Tentáculos de la corrupción sacuden a Honduras desde INVEST-H

  • Empresas que dilapidaron el Seguro Social son nuevamente proveedoras
  • En la lista aparece una empresa offshore de Panamá
  • Esposo de la diputada del Partido Nacional, Walesa Zelaya Portillo, forma parte de los negocios beneficiados
  • En este trabajo de periodismo de profundidad le decimos quienes están detrás de las empresas del nuevo saqueo

 

Por: Redacción CRITERIO.HN

redaccion@criterio.hn

Tegucigalpa. – Políticos y empresarios ligados al gobierno forman parte del grupo que ha esquilmado nuevamente las arcas del Estado de Honduras, esta vez con los fondos de emergencia por el Covid-19, profundizando así, la tragedia que esta pandemia está dejando en la salud y la economía de los más pobres.

De acuerdo con documentos oficiales, Dimex Médica, sería la empresa mayormente favorecida con las compras directas realizadas por el gobierno, a través de la Oficina de Inversión Estratégica de Honduras (INVEST-H), en la emergencia provocada por el coronavirus (Covid-19).

El 26 de marzo pasado, DIMEX, que es propiedad de Juan Francisco Melgar Milla y Ricardo José Girón, recibió de INVEST-H la adjudicación del contrato 011-2020 por valor de 4 millones 732 mil 537 dólares con 50 centavos (116 millones 278 mil 446 lempiras) para la venta de 150 ventiladores mecánicos, 7,500 circuitos paciente descartable adulto y 900 circuitos paciente descartable pediátrico.

Asimismo, el 10 de abril, también le adjudicaron el contrato 021-2020 por un total de 2 millones 689 mil 920 dólares, equivalentes a 66 millones 91 mil 334 lempiras con 40 centavos.

INVEST-H es una entidad adscrita a la Secretaria de Coordinación General del Gobierno, que en la actualidad es coordinada por Marco Antonio Bográn Corrales –sobrino de Arturo Corrales- el sabelotodo que en los gobiernos nacionalistas y liberales ha ocupado importantes cargos, que, de acuerdo a los cuestionamientos de diversos sectores, solo ha utilizado para acarrear riqueza mediante actos de corrupción y abuso de poder.

Son varias las acusaciones corrupción vertidas contra Marco Antonio Bográn Corrales y el resto de los funcionarios a cargo del manejo de la emergencia sanitaria, situación que se genera por las compras directas de equipos y materiales de mala calidad y a precios sobrevalorados. 

¿Pero de quiénes son las empresas?

Juan Francisco Melgar Milla, representante legal de Dimex, forma parte de una red de sociedades mercantiles que se ligan entre sí. Es socio de cuatro empresas más, todas ligadas con el sector de la medicina, Zeus Laboratorios, Droguería Internacional, Droguería Laboratorio y Distribuidora Americana y Laboratorio Clínico Especializado. Melgar Milla es el secretario de la empresa offshore de Panamá, Millenum World International Corp. S.A, que opera haciendo envíos a Colombia.

Entre tanto, Ricardo José Girón, el otro socio de Dimex, forma parte de otras siete sociedades mercantiles que lo ligan con los socios de otras empresas. Dimex fue mencionada a inicios del 2014 entre las empresas que participaron en el escandaloso saqueo al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS), dinero que, según investigaciones, en parte sirvió para los gastos de las campañas políticas del Partido Nacional en las elecciones internas y generales del 2013 y 2014.

Según cálculos de expertos en economía, sólo entre el 2010 y 2014, los políticos de ese partido, empresarios y funcionarios del gobierno nacionalista se robaron del IHSS, 6 mil trecientos millones de lempiras, provocando precariedad en la atención de los servicios médicos. Se dice que la calamidad ocasionada provocó al menos tres mil muertos.

Lastimosamente la falta de independencia del Ministerio Público y del sistema judicial permite impunidad y deja libre a los principales involucrados de ese acto criminal. Y es por eso por lo que en la lista de proveedores del Estado se ve normal que aparezcan los nombres de funcionarios o de sus parientes, tal como ocurre en la emergencia del Covid 19 con Juan José Lagos Orellana, esposo de la diputada del Partido Nacional, Walesa Zelaya Portillo.

La congresista Zelaya Portillo, no solo es la esposa del representante legal de GyT, Juan José Lagos Orellana, sino también es su socio en otra de sus empresas mercantiles.  

Lagos Orellana es dueño de seis sociedades mercantiles y entre sus socios está, su cuñado, el exdiputado nacionalista, Rodolfo Zelaya Portillo.

De acuerdo con información oficial contenida en la orden de compra 019-2020 y la factura proforma 0943, de fecha 10 de abril, a GyT, que es propiedad del esposo de la diputada Zelaya Portillo, INVEST-H le adjudicó un contrato de 50 millones 836 mil 500 lempiras por la venta de 474,000 mascarillas médicas N-95.

