Noticias Destacadas|Política y Democracia

Partido Libre convoca a sesión de bancada ante división interna por presidencia del Congreso Nacional

Partido Libre convoca a sesión de bancada

Compartir

Tegucigalpa. Tras ganar las elecciones generales del 28 de noviembre, los diputados del opositor Partido Libertad y Refundación (Libre) han generado una división interna por quién presidirá la presidencia del Poder Legislativo de Honduras pese al acuerdo pactado por la presidenta electa Xiomara Castro.

El 13 de octubre, faltando un mes para las votaciones, la entonces candidata presidencial del Partido Libre anunciaba una alianza de hecho con el candidato de la Unidad Nacional Opositora por Honduras (UNOH), coalición que conformó el Partido Salvador de Honduras (PSH) con el Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (Pinu-SD), Salvador Nasralla quien renunció al cargo y se unió a la planilla presidencial de Castro con la finalidad de derrotar al conservador Partido Nacional.

Ese día se pactó que el Partido Libre se comprometía a apoyar al PSH para que uno de sus diputados asuma la presidencia del Congreso Nacional sin importar el número de diputados que ambos partidos lograran obtener pasados los comicios.

No solo se logró derrotar al Partido Nacional, el Partido Libre ganó las principales alcaldías municipales, además es el partido con más escaños en el Poder Legislativo con 50 seguido del Partido Nacional con 44, el Partido Liberal 22, el PSH 10 y el Partido Anticorrupción (PAC) y la Democracia Cristiana (DC) 1.

La presidenta electa, quien asumirá el cargo el 27 de enero, respaldó la nominación del diputado Luis Redondo del PSH para ser ungido presidente del Congreso Nacional, sin embargo, existe una gran facción de diputados de su partido que no están de acuerdo y pretenden  que uno de ellos asuma el cargo.

Nota relacionada Luis Redondo, ungido por Libre para ir por la presidencia del Congreso de Honduras

LA DIVISIÓN DE LOS ROJINEGROS

Pese a conocerse el pacto entre el PSH y el Partido Libre, al menos 25 diputados rojinegros no estarían respaldando a Redondo por la presidencia del Legislativo, incluso ahora estarían dispuestos a nominar al reconocido economista Hugo Noé Pino aunque el deseo se centra en que Jorge Cálix sea el escogido.

El diputado electo Marco Eliud Girón emplazó a Redondo otorgándole 72 horas para lograr unificar el criterio de 65 congresistas que lo respalden, de lo contrario, será uno de los que nominará a un diputado del Partido Libre.

“Yo he dado mi palabra de darle el voto a Luis Redondo hace más de tres semanas pero yo le estamos dando un ultimátum Si en 72 horas si Luis Redondo no ha conseguido los 65 votos yo voy a reconsiderar mi voto por un miembro de mi partido”, advirtió.

Tal situación ha obligado a las autoridades del partido a convocar a sesión de bancada a sus 50 diputados electos y 50 suplentes para el próximo martes 18 de enero con el objetivo de definir una sola línea partidaria respaldando el acuerdo de Castro con Nasralla.

“Podamos enviarle un mensaje al pueblo hondureño que vamos en ese compromiso, la sesión de bancada debemos de salir más claros todavía y ahí el que tenga un interés particular que lo diga y ahí le vamos a explicar por qué se necesita cumplir el acuerdo para que podamos salir unidos”, refirió el diputado electo Rasel Tomé.

Nota relacionada Emerge boicot tras nominación de Luis Redondo como presidente del Congreso de Honduras

TODOS LOS PARTIDOS YA DEFINIERON SU POSICIÓN

En conferencia de prensa, el PSH anunció que los diez votos de sus diputados será a favor de Luis Redondo recordando el pacto entre las cúpulas con el Partido Libre con la intención de destronar al Partido Nacional.

“Todos los diputados del PSH han decidido apoyar unánimemente al señor Luis Redondo para que se convierta en el presidente del Congreso Nacional que es lo que la cúpula del PSH y la cúpula del Partido Libre decidimos en su momento cuando se nos escapaba el país de las manos; hicimos un acuerdo político hecho sin precedentes que tiene muy alegre a la población”, manifestó Nasralla.

Por su parte, el conservador Partido Nacional, que se convirtió en la segunda fuerza política, informó, a través de un comunicado, que la próxima semana definirán su posición unánime ante la elección de la nueva Junta Directiva del Congreso Nacional reiterando que los 44 diputados votarán por la línea partidaria que se defina.

En tanto, el también conservador y debilitado Partido Liberal será clave para definir el cargo aunque el pasado 9 de enero anunciaron su posicionamiento en respaldo por el diputado que nomine el Partido Libre para la presidencia del Congreso Nacional.

Recientemente, el presidente del Consejo Central Ejecutivo del Partido Liberal (CCEPL), Yani Rosenthal, reveló que constantemente líderes de otros partidos llaman a los diputados liberales para proponerles a otros diputados en la Junta Directiva, al tiempo, que prometió que “no habrá maridaje” ni con el Partido Libre ni otro partido político.

El próximo 25 de enero se deberá juramentar a las nuevas autoridades del Congreso Nacional en el que se definirá con el voto de al menos 65 congresistas el cargo de presidente, seis vicepresidentes, 2 secretarios, 2 prosecretarios y 7 miembros alternos.

Nota relacionada Acuerdos políticos pactados antes de elecciones comienzan a generar pugnas 

Los diputados del Partido Libertad y Refundación han generado una división interna por quién presidirá la presidencia del Poder Legislativo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.