Actualidad|Noticias Destacadas

Polémica entre la UNAH y el Congreso genera decreto que pretende eliminar prueba de admisión 

Polémica entre la UNAH y el Congreso

Compartir

 

Una nueva polémica divide la sociedad hondureña entre los sectores que respaldan la eliminación de la Prueba de Actitud Académica de la UNAH y quienes defienden su continuidad

Tegucigalpa. El congresista del Partido Libertad y Refundación ( Libre), Rasel Tomé, presentó un decreto de ley ante el Congreso Nacional que pretende eliminar la prueba de admisión o Prueba de Actitud Académica (PAA) para ingresar a estudiar a la Universidad Nacional Autónoma de Honduras (UNAH) considerada por muchos excluyente y arbitraria.

Tomé, quien también funge como vicepresidente del Poder Legislativo, propuso la eliminación de la PPA porque considera que es un mecanismo excluyente que impide a miles de jóvenes poder acceder a la educación superior violentando la propia Constitución de la República.

El artículo 151 de la normativa constitucional indica que la educación es función esencial de Estado “la cual deberá proyectar sus beneficios a la sociedad sin discriminación de ninguna naturaleza”.

“Proyecto para derogar en la UNAH la PAA es un acto de justicia, cortando esos nudos de exclusión, vamos al fortalecimiento de la educación pública en todos los niveles”, manifestó el congresista.

En respuesta, el rector de la institución universitaria, Francisco Herrera, calificó la acción como una arremetida contra la autonomía que le concede la constitución para regir el nivel educativo superior de la nación.

“Somos una institución autónoma, no una secretaría de Estado. La constitución nos otorga las potestades para definir con criterios técnicos y no políticos la gestión institucional. Defenderemos la autonomía”, expresó.

Cabe señalar que la propia Constitución, en los artículos 156, 159, 160 y 161, establece que el nivel educativo superior corresponde a la propia UNAH otorgándole personalidad jurídica con exclusividad para organizar, dirigir y desarrollar la educación superior y profesional.

Lo anterior pone en manifiesto que los congresistas no podrán derogar la prueba de admisión si no es mediante una reforma constitucional que prohíba a la UNAH aplicarla, sin embargo, sería una acción considerada violación a la autonomía que podría generar una crisis social.

“La UNAH es la única facultada por la Constitución para autogobernarse y tomas sus decisiones sobre cómo evaluar y mejorar su calidad educativa, no deben ser los diputados que los que tomen esta decisión”, expresó el economista y exvicerector universitario, Julio Raudales.

Noticia destacada Naciones Unidas recibe solicitud para instalación de misión anticorrupción en Honduras

A FAVOR Y EN CONTRA

La PAA comenzó a ser aplicada en 2007 como mecanismo para medir las habilidades y aptitudes que el estudiante ha adquirido durante sus años de estudio desde la primaria hasta el nivel secundario.

Quienes no logren alcanzar 700 puntos o más tendrán dos oportunidades más, de lo contrario, no son admitidos. Según el Sistema de Admisión de la UNAH, desde 2007 hasta 2019 más de cien mil jóvenes fueron reprobados y unos 11 mil reprobaron los tres intentos permitidos.

A criterio de la catedrática universitaria, Divina Alvarenga, la PAA es excluyente y arbitraria pero su derogación “nos compete a la ciudadanía universitaria”.

Debido a la polémica que ha generado el decreto, el Congreso Nacional, mediante una solicitud de manifestación, la diputada del Partido Salvador de Honduras (PSH), Ligia Ramos, pidió convocar a los sectores que conforman la comunidad universitaria para conocer sus posturas sobre la PAA.

Para el dirigente del Partido Liberal y exrector universitario, Luis Zelaya, el problema educativo no pasa por la eliminación de la prueba de admisión sino por una reforma estructural a la UNAH, la Secretaría de Educación, el Instituto Hondureño de Formación Profesional (Infop) bajo un solo mecanismo integrado y articulado con educación técnica vocacional universitaria.

“Todo joven tiene un talento y el Estado debe dar oportunidad a todos”, dijo.

Por su parte, el jefe de investigaciones del Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), Odir Fernández, cuestionó que los diputados del Congreso Nacional desconozcan la propia Constitución presentando propuestas que afectan el sistema jurídico.

“La autonomía universitaria es constitucional. Respeten la Constitución, léanla, revisen que el sistema educativo medio no está dando los resultados que debe presentar”, cuestionó.

Para muchos analistas el problema no se centra en la prueba de admisión sino por el deficiente sistema educativo de Honduras que se refleja en el alto porcentaje de estudiantes que no logran ser admitidos en el nivel superior.

Noticia destacada Estados Unidos un aliado de Juan Orlando Hernández que ahora pide su extradición

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.