Una de las empresas de ellos se denomina Panificadora Rey, inscrita con matricula 74270 del Registro Mercantil. Allí figuran como socios Lagos Orellana, Rodolfo Zelaya Portillo, Karen Viviana Zelaya Portillo y Waleska Zelaya Portillo.

Otros que resultaron favorecidos por INVEST-H y su director, Marco Bográn, son los socios del Grupo Técnico S. de R.L, a quienes les adjudicó el contrato 022-2020 por la cantidad de 6 millones 630 mil dólares para la venta de 200 ventiladores mecánicos.

Esta empresa, que es propiedad de Sandra Sofía Alvarado Lagos de Ramírez, Raúl Antonio Alvarado Lagos y sus hijos, Rafael Alexander Alvarado y Carla Dalila Alvarado se encuentra registrada con matricula 73332 del Registro Mercantil de Tegucigalpa.

Raúl Antonio Alvarado Lagos y su familia, también son propietarios de las empresas, Rentamedic y Tecnología Médica Avanzada S. de R.L. (TECMA) ambas proveedoras del Estado y mencionadas en actos de corrupción. TECMA, por ejemplo, en el 2011 estafó al Instituto Hondureño de Seguridad Social (IHSS) mediante la venta de diez ambulancias sobrevaloradas, y pese a eso, el gobierno lo siguió favoreciendo con los contratos multimillonarios del Estado.

En enero del 2013, la Junta Interventora menciona en su informe, que TECMA le vendió al IHSS 10 ambulancias por 1 millón 378 mil de lempiras ($72,972), cada una y que el valor real solo era de 500 mil de lempiras (26,483 dólares cada unidad). Sin embargo, según registro del Sistema Integrado de Administración Financiera (Siafi), los contratos continuaron y hasta finales del 2018 Alvarado Lagos recibió 83 millones de lempiras ($3.5 millones) por contratos con la Secretaría de Salud y la Comisión Permanente de Contingencias (Copeco).

En esa misma dirección, como proveedor del Estado durante la pandemia del Covid-19 también figura Arturo Maduro, dueño de la empresa Access Telecom, compañía que según la orden de compra 017-2020 la representa su propietario, de quien muchos dicen que es pariente cercano del expresidente de la República por el Partido Nacional, Ricardo Maduro.

A esta empresa la beneficiaron con un contrato de tres millones 547 mil 500 dólares por la venta de equipo de bioseguridad.

El 8 de abril, mediante la orden de compra 018-2020 la Distribuidora Comercial Hondureña, S.A. (DICOHONSA), le vendió a INVEST-H 250 mil mascarillas a razón de 140 lempiras cada una. El monto total de esta transacción es de 35 millones de lempiras. Conocedores del tema aseguran que ese precio es demasiado alto.

El gobierno registra que Axel López, el representante de Elmed Medical, la empresa que vendió los hospitales móviles representa también a DICOHONSA.

El pasado 26 de marzo INVEST-H emitió la orden de compra 012-2020 concediéndole un contrato de 4 millones 679 mil 950 dólares con 88 centavos a la compañía Sistemas e Imágenes Médicos S de RL (SIMEDIC) por la compra de 150 ventiladores mecánicos. Los productos fueron cobrados el mismo día según factura proforma 002-2020.

El 31 de marzo y mediante orden de compra, 013-2020 SIMEDIC le vendió a INVEST-H otros 150 ventiladores mecánicos por un valor de 4 millones 222 mil 37 dólares con 50 centavos. Llama la atención, que entre el 26 y el 31 de marzo SIMEDIC no vendió ni tan siquiera una jeringa o al menos una mascarilla, porque la factura de este nuevo contrato es la 003-2020, correlativo de la emitida en el contrato anterior. El contacto de INVEST-H en esta compañía solo es conocido como Marco Mejía. 

De igual manera, el 9 de abril, INVEST-H emitió la orden de compra 015-2020 a favor de la empresa coreana Bioneer por un millón 875 mil dólares por la compra de 250 mil pruebas rápidas para detectar el Covid-19.  De acuerdo con la orden de compra, la empresa proveedora se comprometió a hacer un primer envío de 100 pruebas entre el 10 y 15 de abril, una segunda entrega de 100 mil pruebas más el 17 de abril y una tercera y última entrega de las 50 mil pruebas restantes el 24 de abril.

INVEST-H emitió además el   17 de abril la orden de compra número 26 a favor de la empresa de envíos internacionales DHL por un valor de 14,568 lempiras por el servicio de desaduanaje de dos guías áreas sobre la primera entrega de 100 mil pruebas enviadas por la empresa Bioneer.

