Actualidad|Noticias Destacadas

Tras 10 años de espera condenan a responsables por muerte de 360 privados de libertad calcinados en 2012 en Comayagua

Compartir

 

Por: Viena Hernández

Tegucigalpa. – Una noche de gritos de desesperación, el sonido de explosiones, olor fétido, fuego hasta el cielo y una capa de humo negro es lo que se recuerda del 14 de febrero de 2012, donde murieron calcinados 360 privados de libertad en la granja penal de Comayagua en la zona central de Honduras.

Han pasado 10 años de la tragedia que dio la vuelta al mundo y de la que pocos tuvieron la oportunidad de sobrevivir.

El Ministerio Público señaló que, según investigaciones, el incendio inició en el módulo 6 del recinto carcelario. En esa parte, se encontraban 106 privados de libertad, la celda contaba con dos puertas, pero estas no fueron abiertas, lo que permitió la muerte de los reos, unos quemados por las llamas, otros sofocados debido al humo y otros ahogados en pilas intentando controlar el calor y el ardor en su piel.

 

El fuego se extendió a otros módulos cercanos y en total fueron 360 los reos que fallecieron en esas fatales circunstancias.

Debido a la carga probatoria que el Ministerio Público presentó a través de la Fiscalía Especial de Derechos Humanos (FEDH), complementada con análisis científicos realizados por la Dirección General de Medicina Forense, pericias de la Dirección Policial de Investigaciones (DPI) y los testimonios de testigos protegidos anunciaron que lograron esclarecer el caso.

El director del centro penal en ese tiempo, Wilmer Obdulio López y los custodios Rito Yánez Licona y Santos Soriano López habían sido absueltos de toda responsabilidad penal en marzo de 2017, es decir, se les declaró inocentes, excepto a José Mejía quien fue sentenciado por violación a los deberes de los funcionarios.

Lea también: Sociedad civil pide retirar policías y militares de las cárceles y una intervención del MP

Sin embargo, el tres de marzo de 2022, la Sala de lo Penal de la Corte Suprema de Justicia (CSJ) ordenó la repetición del juicio oral y público, lo cual sucedió luego del recurso de casación interpuesto por el Ministerio Público contra esa sentencia absolutoria.

El Ministerio Público indicó que el exdirector del recinto, Wilmer Obdulio López Irías y el encargado de las llaves esa noche, José Víctor Mejía, han sido encontrados culpables por 360 homicidios culposos y violación de los deberes de los funcionarios.

En cuanto a Rito Yánez Licona y Santos Soriano López, se les encontró culpables por violación a los deberes de los funcionarios, pues estaban encargados de la seguridad del recinto, siendo responsables de la protección de los reclusos.

Según los argumentos del Ministerio Público, las autoridades y encargados del recinto eran quienes debían tomar las decisiones para salvaguardar la vida de los privados de libertad, pero fue más importante para ellos en asegurar el perímetro.

Además, apuntan que pudieron haber fallecido más presidiarios si algunos de ellos no hubieran tenido la posibilidad de romper los candados de los portones de los demás módulos para escapar de las llamas.

Lea también: Con pruebas falsas y manipulaciones, el MP pretende encarcelar a los defensores de Guapinol

Se espera que el 17 de julio de 2022 se desarrolle la audiencia de individualización de la pena en el Tribunal de Sentencia de Comayagua. Según indicó el Ministerio Público, solicitarán la pena mínima por el delito que suma el homicidio de las 360 víctimas, lo que indicaron equivale a 1,800 años de cárcel para el exdirector y el exencargado de las llaves de la cárcel.

A través de un vídeo, la EITB Radio Televisión Pública Vasca, compartió a finales de febrero de 2012 algunos testimonio de sobrevivientes del mortal incendio. Los presidiarios exponían que estaban vivos de milagro, únicamente porque estaban un poco alejados de las llamas, sin embargo, sufrieron fuertes quemaduras que les recuerdan esa fatal noche.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

El comentario no puede estar vacío
Por favor rellene el usuario
Es necesario escribir un correo válido

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.