Pastores independientes rechazan privilegios solicitados por la Confraternidad Evangélica

Como REPLIEH, promueven la separación entre la Iglesia y el Estado, lo que conduce a un Estado laico, que no significa enemistad con la fe, si no, respeto a la libertad de cultos y otras creencias

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

Tegucigalpa. La Red de Pastores y Líderes Evangélicos de Honduras (REPLIEH) se manifiesta en contra los privilegios solicitados por parte de la Confraternidad Evangélica que pide bonos y planes de retiro para los pastores evangélicos.

REPLIEH es un movimiento de pastores y líderes evangélicos de diferente trasfondo denominacional y de diferentes regiones del país, que participan a nivel personal y no representamos oficialmente a ninguna organización.

En su comunicado señalan que Honduras vive una situación delicada en cuanto a la erosión de los valores, la corrupción evidente, la división y las condiciones de pobreza y violencia. Estos días se ha dado una controversia cuando una de las organizaciones evangélicas hizo una nueva solicitud de fondos provenientes del gobierno para dar bonos y otros privilegios para pastores hondureños.

Aclaran que la Confraternidad Evangélica de Honduras no representa a todos los pastores, líderes y pueblo evangélico. Aunque ella ostenta una representación legal ante el gobierno, no está ligada a la vida de la mayoría de las iglesias, que más bien han sido presionadas a ser parte de este ente por aspectos burocráticos.

También señalan que no están de acuerdo que un grupo hable en nombre de todas las iglesias y asociaciones de iglesias sin hacer consultas, ni respetar los principios y preferencias de cada una de ellas.

Como REPLIEH, promueven la separación entre la Iglesia y el Estado, lo que conduce a un Estado laico, que no significa enemistad con la fe, si no, respeto a la libertad de cultos y otras creencias. La historia nos ha mostrado que ese enfoque ayuda a la convivencia saludable entre los ciudadanos de un país.

La separación de la iglesia del Estado supone que el Estado no debe involucrarse en los asuntos de las iglesias. De la misma manera, las iglesias no deben aprovecharse del estado con fines proselitistas, clientelistas, ni para obtener prebendas económicas o privilegios que otros sectores de la sociedad no tienen.

Reconocen que la crisis económica secundaria a la pandemia del COVID-19 afecta a todos y también al pastorado, sin embargo, manifiestan que dependen, en primer lugar, de la provisión divina por medio de las congregaciones.

La atención a los pastores debe ser fruto y responsabilidad de toda la iglesia cristiana, evitando acciones desesperadas que comprometan sus principios, independencia y la voz evangélica por la justicia y la honestidad.

Manifiestan que, aunque no lo publicitan, argumentan que no se puede desconocer que la Iglesia hondureña ha brindado un significativo apoyo espiritual y material a la población con sus propios recursos.

Lo anterior ha sido un alivio en medio del colapso del sistema de salud y del mal manejo de los recursos económicos que han golpeado a la población en un tiempo de catástrofe y que han generado impotencia e indignación.

Como REPLIEH hacen un llamado a los evangélicos de Honduras a continuar desarrollando un ministerio integral que refleje el poder del Evangelio y los principios del Reino.

Además, se unen a los pronunciamientos de múltiples asociaciones evangélicas contra los privilegios solicitados y proponen la creación de un verdadero sistema de protección social para toda la población vulnerable del país.

3 comentarios en “Pastores independientes rechazan privilegios solicitados por la Confraternidad Evangélica

  • el septiembre 13, 2020 a las 8:07 pm
    Permalink

    La reacción de la REPLIEH no podía ser más coherente en toda su argumentación pues aporta una explicación más que necesaria a la separación de la Iglesia y del Estado. A la vez desnuda la verdadera identidad de la Confraternidad Evangélica y se distancia de esta cuando afirma, que no obstante ostentar una representación legal ante el gobierno, «no está ligada a la vida de la mayoría de las iglesias, que más bien han sido presionadas a ser parte de este ente por aspectos burocráticos». Si las iglesias evangélicas aceptaran la oferta del bono solidario «comprometerían an sus principios, independencia y la voz evangélica por la justicia y la honestidad». Me parece una voz fresca y muy evangélica, sin duda porque mientras la Confraternidad representa la burocratización de la iglesia, la propuesta de la REPLIEH, expresa la cercanía con la gente que sufre más allá de la pandemia.

    Respuesta
    • el septiembre 14, 2020 a las 8:05 am
      Permalink

      Alguien que me aclare, por favor: La Confraternidad Evangélica de Honduras cuenta con una «personería jurídica vigente»?
      Vivo fuera de Honduras, entiendo que; la personería jurídica que tubieron hasta hace (quizá un poco más de 6 años atrás) un tiempo «fué derogada» por «la sala constitucional» en forma íntegra ( total ), al declararla «inconstitucional!

      Se le otorgó a la CEH una nueva personería jurídica? A partir de cuándo?
      Alguien tiene el #de acuerdo?

      Respuesta
  • el septiembre 13, 2020 a las 7:00 pm
    Permalink

    Una clara postura ante una situación que compromete la independencia y la voz de los evangélicos en Honduras.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.