Dictamen de reformas electorales no contiene transformaciones tecnológicas para evitar otro fraude

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn 

 

Tegucigalpa, Honduras.- “Si hoy fueran las elecciones en Honduras, el cartel del narcotráfico que dirige al país seguiría en el poder”, dijo este viernes a Criterio.hn el diputado Luis Redondo, quien es miembro del Partido Innovación y Unidad Social Demócrata (PINU-SD), después de ver el dictamen que se discutirá en el Congreso Nacional para la aprobación de una nueva ley electoral que rija los comicios electorales de 2021.

El próximo 13 de septiembre debe hacerse la convocatoria a elecciones por parte del Consejo Nacional Electoral (CNE), sin embargo, los diputados de las distintas fuerzas políticas mayoritarias (Partidos Libre, Nacional y Liberal), siguen sin alcanzar acuerdos para aprobar la nueva Ley Electoral.

El dictamen está listo, pero los congresistas no se ponen de acuerdo en cuanto a la integración de las mesas electorales y a un aspecto fundamental: ir o no a las elecciones de 2021 con un nuevo censo electoral.

Para Redondo, quien es ingeniero informático y experto en temas tecnológicos, el fraude está garantizado porque el dictamen encaminado a convertirse en ley no establece cambios tecnológicos y no prioriza votar con una nueva identidad y tampoco con un nuevo censo electoral.

El congresista del PINU-SD piensa que “la realidad es que, en la comisión de dictamen, que yo ya vi el dictamen, no hay una tan solo una reforma que garantice ningún proceso tecnológico que venga a garantizar que no se haga fraude”.

Redondo también criticó el supuesto sistema de ciberseguridad actual, ya que las claves y credenciales están manejadas por el propio gobierno, encabezado por Juan Hernández, significando esto -según él- que “los procesos electorales están mal diseñados y en manos de criminales, ya que ellos tienen los accesos”.

Redondo asegura que el sistema para habilitar a los electores sigue siendo manual, por lo que no hay mínimas garantías para que continúe sucediendo la suplantación de votos en las mesas electorales.

Nota relacionada Secretario del Partido Liberal prevé nuevo caos poselectoral por falta de reformas electorales

“Para garantizar un proceso transparente y limpio tiene que haber una nueva ley electoral, que nadie pueda votar en una mesa si no es por una huella de validación dactilar que habilite al ciudadano para votar. Como cuando usted va al cajero del banco, que se valida automáticamente”, explica.

Redondo expone que no se puede confiar en un proceso en donde los electores no cuenten con un sistema de validación y que, evidentemente, tampoco existan auditorías para auditar ese sistema, algo que a su criterio debería hacerse con tiempo de antelación.

“La gente que adelanta que habrá un fraude electoral se basa en que no hay ningún cambio sustancial, no hay ninguna reforma electoral que garantice a la gente que vaya a respetarse su voluntad electoral” concluye.

No existe claridad en cuanto a las reformas constitucionales, como la segunda vuelta en la cual se necesita mayoría calificada, es decir, 86 votos en el Congreso, asimismo temas como la reelección presidencial tampoco será solventada por el Poder Legislativo, por lo que de acuerdo a la interpretación del oficialismo, la misma continúa abierta hasta que este poder del Estado tome una decisión al respecto.