Rebeca Santos

Rebeca Santos, la reencarnación del «Poder Ciudadano» en el Banco Central de Honduras

Compartir

Tegucigalpa. –Una tecnócrata por excelencia y con una amplia trayectoria en las finanzas estatales, ha vuelto a la administración pública después de ser pieza vital en el gobierno del Poder Ciudadano del derrocado expresidente Manuel Zelaya Rosales (2006-2009).

También lea: Marlon Ochoa, a la caza de los tributos en un país en quiebra

Atrás dejó la secretaría de Finanzas, la que encabezó en la administración Zelaya Rosales, para convertirse en la presidenta del Banco Central de Honduras (BCH), es decir, en la responsable del manejo de la política monetaria.

Rebeca Patricia Santos, nació en Tegucigalpa en 1964. Tiene 57 años. Se graduó como licenciada en economía en la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH). También, tiene una maestría en desarrollo rural del Colegio de Postgraduados de Montecillos, en México y tiene un postgrado de planificación del desarrollo rural del Centro de Estudios Regionales, Urbanos y Rurales de Israel.

Tiene una vasta experiencia laboral fungiendo como representante de Honduras ante el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Banco Mundial (BM) y el Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE).

Además, fungió como viceministra de crédito e inversión pública en la Secretaría de Finanzas, especialista en el área de operaciones de la división de desarrollo humano del Banco Mundial, consultora para diversos organismos internacionales, directora adjunta del Fondo Hondureño de Inversión Social (Fhis), viceministra de planificación económica de la secretará de planificación y presupuesto.

Lea, además: Edmundo Orellana Mercado, el pionero en el MP que ahora busca transparentar la gestión de Xiomara Castro

El PASAPORTAZO Y LA CUARTA URNA

Siendo directora adjunta del FHIS, en 1995, durante el gobierno de Carlos Roberto Reina y cuando esa institución era dirigida por el expresidente Manuel Zelaya Rosales, Santos fue recluida en el Centro Femenino de Adaptación Social (CEFAS) acusada, junto a otros seis funcionarios públicos, por delitos consignados en el afamado caso “Pasaportazo”.

Se bautizó como “Pasaportazo” a la extensión irregular de documentos de identificación y pasaportes a extranjeros en la Dirección de Migración y Extranjería y el Registro Nacional de las Personas (RNP).

Santos, quien recobró la libertad y fue eximida de responsabilidad después de un largo proceso judicial, alegó en aquel entonces que la única prueba acreditada en su contra era una fotocopia de solicitud de trámite de pasaporte, firmado supuestamente por ella y por el presidente Carlos Roberto Reina.

Durante el gobierno del expresidente José Manuel Zelaya (2006-2009), Rebeca Patricia Santos regresó al gobierno al ser ungida por el entonces presidente Manuel Zelaya Rosales ministra de Finanzas, sin embargo, en junio de 2009, al ser defenestrado el gobierno de Zelaya Rosales por un golpe de Estado, Santos, al igual que otros funcionarios del llamado gobierno del “Poder Ciudadano”, fue perseguida por la justicia.

Santos fue acusada por el Ministerio Público en 2010 por delitos de fraude y abuso de autoridad al haber autorizado la emisión de un cheque de 30 millones de lempiras del Fhis para pagos de publicidad del proyecto de consulta popular conocido como Cuarta Urna.

Zelaya había convocado a los hondureños para ser consultados a través de un plebiscito si estaba de acuerdo o no en la instalación de una cuarta urna en las elecciones generales de 2010 y convocar a una Asamblea Nacional Constituyente, sin embargo, fue derrocado.

Cinco años pasaron desde que se inició una acción penal contra Santos, quien se presentó constantemente a los juzgados a causa de las medidas cautelares distintas a la prisión que le fue impuesta, siendo sobreseída de los cargos que le imputaban.

No obstante, en enero de 2017, la Corte de Apelaciones anuló el sobreseimiento otorgado reabriendo el caso en su contra que se mantiene en la actualidad, aunque podría ser una de las beneficiadas por la amnistía aprobada por el Congreso Nacional que condena el crimen del golpe de Estado y subsana los daños a las víctimas y otorga beneficios a todos los exfuncionarios del gobierno del “Poder Ciudadano” sin importar el delito del que se trate.

Santos reapareció en los círculos políticos tras la victoria electoral del Partido Libertad y Refundación (Libre) siendo parte de la comisión de transición del gobierno de Xiomara Castro y una vez que asumió el poder de la nación la nombró presidenta del Banco Central de Honduras (BCH).

El equipo de Criterio.hn ha intentado contactar a Santos en reiteradas ocasiones, sin embargo, no se ha tenido respuesta por parte de la funcionaria contrario antes de asumir el cargo que era accesible poder entrevistarla.

Dentro de las primeras acciones de Santos será revisar los nombramientos que realizó la administración anterior que le permitió a la exministra del Servicio de Administración de Rentas (SAR), Miriam Guzmán, transitar de ese cargo y asumir como directora en el BCH con un exorbitante salario.

Santos es una de las once mujeres que hasta el momento conforman el gabinete de Castro, quien enfrenta un país en bancarrota, con una devaluación acelerada de la moneda nacional y con más del 70% de su población viviendo en pobreza y de esta más del  54% en pobreza extrema.

Un comentario en “Rebeca Santos, la reencarnación del «Poder Ciudadano» en el Banco Central de Honduras

  1. Jamas un gobierno esta en bancarrota una palabra mal usada, siempre a diarios sigue cayendo dinero del tazón, de los combustibles, del impuesto sobre ventas, de un sin fin de servicios públicos, tales como los que presta la cancillería, el SAR, el RNP, la enee, hondutel etc etc etc etc etc etc etc

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.