Nación|Noticias Destacadas

Más del 70% de hondureños quedarían sin vacuna contra Covid-19, si Estado no garantiza acceso gratuito

Sin proceso de vacunación

Compartir

Acceso gratuito a vacunas contra la Covid-19 es una obligación ineludible del Estado de Honduras, dice expresidente del BCIE

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

 

El expresidente del BCIE, Federico Álvarez sostiene que, si bien la iniciativa del COHEP es positiva, esta no soluciona el problema para más del 70% de la población que trabaja en la pequeña y microempresa, están desempleados o forman parte de la economía informal

Tegucigalpa. Tras el anuncio de la firma del convenio entre el gobierno y el sector privado de Honduras para la compra de la vacuna contra la Covid-19, el analista y expresidente del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE), Federico Álvarez recordó que es una obligación del Estado garantizar el acceso a vacunas gratuitas a toda la población por igual.

Federico Álvarez

Álvarez afirmó que si bien la iniciativa del Consejo Hondureño de la Empresa Privada (COHEP) es positiva, también es limitada. Esto debido a que las pequeñas y microempresas, así como el sector informal y las mujeres que trabajan desde el hogar, quienes representan más de la mitad de la población económicamente activa, no podrán acceder a las vacunas contra la Covid-19 por lo que teme se esté creando el marco para una comercialización de vacunas.

«El Estado no puede evadir la responsabilidad de darle salud a toda la población por igual, y claro a mi me da mucho temor y ojalá que no se vaya a crear de esto un negocio y un comercio de vacunas porque no se trata de eso», dijo a Criterio.hn el expresidente del BCIE. Asimismo, agregó que «mientras Honduras no enfrente con seriedad este tema del Covid, la situación económica del país va a seguirse agravando», con el resultado de una «población enferma».

 

 

Previamente, a través de un tuit, Álvarez expresó que más del 70 por ciento de la población hondureña no tendría acceso a vacunas contra el Covid-19, si no las proporciona el sector público de forma gratuita y sin corrupción.

Álvarez subrayó que en la adquisición de las vacunas contra la Covid-19, no se puede repetir lo que ocurrió con la compra de los hospitales móviles. «Sí hubo dinero suficiente para botar 45 millones de dólares en esas chatarras que se compraron de hospitales, con eso se hubiera comprado todo el lote de vacunas necesarios para dar salud a su población. Ese es el tema que a mí me inquieta y no le puedo negar que me molesta, me tiene sumamente molesto, porque sé y valoro las consecuencias de tener una población enferma».

El analista económico expone que es entendible que la empresa privada quiera dotar a su población laboral con una vacuna pues esto ayudaría a reducir afectaciones en productividad y rentabilidad. Pero esto no impide que sea una obligación del Estado garantizar el acceso a vacunas gratuitas a toda la población por igual y no se convierta en un comercio donde la población pobre tenga que ver de dónde saca dinero para poder acceder a la vacuna. «Eso sería inaceptable», apuntó.

«Le repito, la iniciativa del COHEP es excelente, pero ¿a cuánta gente abarca?», cuestionó. «La población que podría recibir vacunas, que es mayor de 20 años en Honduras, son aproximadamente 6 millones de personas. La solución del COHEP significa el 5 por ciento de la población […] pero no es la solución para el país, es la solución para esa empresa privada» pero no para las pequeñas y microempresas que no podrán importar, comprar y distribuir las vacunas, lo que podría abrir el espacio para un comercio de vacunas, lo cual «me parece inaceptable», concluyó.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.