Actualidad

La impunidad de hospitales móviles prevalece más allá de las alertas internacionales

Compartir

Tegucigalpa. –En Honduras el repudio por la compra de siete hospitales móviles inservibles sigue vigente. La ciudadanía califica este hecho como una de las mayores estafas de los últimos años contra la administración pública.

Por ahora no todos los responsables están tras las rejas. Falta el proveedor de este equipo que sigue ofreciendo su producto en ferias mercantiles en Estados Unidos, a pesar de que en el país se supone los entes contralores lo buscan formalmente.

EL HECHO

Luego de conocerse el paradero de uno de los principales involucrados en la trama corrupta:  Axel Gamaliel López Guzmán, el Ministerio Publico publicó en sus redes sociales la solicitud de captura presentada ante Interpol, para que se proceda a emitir una alerta internacional y atrapar a López Guzmán, representante legal de Elmed Medical System INC, empresa que vendió al Estado de Honduras los famosos siete hospitales móviles.

 

En marzo de 2020 el gobierno, a través de Inversión Estratégica de Honduras (Invest-H), pagó 47.8 millones de dólares (1,200 millones de lempiras) a Axel López.

El Ministerio Público acusa a López de dos delitos de fraude en contra de la administración pública, un delito que habría dejado pérdidas al país, según el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA), por más de 1,174 millones de lempiras.

También lea: Invest-H reconoce que los hospitales móviles no son aptos para combatir el covid-19 

A pesar de la petición presentada por la Fiscalía, hay dudas sobre si ya fue tramitada como lo establecen los protocolos internacionales.

A través de su página web, la Policía Nacional afirmó que la alerta nacional ya se emitió y que la misma fue trasladada a Interpol. “La captura de esta persona depende de los protocolos del país donde el sujeto se ubica, en este momento luego de girar esta notificación roja, ya se realizan las investigaciones para dar con el paradero de Axel López y ponerlo a la orden de la justicia hondureña”, expresó el portavoz policial, Kevin Hernández. 

Mientras se procesan las solicitudes, Axel López disfruta de su libertad. Hace unas semanas se encontraba en una feria médica en Estados Unidos, donde sigue ofreciendo hospitales móviles. En el evento, Rony Frazier, migrante hondureño lo sorprendió e interpeló por la transacción hecha en Honduras.

Frazier pidió explicaciones al inversionista, lo cuestionó por el equipo de mala calidad que vendió y por la sobrevaloración de la transacción. Ante la incomodidad, López pidió ayuda a la seguridad del evento para que sacaran al hondureño del salón.

Luego de ser expulsado, Frazier brindó la dirección de la oficina de Axel López al consulado nacional, llevándose la sorpresa de que era una dirección fantasma. Frazier criticó que, a pesar de la venta fraudulenta de hospitales móviles, Axel López todavía disfrute de su libertad.

¿Cuál es el procedimiento para activar una orden de captura internacional?

El abogado penalista, Marco Zelaya, contó varias experiencias que ha tenido en solicitudes de órdenes de captura a nivel internacional. Una de ellas presentada contra la representante de una organización no gubernamental acusada de estafa.

Zelaya comentó que el proceso es largo, primero un Tribunal emite la orden, posteriormente se lleva a la Policía Nacional, quien en el marco de la ley debe acudir a Interpol, para que la revisen y activen en los sistemas todas las alertas de captura internacional.

“Recuerde que no solo se trata de librar la orden, también se debe dar seguimiento a quien la recibe y tramita, recordemos que este es un procedimiento que incluye la colaboración de la Policía Internacional”, explicó Zelaya.

El abogado agregó “tiene que ser emitida por un órgano competente dentro del país, luego es enviada a la Policía Nacional y ellos la mandan a interpol. Interpol, de acuerdo a los protocolos, la suben al portal de alertas internacionales y después activan su ubicación y con ayuda de los gobiernos involucrados capturan al imputado”.

El Mirón

VERIFICACIÓN: ENGAÑOSO

Por la forma en cómo López disfruta de su libertad en Estados Unidos, Zelaya cree que el proceso de activación de alerta internacional todavía no se ha cumplido. “Si la alerta estuviese activa él tuvo que ser capturado en la feria de hospitales en Estados Unidos. Yo me atrevería a decir que la policía norteamericana es seria y responsable y creo que aún no cuentan con la autorización para capturar a alguien, es por eso que hay que darle seguimiento a este tema, y el Ministerio Público debe presionar para ello”.

