencia de la República.

«El reagrupamiento de estas fuerzas fuerzas ultraconservadoras no representa otra cosa más que la pretensión de frenar los matices de cambio, aunque de momento sean tibios, y de pretender boicotear las aspiraciones del pueblo hondureño, que se pronunció en contra de esas mascaradas de democracia que ellos han planteado en sus gobiernos», explicó al tiempo en que las catalogó de fuerzas «fragmentadas» y «deslegitimadas».

DE DÓNDE VIENE EL DESCRÉDITO A LA JUNTA NOMINADORA

Uno de los puntos expuestos por los miembros del Frente Cívico para la Defensa de la Democracia (FCD) fue el descrédito a la Junta Nominadora de proposición de candidatas y candidatos a magistradas y magistrados de la Corte Suprema de Justicia, que el 23 de enero de 2023 enviará al Congreso Nacional un listado de 45 postulantes a integrar la Corte, siendo el Legislativo, a través de sus diputadas y diputados, quienes elegirán, de esa lista, a las 15 personas que ocuparán las más altas magistraturas del Poder Judicial entre 2023 y 2030.

La presidenta del PAC, Marlene Alvarenga, dijo que esa Junta Nominadora no es legal debido a que la Junta Directiva del Congreso que la eligió «tampoco lo es». Sin embargo, tanto la comunidad internacional como el gobierno estadounidense, en reiteradas ocasiones, la han reconocido como una junta legal y legítima.

VEA: Abogados de defensores del territorio piden se respete medidas cautelares otorgadas por la CIDH

De hecho, a lo interno del Congreso Nacional, solo las bancadas del Partido Nacional y del PAC insisten en restarle legalidad a sus integrantes, sobre todo al presidente de ese poder del Estado, Luis Redondo.

Esas dos bancadas también se abstuvieron de votar durante la aprobación de la actual Ley de la Junta Nominadora, el pasado 19 de agosto.

A criterio de Orellana, la posición del FCD, con respecto a la Junta Nominadora, solo evidencia la «desesperación» por no tener el control de la elección de la nueva Corte, como ocurría en años anteriores por parte de los grupos que ese frente representa.

«Entran en desesperación y buscan frenar la posibilidad de que sea estructurada una Corte que no va a ser afín a los intereses de la ultraderecha y del narcotráfico, como la actual», apuntó el analista.

MISMO DISCURSO DE 2009

Coincidentemente, durante un foro televisivo de este martes, el dirigente del Partido Nacional, Fernando Anduray, aseguró que el gobierno de Xiomara Castro está solo, y que existen varios sectores políticos e instancias de sociedad civil que están reuniéndose con el propósito de «frenar el avance del socialismo en Honduras».

Algunos sectores, sobre todo afines al gobierno actual, han asegurado que el levantamiento de este tipo de discursos es similar a los que surgieron entre 2008 y 2009, previo al golpe de Estado en contra del expresidente Manuel Zelaya Rosales (2006-2009).

Dicho derrocamiento generó, durante los años siguientes, una profunda crisis política y sirvió como base para la instauración de la narcodictadura comandada por Juan Orlando Hernández, quien ahora enfrenta a la justicia estadounidense acusado por tres delitos relacionados al tráfico de 500 mil kilogramos de cocaína, tráfico de armas y conspiración para usar dispositivos destructivos.

Gilberto Ríos, dirigente de Libertad y Refundación (Libre), le respondió a Anduray que esa «defensoría de la democracia» es idéntica al argumento que se utilizó antes y después del 28 de junio de 2009, fecha en que se perpetuó el golpe de Estado.

«A mí me preocupa esta afirmación de Fernando Anduray, quien acaba de decir que la población hondureña ‘no tiene idea’ de cuántos sectores de sociedad civil y de partidos políticos se están reuniendo para conspirar en contra del gobierno», mencionó.

Un comentario en “Rostros del golpismo y militares en retiro crean frente «defensor» de la democracia en Honduras

  1. Frenando Anduray nunca dijo en la entrevista que sectores de la sociedad civil y de partidos políticos se estaban reunuendo para CONSPIRAR CONTRA EL GOBIERNO, ESO ES UNA MENTIRA , dijo que se están reuniendo para no dejar que el país se convierta en UN estado como el de Nicaragua y otros países EN DONDE sus gobiernos son de izquierda y que han llevado a esos países a la anarquía y miseria.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.