“No estamos preparados como humanidad para frenar este coronovarirus”; Miriam Miranda

Miriam Miranda
Ollas comunitarias: En medio de la emergencia por el Covid-19, la población garífuna de San Juan Pueblo se ha organizado para elaborar de pan de coco.

Por: Nancy Cruz

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – “Estamos viviendo momentos que no creímos que nuestra generación viviría. Estamos enfrentando una pandemia parecida a la de hace muchos siglos en la que murieron millones de personas. Aunque no haya un registro ahora de que están muriendo millones de personas, debemos reconocer que no estamos preparados como humanidad para enfrentar este coronavirus”.

También lea: Honduras: abrirán fosas comunes y prohíben velatorios para evitar contagios por el Covid-19

Con las frases anteriores la coordinadora de la Organización Fraternal Negra Hondureña (OFRANEH), Miriam Miranda, nos adentra a conocer su percepción sobre la actual crisis sanitaria que se vive a nivel mundial.

Para Miranda ni el sistema más perfecto de salud tiene las capacidades para enfrentar esta pandemia. La situación responde a patrones del sistema de vida que se ha venido realizando, ya que este ha sido irrespetuoso con la naturaleza. “Hemos pensado que como seres humanos y humanas estamos por encima de los demás seres vivos”, señala Miriam.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda a la población evitar el consumo de productos de animales crudos o pocos cocinados, mantener la distancia social y las medidas de distanciamiento físico como la cancelación de eventos públicos y grandes reuniones para detener la propagación del virus.

Quédate en casa: un ingrediente para frenar el COVID-19

Los países de América Latina están en aislamiento domiciliario, pero las personas siguen saliendo a las calles en busca de alimentación. Los Estados han solicitado a la población permanecer en sus hogares, pero no han garantizado el sustento económico de miles de personas que viven en la pobreza.

“Todo lo que se escucha a nivel del mundo es: Quédate en tu casa. En este momento es una receta, la cual funciona, de alguna manera para que no se propague el virus. Esa es la receta que se nos ha encomendado”, menciona la coordinadora de Ofraneh.

¿Si se han tenido grandes avances tecnológicos, por qué la humanidad está más vulnerable?, se cuestiona Miriam. La respuesta recae en que las prioridades han sido la inversión para construir hospitales privados y ninguno público. Los centros privados son para aquellos que cuentan con los recursos financieros, añade.

“Este Covid-19 nos está realmente demostrando, mostrando y desnudando definitivamente lo que es la verdadera cara de un sistema de salud colapsado, destruido, secuestrado a nivel planetario”, recalca la líder de las comunidades negras de Honduras.

El Foro Social de la Deuda Externa y Desarrollo de Honduras (Fosdeh) señaló que el monto asignado en el Presupuesto General de la República de 2019 para para la Secretaría de Defensa era alarmante, en un país donde no existen problemas bélicos.

En la crisis sanitaria actual, Honduras ha recibido fondos de organismos internacionales y se ha aprobado en el Congreso Nacional altas cantidades de dinero, llegando a más de 21,485 millones de lempiras, la más elevada en Centroamérica, sin embargo, el destino de esos montos se desconoce como lo ha denunciado el personal de salud que no cuenta con el material suficiente para atender a pacientes contagiados por coronavirus.

Miriam Miranda
Las mujeres garífunas están fabricando sus propias mascarillas para atenuar la propagación del Covid-19.

“Pueda pasar una catástrofe y sería premeditado”

A Miriam le preocupa que el manejo de la crisis esté en las manos del ejército y los policías y no en los profesionales de la salud. No visualiza que se pueda salir fácilmente de esta crisis, si los fondos aprobados en el Congreso Nacional no están dotando los hospitales con el equipo necesario.

“Veo que puede pasar una catástrofe en Honduras y eso sería premeditado, porque no ha habido una respuesta del Estado coherente para enfrentar el coronavirus. Hay mucha desinformación, por un lado, pero por otro, no existe una estrategia del Estado porque no hay interés. Pareciera que el único interés es que disminuya la población”, profundiza Miranda.

También le genera inquietud el desabastecimiento que se generará en las próximas semanas y eso le llama fuertemente la atención para retomar el sistema productivo desde los hogares y territorios.

La Ofraneh y las alternativas comunitarias para frenar al coronavirus

Desde el pasado 17 de marzo el trabajo no ha cesado. Se han creado redes comunitarias con líderes, lideresas y personas que se han ofrecido desde sus hogares, para contener la pandemia y salvaguardar la vida de la comunidad garífuna.

Miriam Miranda recalca que es una respuesta comunitaria, no individual.

Miriam Miranda
La población garífuna está buscando sus propios medicamentos para fortalecer su estado inmunológico.

En los centros creados por la comunidad se elaboran té de diversas hiervas y se distribuyen a las personas mayores de edad para fortalecer su sistema inmunológico. Se confeccionan mascarillas y se han conformado equipos de fumigación con la integración de los jóvenes.

Además, se ha colocado información en los puntos de las comunidades más importantes para que la población tenga conocimientos sobre la pandemia. Se ha elaborado gel de manos y se ha distribuido alimentos para las comunidades más necesitadas.

“Queremos mencionar que hay una campaña que las mascarillas tejidas por las mujeres no protegen. Es posible que no protejan al 100%, no lo dudamos porque no están elaboradas por empresas, pero en los centros de salud no hay nada”, señala.

Indica que en un gesto hermoso por la comunidad de Limón se enviaron mascarillas con las autoridades de salud para la comunidad de Santa Fe.

También existen equipos de resguardo para tener un control de quienes salen y entran de la comunidad.

“Creemos que hay que utilizar la posibilidad y la necesidad de hacer respuestas colectivas, comunitarias de contención del coronavirus” puntualiza.

Hasta la fecha son 18 comunidades en la zona norte que están llevando a cabo este trabajo comunitario y se espera que se sumen más para combatir en conjunto el coronavirus.

Miriam invita a reflexionar sobre las enseñanzas de esta pandemia, y se pregunta qué estamos haciendo. Es una lección muy dura, finaliza la coordinadora de Ofraneh.

 

Un comentario en ““No estamos preparados como humanidad para frenar este coronovarirus”; Miriam Miranda

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.