A pesar de que el Juzgado de Letras de lo Penal con Competencia Nacional en Materia de Corrupción firmó la solicitud para que Interpol capture a Axel López, queda claro que el proceso de activación de alerta internacional todavía no se ha completado, por lo que lo aseverado por el Ministerio Público y la Policía Nacional se convierte en un hecho engañoso.

Marco Zelaya recalcó que una vez se completa el protocolo, el nombre del imputado aparece en el sistema de alertas internacionales, siendo este un parámetro para autoridades migratorias en todo el mundo.

En el portal oficial de alertas de Interpol, el nombre de Axel López ni siquiera aparece. Criterio.hn realizó una nueva búsqueda este miércoles 29 de septiembre y sigue sin aparecer en el sitio de Interpol. En función de la explicación de Zelaya, esto significa que hay pasos pendientes y que los órganos contralores nacionales no han presionado como se debe.

UN INSULTO A VÍCTIMAS DE LA PANDEMIA

Marco Zelaya cuestionó la falta de agilidad de la justicia hondureña, para garantizar que la alerta internacional se active a la brevedad. “Si no se le captura será una burla para el pueblo hondureño. Es un irrespeto no capturarlo luego de emitir esta orden”.

Zelaya sí cree que la carta presentada por el Ministerio Público es verídica, pero duda de que el proceso se haya completado. “Es un caso que debe aclararse a la brevedad posible. El Tribunal sí libró la orden de captura, sin embargo, desconocemos si se siguieron los trámites correspondientes”.

El director ejecutivo del Foro Nacional de Convergencia (FONAC), Omar Rivera, cuestionó el papel de la policía internacional, al acusarla de no brindar la misma colaboración que Honduras da, cuando un gobierno amigo desea capturar a alguien en tierras catrachas.

“Creo que es necesario que la justicia actúe contra esa empresa, ahora lo que deben hacer es traerlo acá, porque lo que se entregó no es compatible con lo que se pagó. Cuando acá nos piden apoyo para hacer captura por parte de Interpol, rapidito se colabora, y cómo es posible que ahora que nosotros necesitamos no se nos trata igual, no es justo”, manifestó Rivera.

Con respecto a los tramites para activar la alerta, Rivera enfatizó que “lo importante es garantizar que la solicitud de apoyo internacional esté formalizada de acuerdo con los estándares internacionales, lo que hay que pedir ahora es reciprocidad. Creo que, al margen de las acciones entre operadores de justicia, formalmente el gobierno debe hacer protesta porque no se está cumpliendo la captura”.

LOS AUTORES INTELECTUALES TAMBIÉN DISFRUTAN DE IMPUNIDAD

A los exfuncionarios de Invest-H, Marco Antonio Bográn Corrales y Alex Alberto Morales Girón, los enviaron a prisión por ser responsables de los delitos de violación a los deberes de los funcionarios y fraude contra el Estado, cometidos en la compra de los siete hospitales móviles.

Según el Ministerio Público, el costo de las siete unidades móviles y sus plantas de tratamiento fue sobrestimado en 47 millones de dólares, siendo una compra al margen de lo que establece la Ley.

A través de una investigación, el Consejo Nacional Anticorrupción (CNA) estableció que el valor real de mercado de los hospitales móviles corresponde a un treinta y un por ciento (31 %) del monto pagado, es decir, USD 14,925,314.47.

Marco Zelaya cree que el Estado debe investigar más allá de la responsabilidad de Bográn. Afirma que es necesario revisar si hay otros funcionarios de mayor categoría involucrados en el asunto.

Cuando recién se efectuó la compra, funcionarios del Gobierno de Juan Hernández defendieron el proceso. Hace unas semanas, Ebal Díaz, exministro de la Presidencia, dijo “la compra de los hospitales móviles es una decisión políticamente correcta, ni en cinco años hubiéramos hecho siete hospitales, la construcción de un hospital en la obra gris, hubiese llevado unos 18 meses”.

Leer más: Envían a prisión a Marco Bográn y Alex Moraes por compra de hospitales móviles

A más de un año de la compra de los siete hospitales, ninguno está funcionando para tratar a pacientes graves de COVID-19. Por el momento no hay nadie más allá de Marco Bográn y Morales Girón procesados por el fraude cometido contra el Estado. Todavía falta Axel López, y quienes le dieron la orden a Bográn de hacer una de las adquisiciones más polémicas de las últimas décadas.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.