CRITERIO.HN: cinco años de “jorobar” al poder

CRITERIO.HN

Tegucigalpa.-Hace cinco años iniciamos este sueño que hoy se ha hecho realidad. Llevamos nuestro pensamiento, contamos historias, relatamos hechos, mostramos evidencias, en fin, informamos.

Seguimos creciendo y a medida pasa el tiempo los retos y las metas, crecen también. No es ambición por fama o por obtener aplausos, reconocimientos, premios o galardones, es simplemente una misión que nos hemos trazado para dar a nuestro país un periodismo independiente, que incomode al poder.

Surcando esa ruta nos hemos encontrado con rosas, pero más con espinas, que hieren y atacan cuando se sienten afectadas al verse descubiertas y evidenciadas por su mal proceder.

También lea: C-Libre registra agresiones contra CRITERIO.HN

Honduras y el mundo se enfrentan ahora mismo a una pandemia que le ha quitado las máscaras a muchos virulentos y corruptos, quienes por años han dilapidado los fondos públicos en detrimento de una noble población, que hoy se encuentra encerrada, llorando su desgracia y miseria, porque el hambre y la enfermedad han llegado para quedarse.

Pero, bueno, no nos vamos a detener en descifrar tantas cosas, mejor vamos a seguir dando una mirada retrospectiva de nuestro trabajo y recordar cómo el 1 de mayo del año 2015 fundamos este medio de comunicación, en medio de precariedades económicas y una avalancha de leyes de control y de bloqueos en el acceso a la información pública, que desde un inicio han sido una barrera para informar.

Pese a las vicisitudes hemos seguido firmes en nuestras convicciones y nuestros anhelos de construir un “periodismo amplio e incluyente” para darle cabida a aquellos sectores que no tienen espacio en la prensa tradicional y corporativa. Y para el dolor de pocos y satisfacción de muchos, estamos contribuyendo en abrir una ventana, una válvula de escape para conocer la otra verdad, esa que es escondida por la prensa tradicional, aquella que se acomoda porque es parte del poder.

Tenemos claro que estar de este lado, acompañando las causas justas, nos hace vulnerables y presas fáciles de los ataques y campañas de desprestigio, miedo y terror, sin embargo, escogimos este camino porque es más reconfortante y eso nos llena de satisfacciones inimaginables que van más allá de lo material.

El dinero puede comprar cosas materiales, pero jamás la dignidad, y en nuestro caso, como nuestro valor no está en venta, no existe precio que le atine a nuestra pluma y pensamiento.

Muchas «gargantas asalariadas» que actualmente se han dado a la tarea de emprender una campaña, mañana, tarde y noche, metiéndole en la cabeza a la gente que solo lo que ellos dicen es la verdad, porque son los representantes de los medios serios, con una larga trayectoria, profesionalismo, y no sé qué otras cosas más. Estos peones de los titiriteros perfumados son tan nefastos que también han emprendido una cruzada para presionar para que en el Congreso Nacional aprueben en su tercer y último debate la Ley de Ciberseguridad, con la que los corruptos sepultarán la libertad de expresión a través de las redes sociales y medios digitales, que están contando las historias que muestran sus abusos y actos de corrupción.

La alianza perversa, es perfecta y ya está alineada, cuenta con los votos de los diputados “pandoros”, el respaldo de los fiscales acomodados, y de jueces y juezas torcidos, más el aval de los medios que tranzan con el poder. Solo resta una levantadita de mano y todo estará consumado.

Sin embargo, les queremos adelantar que estarán cometiendo un craso error porque el internet no tiene fronteras, tampoco tiene dueño ni centro de control.

Además de nuestro quinto aniversario, hoy se conmemora el Día Internacional de los Trabajadores, una fecha en la que el movimiento obrero mundial sale a las calles a pelear por sus reivindicaciones laborales.

Los orígenes del Día Internacional de los Trabajadores se remontan a 1886 en Estados Unidos, para conmemorar la gesta de los Mártires de Chicago por reivindicar el derecho a una jornada laboral de ocho horas.

Hoy como periodistas y como ciudadanos extrañaremos la marcha de los trabajadores, por primera vez desde 1954 cuando se gestó la lucha bananera y los obreros hondureños lograron la aprobación del Código Laboral. Por el Covid-19 se hará una pausa a la acostumbrada caminata por las calles y avenidas en demanda por las conquistas que han sido conculcadas por un modelo neoliberal atroz y sanguinario, y que en Honduras se profundiza más por la corrupción y la entrega total de sus gobernantes al capital transnacional.

Tampoco celebraremos nuestro quinto aniversario, pero si asumiremos un nuevo compromiso y es el de ponerle más garra y colmillo a nuestra función de informar. Así que, para atrás ni para tomar impulso, vamos y seguiremos de frente, construyendo alianzas estratégicas a nivel local e internacional, porque estamos convencidos de que, si solos somos fuertes, unidos somos invencibles.

Concluimos estas líneas extrañados y extrañadas porque no sabemos porque escribimos con tanta virulencia. ¿Será por el Covid-19 o porque ya nos hartamos del virus de la hipocresía y la maldad que anda suelto atacando y matando a quien se le cruce por el camino?

La verdad, no lo sabemos…

Un comentario en “CRITERIO.HN: cinco años de “jorobar” al poder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.