En Choluteca claman retorno seguro para pobladores varados en la zona norte

Por: Redacción CRITERIO

redaccion@criterio.hn

Foto: redes sociales

Tegucigalpa. –Los habitantes de la comunidad de Ojo de Agua, en el municipio de El Triunfo, departamento de Choluteca en la zona sur de Honduras, claman ante las autoridades gubernamentales por un retorno seguro para sus paisanos que quedaron sin empleo en la zona norte por la crisis sanitaria del Covid-19.

Lea además: Pobladores de San Pedro Sula y Choloma se toman las calles exigiendo comida

Los ciudadanos de Ojo de Agua conformaron un Comité de Gestión de Retornados, pues ellos tienen en lista un número significativo de personas que han migrado a la zona norte de Honduras y que ahora han quedado desempleados por el cierre de empresas maquiladoras, donde han venido laborando en los últimos años.

“Presentamos solicitud formal ante el mando intermedio del comité de excepciones de la secretaria de Seguridad, para que les pudieran dotar su salvoconducto, además tienen conocimiento de esto la región de Salud número 6, Cruz Roja, Conadeh, alcaldía municipal, organizaciones de derechos humanos, la mancomunidad y C-Libre, entre otras”, reza un manuscrito firmado por líderes comunitarios.

Según Rubén Romero, representante del Comité de Gestión de Retornados de la Comunidad de Ojo de Agua, el número de “paisanos” que trabajan en maquilas es significativo, razón por la cual, contó que se ha integrado el comité que cuenta con el apoyo de la iglesia católica, la junta de agua, el patronato, el centro de salud y el alcalde auxiliar de la comunidad.

“Para garantizar el retorno seguro, para todos, se ha elaborado un protocolo de retorno que incluye la salida, el trayecto y la llegada. Esto fue respaldado por expertos en salud, seguridad y derechos humanos, pero pese a nuestra voluntad no hemos podido hacer la entrega a la gente de Sinager (Sistema Nacional de Gestión de Riesgos)”, lamentó Romero.

Al respecto, el Comité por la Libre Expresión (C-Libre) —una organización de derechos humanos— emitió un pronunciamiento que demanda con urgencia una pronta respuesta para los miles de hondureños que se encuentran varados fuera y dentro del territorio nacional a consecuencia de las medidas impuestas por el gobierno hondureño ante la pandemia del Covid-19.

C-Libre advierte que “las restricciones en la movilidad, que aún permanecen en vigencia, conllevaron a suspensiones laborales específicamente a empleados del sector maquilero en la zona norte del país, epicentro de fuentes de empleo para ciudadanos originarios de todo el territorio”.

“En la actualidad son miles de hondureños que buscan retornar a sus hogares. Ciudadanos que actualmente se encentran en situación de calamidad doméstica al no tener un ingreso salarial que les permita comprar alimentos, pagar vivienda y servicios públicos; tampoco cuentan con la estabilidad emocional que brinda el núcleo familiar”, denuncia C-Libre.

Trato Igualitario y derecho a la familia

C-Libre exige además el cumplimiento del artículo 60 de la Constitución de la República que establece un trato igualitario a la ciudadanía sin excepciones y que de manera literal señala: “todos los hombres nacen libres e iguales en derechos. En Honduras no hay clases privilegiadas. Todos los hondureños son iguales ante la ley. Se declara punible toda discriminación por motivo de sexo, raza, clase y cualquier otra lesiva a la dignidad humana”.

El pasado 20 marzo el titular de la secretaria de Seguridad, Julián Pacheco, anunció que “los extranjeros que se encuentran en el territorio nacional y quieren regresar a sus países pueden hacerlo por vía terrestre o aérea, previa autorización del salvoconducto del Sinager”.

La medida gubernamental resulta un tanto incoherente, ya que mientras permite el ingreso de los extranjeros que residen en el país, niega que los connacionales se movilicen internamente en casos de necesidad, como está ocurriendo en la comunidad de Ojo de Agua, donde varios ciudadanos se están enfrentando a riesgos al ingresar por puntos ciegos para evitar ser detenidos por la policía.

Por otra parte también se violenta el derecho a la libre circulación y residencia, determinado en el Artículo 81  de la Constitución de la Republica que refiere que “toda persona tiene derecho a circular libremente, salir, entrar y permanecer en el territorio nacional… Nadie puede ser obligado a mudar de domicilio o residencia, sino en los casos especiales y con los requisitos que la ley señala”

La normativa del derecho internacional de los derechos humanos también reconoce el derecho de toda persona a salir libremente de cualquier país, a regresar a su país y circular libremente por el territorio del Estado en el que haya entrado legalmente. Así, el derecho a la libre circulación de personas quedaba recogido, incluso, para tiempos de conflicto armado en el art. 35 del Convenio de Ginebra sobre la Protección de las Personas Civiles en Tiempos de Guerra (Convenio IV) (1949).

Mientras la comunidad de Ojo de Agua, implora apoyo a la secretaría de Seguridad y a Sinager, para garantizar un retorno seguro para decenas de personas, los restos del expresidente de Honduras, Rafael Leonardo Callejas, fueron ingresados vía aérea en un avión de las Fuerzas Armadas de Honduras. Callejas esperaba ser sentenciado por actos de corrupción a lo interno de la FIFA.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.