Las compras directas continuaron el 14 de abril con la orden de compra 025-2020 a favor de la Droguería Nacional para la venta de 7000 unidades de microdacyn solución antiséptica, por un valor de 6 millones 137 mil 250 lempiras. Esta compañía es propiedad de las familias Barleta y se ubica en San Pedo Sula.

Premio por violar derechos

Pese a que varias empresas maquiladoras han dejado sin trabajo a miles de obreros de la costa norte, no podía quedarse fuera de estas millonarias negociaciones la Asociación Hondureña de Maquiladores (AHM), que es presidida por el excanciller de la República y líder del Partido Nacional, Mario Canahuati.

En la junta directiva de esta asociación también es miembro Jesús Canahuati hermano de Mario y amigo personal del presidente de la República, Juan Hernández.

El 17 de abril, INVEST-H les adjudicó a los maquiladores, la orden de compra directa 027-2020 para la venta de nueve millones de mascarillas de tela, por un valor de 3 millones 150 mil dólares.

INVEST-H registra como contacto con los maquiladores a Rossana García, pero la verdad es que detrás de ella están las familias poderosas de los Canahuati, Facussé, Kattán, Sikaffy, Kafati y Jaar, entre otras, que estrechamente se ligan con la política y actividades económicas del gobierno.

El Hotel Alameda también fue beneficiado con la orden de compra 14-2020 por el hospedaje, alimentación y bebidas de 5 personas contratadas por INVEST-H en el marco de la emergencia del coronavirus. A este hotel le cancelaron 101 mil 199 lempiras con 40 centavos.  El director de INVEST-H, Marco Bográn, ha argumentado la contratación del hotel para evitar el contagio de los empleados de su oficina.

Este contrato, cuya orden de compra se emitió el 15 de abril, se sale de la norma de la emergencia porque para el propósito de cuarentena el gobierno acondicionó el Gimnasio número 1 de la Villa Olímpica, para lo cual se supone se invirtió 757,626.84 lempiras.

Los Hospitales

Mediante las órdenes de compra Marzo-2020-e-RFQ y Marzo 30-2020-e-RFQ2 INVEST-H le adjudicó mediante compras directas a ELMED Medical Systems, Inc.  DBA Hospitales Móviles, dos contratos para la venta de 7 hospitales móviles y 7 plantas de tratamiento de residuos médicos. El valor de estos contratos es de 47 millones 500 mil dólares.

Elmed Medical es una compañía fabricante y distribuidor de equipos médicos, que se sitúa en Orlando Florida, Estados Unidos. Su sitio web informa que desarrollan soluciones para facilitar servicios críticos en áreas remotas o de difícil acceso.

Estas unidades móviles las construyen en contenedores expandibles de 4 hasta 13 metros de largo que pueden extenderse y proveer unos 75 metros cuadrados, que “adicionalmente pueden conectarse entre sí ofreciendo soluciones modulares para servir en proyectos complejos como hospitales móviles desde 20 hasta 500 camas”, dice Elmed Medical System en su página web.

El presidente de Elmed Medical es Axel López, quien además es presidente de American Business, links, corp y gerente general de Vertisa Medical waste technology. 

Otros contratos

La Constructora Serrano Colindres y Asociados S. de R.L. (COSCO) es bastante desconocida, pero le pagaron 16 millones de lempiras por dos contratos. Uno que contempla la preparación del terreno y la instalación del hospital de aislamiento móvil en Juticalpa, Olancho, y el otro, por hacer la misma labor, en La Ceiba, Atlántida. El representante legal de esta empresa es Wiliams Serrano Portillo.

Asimismo, le otorgaron un contrato para la supervisión de la construcción de plantel e instalación del hospital de aislamiento en Danlí, El Paraíso, a la empresa, Servicios Técnicos de Construcción y Consultoría, S. de R.L. (SETCCO). 

El costo de esta supervisión es de 1 millón 201 mil 386 lempiras con 76 centavos. Según INVEST-H, a SETCCO lo representa, Danilo Rodríguez Villanueva, un proveedor de bienes y servicios de la Alcaldía Municipal de Tegucigalpa.

La situación es alarmante y ya son muchas las denuncias por corrupción que se han divulgado en los medios de comunicación y en las redes sociales. No obstante, los entes contralores del Estado parecen estar cegados por los intereses que representan y un ejemplo claro es el Tribunal Superior de Cuentas, encargado de auditar a los proveedores.

Sin dar muchas explicaciones el portal de INVEST-H informa que en el marco de emergencia por el Covid 19 se ha ejecutado 2 mil 38 millones 795 mil 799 lempiras con 54 centavos.

Puede descargar aquí:

La solicitud de compras en el marco de la emergencia sanitaria

Las órdenes de compra 

Pagos realizados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.